La Colina de Peralías
01.12.2023

«Todas las piezas rotas». John Boyne

por Dolores Álvarez

 

“Una historia conmovedora sobre una anciana que debe enfrentarse a su terrible pasado. Una secuela magistral de El niño con el pijama de rayas”.

Todas las piezas rotas, de John Boyne, es la continuación en el tiempo de un horror que no te deja tranquila. Es la historia de una anciana de 91 años, la hermana del protagonista de “El niño con el pijama de rayas”, que vive atrapada en sus horribles recuerdos y que no soporta las injusticias, aunque ella se siente culpable por lo que vivió y no denunció en su momento.

¿Qué pasó con la hermana y los padres de Bruno, el niño que hablaba por la alambrada con su amigo Shmuel? ¿Sobrevivió la familia a la guerra y los horrores del nazismo?.

Gretel Fernsby, protagonista de la historia, es ahora una anciana de 91 años y vive en Londres en un apartamento de una de las zonas más acomodadas de la ciudad. Es la hermana de ese niño que nos cautivó y nos mostró, a través de su amigo, cómo vivían los presos y cómo eran las instalaciones del campamento nazi.

Gretel entabla amistad con unos nuevos vecinos que vienen a vivir al piso de abajo, sobre todo con el niño, Se va percatando de los sufrimientos de la madre y del niño acompañados por un padre que los maltrata. Una noche, tras ser testigo de una violenta discusión entre la madre de Henry y su dominante padre, Gretel se enfrenta a la oportunidad de expiar la culpa, el dolor y el remordimiento y hacer algo por salvar a un niño, por segunda vez en su vida. Pero para ello se verá obligada a revelar su verdadera identidad, que ocultó tras la guerra por temor a la culpabilidad de ser hija de su padre, conocer los horrores…

¿Hasta qué punto una niña de 12 años puede sentirse culpable de los tremendos crímenes que cometió su padre como comandante en Auschwitz? ¿Tenía ella conciencia a esa edad de lo que su padre estaba haciendo y que también su madre ocultaba? A lo largo de esta novela Boyne nos va interpelando y haciendo reflexionar sobre la posible culpa de esta preadolescente, nacida en el seno de una familia en la que el padre no tuvo ningún tipo de escrúpulo por seguir el mandato del dictador Hitler y que ejecutó órdenes para la muerte de muchas personas.

La trama transcurre entre varias ciudades por donde Gretel va tratando de ocultar su identidad por temor a las represalias, pasa por París en 1946, después Sidney de la que se aleja por no soportar el clima y por último Londres desde 1953 a 2022. Boyne va dando pasos atrás y adelante en su historia y esta circunstancia te hace elevar la curiosidad en la lectura, hay momentos que no puedes dejarla porque crees que va a confesar su verdadera identidad.

Gretel es una anciana amable que vive con los recuerdos más terribles y también con los momentos más agradables que ha vivido con su marido aunque antes pasó por el momento más horroroso cuando le contó a David, amigo de Edgar, su marido, su verdadera identidad. Creo que es uno de los momentos más duros de la narrativa de esta obra aunque tiene otros que también te sobrecogen. La historia de esta novela te hace pensar sobre la culpa, el rencor, el amor, el perdón, la familia, el duelo…

La narrativa es ágil y John Boyne te embauca en las tramas que plantea con mucha sutileza. Su lectura es apasionante y sirve de reflexión ante los desastres de la guerra, precisamente ahora, en este tiempo, en el que también estamos viviendo otra guerra que está matando a miles de inocentes. Ninguna guerra se justifica, las personas hemos venido al mundo para ser felices y para dialogar, no para pelearnos y matarnos.

Si leíste El niño con el pijama de rayas, este libro no te lo puedes perder, es alucinante cómo enlaza las dos historias y cómo sigue interesando la trama más conmovedora de esta narrativa tremenda del holocausto.

Dice Boyne que cuando da charlas en talleres de escritura creativa, siempre les pide a sus alumnos: “sin hacer ninguna referencia al argumento, dime, en unas pocas frases, de qué trata tu novela. Si yo tuviera que contestar esa pregunta sobre Todas las piezas rotas, diría que es una novela sobre la culpa, la complicidad y el duelo, un libro que se propone analizar hasta qué punto puede ser culpable una persona joven, dados los sucesos históricos que se desarrollaban a su alrededor, y si esa persona se puede desvincular de los crímenes cometidos por sus seres queridos”.

Puedes ver la reseña completa en El Diario de la Educación, publicada el 30 de noviembre de 2023

22.11.2023

Mira las luces, amor mío. Annie Ernaux

por Dolores Álvarez

Mira las luces, amor mío, de Annie Ernaux (Premio Nobel de Literatura, 2022) contiene las reflexiones que hace la autora en sus visitas a Alcampo y el centro comercial en el que se ubica dicho hipermercado. Se fija en los empleados, las empleadas, el horario que cada clase social dedica a las compras, los estereotipos de género que se siguen perpetuando, los alimentos, las personas… todo un “desnudarse” cuando ponemos los alimentos comprados en la cinta, en ellos se puede averiguar las familias cómo son, si tienen animales, si cocinan o no, si aprovechan las ofertas…

Al cabo de un año, Annie Ernaux fue llevando un diario de sus visitas al hipermercado Alcampo, del centro comercial Les Trois-Fontaines, en la región parisina. En ese diario fue anotando sus observaciones, teniendo una mirada nueva a lo que antes hacía por rutina. Ella decía que “Ver para escribir, es ver de otra manera”. De esa manera va observando situaciones de los empleados y de las empleadas, de las cajas, de las ofertas cuando pasan las temporadas, las situaciones que ve injustas, las que les parecen divertidas, las que siguen los estereotipos de género… y observa a las gentes, sobre todo se fija en las personas. El hipermercado, lejos de reducirse al lugar donde se hacen las compras, adopta aquí un rostro distinto: se convierte en un gran espacio de citas, en un auténtico espectáculo humano. Una captura impresionista del mundo de la gran distribución donde lo cotidiano se eleva a rango de sujeto literario.

Confieso que hasta que no le dieron el Premio Nobel no había oído hablar de Annie Ernaux y también confieso que cada vez que leo un libro suyo me siento fascinada por la maestría de su narrativa y su aportación al mundo en cuanto a su visión social y feminista. En este mismo diario ya fue comentada su primera novela Los armarios vacíos y voy siguiendo su trayectoria porque merece mucho la pena y la lectura es fascinante.

Ernaux tiene la virtud de meternos de lleno en situaciones de la vida cotidiana que pasamos de largo y no nos ponemos a reflexionar, ella sí lo hace. De esto trata Mira las luces, amor mío en la que durante un año va anotando sus impresiones, a modo de diario, sus rabias ante las injusticias, sus desconsuelos ante las situaciones que viven los empleados, los horarios que cada clase social frecuenta, la gente que compra mirando mucho los precios… ante las visitas al hipermercado Alcampo, sitio que ella frecuentaba por cercanía. Sigue leyendo

15.11.2023

«El maestro que prometió el mar». Francesc Escribano

por Dolores Álvarez

El maestro que prometió el mar de Francesc Escribano es un homenaje a la recuperación de la memoria de Antoni Benaiges. Un maestro republicano que trabajó con los niños y las niñas en Bañuelos de Bureba (Burgos) con una pedagogía activa y comprometida, siguiendo las técnicas de Freinet y partiendo de los intereses de los niños y las niñas. Su objetivo era que aprendieran y fueran buenas personas. Precisamente por sus ideas, cuando entró el régimen franquista, fue apresado, torturado, fusilado y tirado en una cuneta. Aún no se han encontrado sus restos.

En 1934, Antoni Benaiges, un maestro de Mont-roig del Camp (Tarragona), fue destinado a la Escuela Nacional de Bañuelos de Bureba, un pueblo pequeño de la provincia de Burgos. Trabajó con una metodología cercana al niño, partiendo de sus intereses, llevando a la práctica la metodología Freinet. Los niños hacían sus propios cuadernos y con la imprenta lo difundían y lo intercambiaban con otras escuelas. Comenzó a transformar la vida del pueblo y la de las familias, aunque no estaba bien visto por todos con esa forma de trabajar. A finales de julio de 1936, el maestro desapareció. Durante más de 75 años, su trabajo y personalidad permanecieron en la intimidad del recuerdo de sus antiguos alumnos y su familia, hasta que, en agosto de 2010, a pie de fosa, un vecino de Bañuelos haría emerger la figura del maestro asesinado en 1936 y la conmovedora historia de una promesa que no se pudo cumplir.

“El mar será muy grande, muy ancho y muy hondo. La gente va allí a bañarse. Yo no he visto nunca el mar. El maestro nos dice que iremos a bañarnos”. Lucía Carranza

El libro está dividido en cinco partes, cada una de ellas diseñada por los cinco autores que están dedicados a desenterrar el silencio que existe sobre la memoria del maestro Antoni Benaiges:

  1. Olvido y memoria del maestro Antoni Benaiges (Francesc Escribano)
  2. Exhumando la historia (Queralt Solé)
  3. El maestro que prometió el mar (Francesc Escribano)
  4. De la fosa común a la memoria: Antoni Benaiges, maestro utópico (Francisco Ferrándiz)
  5. Una batalla ganada al olvido (Sergi Bernal)

Nos cuenta Sergi Bernal que:

• A finales de julio de 1936, justo al inicio de la Guerra Civil, desapareció el maestro catalán Antoni Benaiges. Dos años antes había llegado al pueblo burgalés de Bañuelos de Bureba dispuesto a aplicar en su pequeña escuela rural la técnica Freinet, una innovadora metodología pedagógica basada en la participación de los alumnos y el uso de la imprenta.

• Durante más de 75 años, su labor y su personalidad permanecieron en la intimidad del recuerdo de sus antiguos alumnos y de sus compañeros de profesión, mientras su familia albergaba el deseo de conocer la verdad sobre su paradero.

• En 2010 durante los trabajos de exhumación de una fosa de asesinados en la guerra civil en Burgos, un testigo hará emerger a pie de fosa la figura de un maestro asesinado en julio del 36 y enterrado en aquellas montañas. Cubriendo documentalmente los trabajos de exhumación se encontraba un fotógrafo que iniciará una obsesiva investigación para reconstruir la historia del maestro de Bañuelos, entrevistando familiares, ex-alumnos y recopilando un archivo disperso entre revistas educativas de época, diario locales y fondos de archivo. Yo soy ese fotógrafo, Sergi Bernal.

• Una historia de injusticia. Hasta hace 5 años para ver un homenaje póstumo a la memoria de este maestro se debían recorrer más de 12.000 kilómetros, llegar al estado de Veracruz, donde hay una escuelita que utiliza técnica Freinet, escuela fundada por un exiliado republicano, Patricio Redondo, y que homenajea desde 1940 hasta hoy a Antoni imprimiendo su nombre en un cuaderno escolar, el mejor homenaje. A diferencia del estado español donde su expediente de maestro, archivado en el AGA, concluye, se expulsa a este maestro “por tener una conducta antisocial, antipatriótica y mal vista por todo el mundo. En los últimos años hemos estado trabajando en la recuperación de la memoria de este maestro renovador asesinado por el fascismo en 1936 en Burgos.

Para difundir su historia y dignificarlo hemos hecho un documental, un libro y una exposición fotográfica, incluso ahora estamos tras el cómic. Pero lo más grande aún estaba por llegar, pero llegó, creamos una asociación para que el proyecto de recuperación de su escuela, la escuela de Bañuelos de Bureba, para allí hacer un taller pedagógico de la técnica Freinet y de su trabajo con las imprentas escolares. El libro, Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar.

El maestro luchaba por sacar de la ignorancia a unos niños y niñas que estaban perdidos en un pueblo pequeño. Querían que fueran buenas personas y que pensaran que fuera del pueblo también tendrían un futuro. Los trataba con cariño y con respeto y , por supuesto, no pegaba, al igual que hacía el maestro anterior (el cura párroco).
A pesar de todo esto su política en el pueblo no estaba bien vista porque se temían que el gobierno que entrara iba a tomar represalias con todas aquellas personas que tenían buena relación con el maestro. Este miedo interno en las personas que vivieron en esta época del franquismo dificulta en muchos casos la recuperación de la memoria histórica.

Empezamos a tomar contacto con la figura de este gran maestro con el libro Desenterrando el silencio. Un homenaje a los maestros asesinados por sus ideas: Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar.

En España la República supuso la transmisión de nuevos valores, se hicieron colegios mixtos, se dignificó la figura del maestro, se separaron las ideologías religiosas de la enseñanza y se consideró que eran los maestros los que debían transmitir a la población los valores de la República.

La política educativa de la Segunda República suponía el apoyo oficial a los movimientos de renovación pedagógica a principios del siglo XX. Entre los nuevos métodos que se introdujeron estaba la técnica Freinet. Su filosofía se basa en:

  • Pedagogía del trabajo, alentando al alumnado a aprender creando.
  • Aprendizaje a través de la investigación, trabajando en equipo y proceso de ensayo-error.
  • Aprendizaje cooperativo.
  • Partir de los centros de interés del alumnado para que sean el punto de partida de su propio aprendizaje.
  • Método natural, partiendo de las experiencias reales.
  • Democracia en el aula, para que aprendan a asumir responsabilidades.

Toda esta filosofía se enmarca en los principios de la ILE (Institución Libre de Enseñanza).

Antoni Benaiges, perteneciente al grupo Batec, puso en marcha la escuela con los principios de Freinet y por eso fue perseguido y fusilado en manos de la represión franquista.

En definitiva, una historia conmovedora que no podemos perdernos porque remueve conciencias y nos hace sentir más la educación, a sabiendas que hubo otras personas luchando por una calidad educativa que hoy tenemos en un marco de libertad y que, a veces, no sabemos aprovechar porque nos dejamos llevar por la desidia de gente que no creen que esta forma de educar engrandezca a las personas, tanto a los docentes como al alumnado y a la sociedad en general.

Este libro es recomendable para el público que quiera conocer las atrocidades que se hicieron con las personas en tiempos del franquismo, solo por tener ideas diferentes a las que proponía el régimen dictatorial. Es de obligada lectura para los docentes que aprecien y vean necesario que otro tipo de educación es posible, que es necesario contar con las ideas del alumnado, con las familias y que es muy necesario que la escuela devuelva a la sociedad lo que en ella se aprende. Este método de Freinet es totalmente viable en la sociedad y las escuelas del momento, y sería muy recomendable que tomáramos notas para nuestras prácticas en el aula.

La imprenta en la Escuela es una ventura. Libera al niño de su peor enemigo: el maestro. Hablo en serio. Al maestro cumple demostrar lo contrario. Esto es, que educa… El niño tiene una personalidad, tiene valores propios y característicos. Educar ha de ser algo que respete estos valores, que no los falsee o reduzca Artículo publicado por Antoni Benaiges en la revista Colaboración, en junio de 1935.

 Puedes ver la reseña completa en El Diario de la Educación, publicada el día 15 de noviembre de 2023.

08.11.2023

No sabes lo que es la guerra. (El diario de una joven ucraniana). Yeva Skalietska

por Dolores Álvarez

No sabes lo que es la guerra, de Yeva Skalietska, es la reflexión de una niña de doce años que empieza a vivir la guerra y decide contarlo al mundo y para ella misma cuando sea adulta. Un relato duro y sincero desde la sensibilidad más inocente de una niña que ve cómo todo en su entorno va desapareciendo y su objetivo principal es salvar la vida.

El horror de la guerra a través de la mirada inocente de una niña.
“Todo el mundo conoce la palabra guerra, pero muy poca gente sabe lo que realmente significa. Se puede decir que es horrible y aterradora, pero nadie conoce la verdadera magnitud del miedo que provoca cuando la tienes delante. Y por eso, cuando de repente te encuentras que tienes que enfrentarte a ella, te sientes totalmente perdido, amurallado por el miedo y desesperación. Todos tus planes se ven interrumpidos sin previo aviso por la destrucción. Hasta que no has estado allí, no sabes lo que es la guerra.” Con estas palabras nos explica Yeva lo que ha relatado en su diario.

La valentía de Yeva en hacer este relato es una llamada de atención al mundo para que se deje esa guerra que está matando a tantas personas y está destruyendo un país.

Es difícil no sobrecogerse con su relato sencillo de cómo día a día se tiene que ir escondiendo en los refugios y sótanos para que no le alcance el bombardeo. Siempre acompañada de su abuela materna con la que vivía tras la separación de sus padres.

“Nadie creía que eso fuera a pasar. No había motivos. Cuando me desperté por los ruidos de las explosiones me di cuenta de que la guerra había empezado, tuve mi primer ataque de pánico. No sabía qué hacer. Ha sido el momento en que más miedo he pasado en mi vida”.

Era muy triste el cambio que había dado su vida, justo en una edad en que solo se piensa en las alegrías y en los amigos. De buenas a primeras tu vida corre peligro y sólo debes pensar en ponerte a salvo. “Era tan triste lo que estaba ocurriendo… Cada explosión, cada misil. Yo solo quería expresar cómo me sentía y así era más fácil. No quería hablar con nadie, así que decidí sacarlo escribiéndolo en una libreta. Pensé que quizás querría leerlo en unos años y recordar cómo me sentí en el momento. Me ayudó”.

A lo largo de todo este periplo sigue en contacto con sus amigos y amigas y se preocupa por cómo lo están pasando ellos. Ayudadas por los periodistas de “Channel 4” consigue salir de su ciudad e instalarse en Dublín.

“He conocido a gente maravillosa aquí y he podido reanudar mis estudios que espero que algún día me permitan estudiar periodismo o convertirme en escritora. Mucha gente me quiere ayudar y eso es algo maravilloso, mi diario ha sido un gran aliado para ello. Pero por otro lado, la gente aquí no sabe lo que es la guerra, tiene cielos tranquilos y días normales y les cuento que a diario veo las noticias y llamo a mis amigos, o que mis sitios favoritos de la ciudad han quedado reducidos a escombros y no lo entienden”.

Este relato sencillo, lleno de emociones vividas en una guerra que no te esperas, puede crear conciencia, puede hacer sentir que lo importante de la vida es vivirla, puede hacer reflexionar a la gente que defiende las armas, puede concienciar para que haya PAZ en el mundo, puede servir de reflexión a muchas personas que día a día se están matando y están viviendo en la injusticia de la guerra…

Libro muy recomendable para estudiantes de Secundaria y para que el profesorado vaya dialogando tras la lectura sobre los sentimientos de Yeva. Esta lectura puede servir para que la juventud tome conciencia y salga del letargo social en el que se ven envueltos; los pensamientos de quiero un móvil de última generación, necesito ropa, no me gusta este peinado, mañana vamos de fiesta, tengo que salir… pueden cambiar cuando se conozca esta realidad tan distinta a la que se ha visto obligada a vivir esta niña.

Lo que está claro es que la lectura de “No sabes lo que es la guerra” no te deja indiferente y es recomendable para adolescentes y también para adultos porque puede servirnos de argumentos para reflexionar con los más jóvenes.

Puedes ver la reseña completa en El Diario de la Educación, publicada el 8 de noviembre de 2023.


02.11.2023

Llego con tres heridas. Violeta Gil

por Dolores Álvarez

Llego con tres heridas de Violeta Gil es una novela valiente en la que la protagonista se enfrenta ante las palabras, narrando y descubriendo su propia realidad, la de su familia y la del entorno social que ha ido marcando los acontecimientos que le hacen pensar, para poder salir del duelo personal en el que se encuentra sumida. “Una historia de amor y oscuridad que entronca con la de nuestro propio país, en el cruce de tres generaciones que no siempre han sabido comprenderse”.

Victoria Gil toma prestado el poema de Miguel Hernández, nace con tres heridas: la de la vida, la de la muerte, la del amor y parte de él para escribir una historia íntima y emocionante. En esta novela encontramos una producción literaria que sale de la propia experiencia y en la que la autora no teme contarnos sus sentimientos más íntimos en beneficio de un ejercicio de catarsis para tratar de entenderse ella misma y encontrarse en su vida con todo el lastre que le ha dejado su pasado. La autora se transparenta de manera valiente, poniendo voz, cuerpo y alma al servicio de su destino, retomando caminos olvidados, conversaciones con familiares, documentos reales o, a falta de ellos, inventados. Pocas veces los libros se sienten tan necesarios y se confían de forma tan admirable a su propia razón de ser.

Violeta Gil nos ha regalado un libro con el que, incluso lleno de momentos muy tristes, podemos disfrutar de su lectura porque está repleto de situaciones auténticas que te hacen trasladarte a tu vida y que te lleva a un paralelismo entrañable en la relación con los abuelos, con el padre, con la madre, con los tíos, las primas… y en general, con toda una gente que es su familia y en la cual está buscando un consuelo, una salida a su momento de duelo por la muerte de su padre al que ni siquiera conoció.

Desde el principio la protagonista se enfrenta a la muerte, la primera la de su abuela pero le queda la relación entrañable con su abuelo con el que disfruta yéndose al campo y escuchándole. En esta muerte de la abuela da un repaso a las costumbres sociales de la época de la dictadura, en el que las mujeres se sentaban a un lado de la iglesia y los hombres a otro, en la que todos los muertos iban a la iglesia y en el que existía una parafernalia de ritos y costumbres que nos van mostrando que así es como se hace, nadie es diferente. Por ejemplo, las mujeres no iban al cementerio, se quedaban en la casa del difunto hasta que llegaran los hombres. Todo esto va a cambiar con la llegada de los tanatorios que, según el abuelo, significa un avance en cuanto a las costumbres de la civilización. Sigue leyendo

26.10.2023

Las durmientes, de Nando López

por Dolores Álvarez

En Las durmientes, Nando López nos muestra cómo una vez más las jóvenes son víctimas de abusos de los hombres mafiosos que no tienen respeto por las mujeres. Una mafia que oculta problemas muy graves de trata de personas. El periodista que tanto sufrió en su pequeño pueblo y del que tuvo que marchar por no sufrir más los atentados contra su homosexualidad, va a ir desgranando el verdadero problema y las personas que están detrás de él. Una temática muy actual que nos puede ayudar a reflexionar sobre los propios acontecimientos que van ocurriendo.

Aparece una chica, Chloe, de dieciséis años desnuda en un descampado y aparentemente drogada. Cuando despierta descubre que le han grabado en su propio móvil un vídeo en tales circunstancias. La noticia atrae morbosamente la atención de los medios en busca de más información. Van surgiendo más denuncias de otras jóvenes agredidas en idénticas circunstancias. Entre los periodistas aparece Gael, un joven becario, nacido en el mismo pueblo en el que ocurren los hechos, que espera que al conocer el lugar pueda hacerse con una buena exclusiva ya que él mismo tuvo que huir al cumplir los dieciocho años por sufrir acoso.

En parte, por culpa de heridas que aún no ha superado. Pero, sobre todo, por un trágico suceso que marcó su vida seis años atrás: la desaparición de su amiga Vega al salir del mismo local en donde ha sido secuestrada Chloe. La irrupción de «las durmientes», como él mismo las bautiza en uno de sus artículos, no solo reabrirá ese dolor pasado —y ese interrogante pendiente— sino que lo obligará a tomar partido. Y es que Gael no está dispuesto a que el destino vuelva decidir en su lugar. Esta vez no.

El tema que se trata en la novela es de plena actualidad, esta misma mañana he escuchado en la radio una noticia que parece que estaba describiendo el libro, no podía ser más idéntica. El caso es que se sigue abusando de las mujeres y martirizándolas por razón de su sexo. Todo esto en una sociedad en la que el poder está en mano de los hombres, aunque cada vez hay más voces que se levantan en contra de estos abusos y en contra de no respetar los derechos de las personas, tengan la identidad que tengan, hay que respetar la diversidad y el acoso o maltrato no debe producirse por ninguna de las circunstancias.

Me ha gustado mucho cómo en el libro se describe con detalle el camino que recorre Gael para cubrir la noticia. Creo que ese acercamiento a las jóvenes, víctimas del suceso, hace que podamos ver más humana la condición del periodista que intenta descubrir el problema sin buscar el efectismo morboso de la noticia. A la juventud le va a servir para conocer desde dentro una profesión, en muchos casos, mal entendida por parte del propio gremio y de las empresas que se dedican a este menester. Sigue leyendo

18.10.2023

La contadora de películas. Hernán Rivera Letelier

por Dolores Álvarez

 

La contadora de películas de Hernán Rivera Letelier es la historia singular de un poblado que ama el cine y María Margarita es una niña que emociona cuando cuenta las películas que ve, es más, la gente prefiere que ella se las cuente aunque ya la hayan visto, es tanta la pasión que pone en sus narraciones que emociona y encanta a todas las personas.

«Comencé a fijarme en detalles que la mayoría pasaban por alto: el modo acanallado de pintarse los labios de la rubia amante del mafioso, algún tic casi inadvertido del pistolero en los instantes previos al saque, la forma en que los soldados encendían el cigarrillo en las trincheras para que el enemigo no viera el resplandor del fósforo.».

Así es como María Margarita emocionaba a la familia y a la gente que acudía a su casa para que les contara la película que había visto.

Hacen un esfuerzo especial por juntar las monedas y mandar a la niña a ver la película porque después ella la cuenta con mucha emoción y todo lujo de detalles, era una buena narradora y tenía una buena memoria.

Tan sencilla como poderosa, esta novela encierra un homenaje al arte de narrar historias, al tiempo que traza la mágica historia de los cines en los pueblos en sus tiempos de esplendor y decadencia.

Es necesario contar películas, historias o cuentos porque desarrolla el entendimiento y ayuda al proceso de desarrollo emocional de nuestro niños y niñas.

Nos dice Begoña Ibarrola que en esta nueva sociedad cambiante en que vivimos, contar cuentos (historias o películas) no es solo una manera de expresarse, sino también un medio para transmitir valores atemporales y educar la dimensión emocional de nuestros alumnos y nuestras alumnas. Los cuentos (las historias y las películas) son magníficas herramientas para educar las emociones y comprender nuestro mundo interior, a la vez que nos permiten adentrarnos en la vida de otros, observando el mundo y las miles de vivencias que en ellos se plasman desde una distancia de seguridad.

Las historias, con frecuencia, están llenas de emociones que nos llegan al corazón y es bueno meterlas dentro de todo lo que tenemos que enseñar porque así el aprendizaje se fija más y se hace más significativo, ayudando al desarrollo psicológico.

Quiero destacar en este asunto la historia que nos cuenta Miguel Roig, columnista de elDiario.es. y que es un poderoso ejemplo de las consecuencias que tienen las historias en las personas. “Relata que, durante un período de trabajo en una empresa de publicidad en Buenos Aires, había encontrado expuesta una historia escrita en la pared:
«Contaba que un redactor publicitario, camino de su trabajo, atravesaba todas las mañanas Central Park y dejaba una moneda en el sombrero que un mendigo había puesto a sus pies, junto al cual había un cartel en el que se leía «SOY CIEGO». Un día, rumbo a la agencia, el redactor le dijo al ciego ‘Hoy no te voy a dejar una moneda, hoy voy a escribir algo en tu cartel’. Al atardecer, el redactor, al volver a cruzar el parque rumbo a casa, le preguntó al ciego cómo le había ido durante la jornada. ‘Ha sido increíble- le contestó- me han llenado el sombrero de monedas; dime una cosa: ¿qué has puesto en el cartel?’. «SOY CIEGO Y HOY COMIENZA LA PRIMAVERA», le contestó el redactor». Sigue leyendo

11.10.2023

Lo importante es vivir la vida. Carmen de Burgos (Antología de Ana Rossetti)

por Dolores Álvarez

Lo importante es vivir la vida es una antología de textos de Carmen de Burgos seleccionados por Ana Rossetti. Es bueno recordar a las mujeres pioneras en la lucha por la visibilidad y los derechos femeninos.

En 2019 el Centro Andaluz de las Letras edita la antología ‘Lo importante es vivir la vida’, una selección de textos, cartas, entrevistas y artículos de Carmen de Burgos, elaborada por la poeta Ana Rossetti; quien propone un viaje a la periodista, escritora y activista Carmen de Burgos, que por justicia, hay que reivindicar y volver a leer.

La publicación comienza con una carta de la veinteañera Carmen de Burgos dirigida a la pensadora y periodista Rosario Acuña, en la que le confiesa haber colaborado en ciertas publicaciones. Le sigue una recopilación de fragmentos de sus novelas Venganza, un drama rural sobre el impacto de la mina en el mundo campesino y los abusos a los débiles; La voz de los muertos, unos divertidos diálogos entre personajes históricos y contemporáneos y de El retorno. Novela espiritista. A estas novelas le acompañan tres cuentos de su libro Cuentos de Colombine. La antóloga Ana Rossetti no ha querido prescindir de incluir ‘El artículo 438’ donde Carmen de Burgos plasma la manera injusta en la que el Código civil trataba a las mujeres. Lo importante es vivir la vida, que finaliza con la entrevista de Carmen de Burgos a la Infanta Eulalia, ambas apodadas respectivamente La Dama Roja y La Infanta Roja; dos mujeres tan rebeldes, tan fascinantes y a la vez tan distintas.

Ana Rossetti, cuyo verdadero nombre es Ana María Bueno de la Peña,nació en San Fernando (Cádiz) en 1950. Escritora de poesía, teatro y género narrativo. Fundamentalmente es conocida como poeta.

Carmen de Burgos nació en 1867 en Rodalquilar (Almería). Pareja de Ramón Gómez de la Serna. Fue una periodista, escritora, traductora y activista de los derechos de la mujer española. Conocida como “Colombine”.

En su afán de independencia del marido y de su familia, estudió magisterio y eso le permitió dirigir una escuela para niñas pobres en Almería. En 1906 se presentó a unas oposiciones y ganó una plaza en la Escuela Normal de Maestras de Guadalajara

Para ayudarse con el escaso sueldo de maestra, empezó a escribir artículos de prensa, actividad que era frecuente en la época. Pronto esta actividad fue ocupando su vida y, en 1906, se convirtió en la primera periodista profesional con rango de redactora.

Su labor en el campo del periodismo fue muy importante. Hizo visible las injusticias de la época y propuso soluciones para mejorar. Nos dice Del Pozo (Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía) en el prólogo que junto a las entrevistas a mujeres relevantes, alumbró las aportaciones de las mujeres anónimas al tejido social. Dos de sus conferencias, La misión social de la mujer y La mujer en España, son imprescindibles para conocer la historia del feminismo español. Sigue leyendo

06.10.2023

«Aula o jaula» Toni Solano (La Esfera de los libros, 2023)

por Dolores Álvarez

El libro de Toni Solano, Aula o Jaula, editado por La Esfera de los libros (2023) y prologado por Nando López, es un excelente ensayo para la reflexión y el debate de los docentes que estén pensando que otra educación es posible. La escuela está viviendo tiempos convulsos y estas reflexiones de un profesor vocacional y a pie de aula nos pueden ayudar en el proceso.

¿Son las aulas actuales tan terroríficas como las pintan algunos?
¿La educación es peor ahora que antes?
¿El profesorado cuenta con la formación adecuada?
¿Es la Escuela un edificio a punto de derrumbarse?

A estas y otras preguntas nos responde el autor de este ensayo, Toni Solano, desde una visión práctica ya que desde hace más de una veintena de años se encuentra en las aulas, en diferentes etapas, intentando hacer de la educación un verdadero camino de progreso hacia la democracia de la ciudadanía. No son recetas cerradas, más bien son reflexiones que nos pueden ayudar a seguir trabajando en educación en la búsqueda del verdadero camino que ayude al alumnado en proceso de formación.

A lo largo de la obra el autor insiste que una bajada de ratio sería un principio perfecto para la mejora en la atención al alumnado y sus familias.

Cuando lees un libro y te identificas con él, parece como si estuvieses tú misma reflexionando en voz alta. Es un verdadero deleite que alguien se identifique con sus lectores hasta el punto que parece como si tus pensamientos han sido ya expresados por Toni Solano. Me identifico con sus reflexiones y os aseguro que leerlo ha sido un verdadero ejercicio mental positivo.

Toni Solano trabaja en un centro calificado de “difícil desempeño”, es decir, su tarea no es fácil, los problemas le llueven a mansalva y si además no hay un apoyo suficiente de la Administración, es difícil la tarea de cada día en la lucha por hacer una educación diferente, esa que quiere formar una ciudadanía democrática en la que se tenga en cuenta la diversidad de personas y en la que el contexto vaya mejorando a través de las acciones educativas del profesorado y el alumnado.

Nos recuerda Nando López en el Prólogo que nuestra labor como docentes consiste en ofrecer al alumnado los instrumentos necesarios para que puedan construir su voz y cimentar su futuro, permitiéndoles ser quienes aspiran y trabajando día a día para que los centros escolares sean lugares seguros a salvo de la violencia –racista, machista, homotransfóbica, capacitista o de cualquier otra índole– que, por desgracia, sigue viva fuera de esos muros.

A lo largo de la obra podemos ver la lucha de Toni Solano a favor de la inclusión, respetando las diferencias y podemos verlo alentando al profesorado para que asuma una sociedad diversa y plural en la que las diferencias son enriquecedoras y en ningún momento pueden frenar el proceso de formación del alumnado. Es necesario trabajar en este sentido con toda la comunidad ya que las familias y el propio contexto son elementos influyentes en este tipo de formación en la que la premisa definitoria sea la justicia social y el respeto a los derechos humanos.

En el libro no vamos a encontrar recetas que puedan resolver las cuestiones que nos vamos encontrando en el proceso educativo en los centros. Vamos a encontrar reflexiones que nos pueden ayudar para escoger el camino por el que la educación no sea un lastre para sus usuarios, ni un sufrimiento continuo para el profesorado.

Nos resume Nando López que en este libro se habla de reformas y mejoras necesarias que aún no llegan. De reivindicaciones justas. de la importancia de trabajar en equipo. De la necesidad de una escucha activa. De la colaboración entre centros y familias. O de la urgencia de romper mitos y prejuicios para acabar con visiones catastrofistas que vaticinan futuros apocalípticos y olvidan datos tan contundentes –y esperanzadores– como que los mayores índices de lectura se hallan en la población entre ocho y dieciséis años. O como el hecho de que la mirada de nuestra adolescencia es cada día más consciente y crítica en temas tan importantes como el feminismo, la visibilidad LGTBI+, la lucha contra el racismo o la ecología.

La tarea docente necesita de personas que crean en una educación distinta que no sea pura instrucción, enseñar en una actividad integral que va más allá de dar conocimientos, una tarea que luche por mejorar a la ciudadanía que ya está inmersa en esta sociedad con la cual nos enfrentamos a problemas que hacen saltar por los aires los Derechos Humanos.

En definitiva, un libro muy completo que nos hace reflexionar en la educación y va dando pistas de otra posible organización; puede ser útil para estudiantes de Grado, para el profesorado que está empezando, para los docentes que ya llevan un tiempo ejerciendo y para todas aquellas personas que piensen que la educación puede mejorar la sociedad en la que vivimos.

Puedes ver la reseña completa en El Diario de la Educación, publicada el día 6 de octubre de 2023

 

27.09.2023

«Malestamos» Cuando estar mal es un problema colectivo. Javier Padilla y Marta Carmona (Capitán Swing, 2022)

por Dolores Álvarez

 

Un libro que nos abre una perspectiva más amplia del malestar que padecemos individualmente, se trata de analizar el contexto, las condiciones sociales en las que vivimos y todo eso que genera ese “no sentirse bien” porque hay un ambiente en el que nos metemos sin darnos cuenta, o más bien nos meten, y nos arrastra hacia el malestar. Los autores tratan de abrir una perspectiva colectiva que luche por todos esos condicionamientos sociales que perturban a la ciudadanía.

Se palpa en el ambiente social que la gente no está bien, cada vez se habla más de salud mental aunque, en realidad, estamos hablando de un conjunto de conceptos entremezclados: desesperanza, cansancio, falta de expectativas, estrés, preocupación y dificultad para saber cuándo se acabará ese sentimiento.

Ese malestar tiene mucho que ver con el sentimiento de no ver un futuro, con la incertidumbre de un trabajo, de un sitio en el que desarrollarse profesionalmente o también, por qué no, de un lugar en el que vivir con una futura familia. Todo parece que debe recorrer un camino incierto y eso produce la angustia en la que muchos jóvenes, y no tan jóvenes, están metidos.

Ante esta situación hay gentes que se plantean la vía de la terapia, bien en grupo o individual. Otros se plantean atajar esas “patologías” con psicofármacos. Una opción alternativa, pero igualmente frecuente en ciertos ámbitos, es la negación de la singularidad del sufrimiento y la llamada a la politización como respuesta única posible.

En este libro tratamos de abordar los falsos dilemas ante los que nos enfrentamos al hablar de “lo que nos pasa”, mirando a las raíces del sufrimiento psíquico y planteando soluciones que no eludan la complejidad del problema. La salida de esta situación generalizada de desesperanza no puede recaer sobre la atención.

Padilla y Carmona defienden que hay que hacer un cambio de mirada y ver que estos problemas de salud mental, en muchos casos, son producto de una sociedad que lucha por la competitividad, que no respeta la justicia social, que no atiende a las personas, que sólo espera resultados y no atiende a los procesos. Piensan que hay que ver los ambientes que rodean a las personas que no están bien, qué circunstancias les afligen, qué políticas las están cuidando, en qué hay que mejorar para que la sociedad cambie y transmita esperanza, alegría, felicidad…

Nos dicen Padilla y Carmona que el sufrimiento psíquico siempre ha estado ahí, y en muchas ocasiones se ha presentado a nivel mediático como algo que es tendencia y atrae a los otros con excepcional curiosidad, especialmente si esa persona de la que hablan es algún famoso que ocupa las portadas. Hay algo que debe preocuparnos de esta situación: el hecho de que la salud mental venda en los medios de comunicación y saber al servicio de quién está todo este bombo que se le va dando.

Lo que nos dejan claro los autores es que no son problemas individuales y hay que hacer hincapié en las circunstancias que rodean dichos malestares, algo cada vez más frecuente en la sociedad en la que vivimos. Hay que atajarlos desde un campo multidisciplinar y una visión sistémica.

Creo que este libro es interesante para tener esa visión global del malestar de la sociedad, para ver que no son problemas individuales, para ver que los gobiernos determinan la salud mental de la ciudadanía y que por ello debemos involucrarnos en que se atienda este aspecto no solo con más profesionales, que también, sino con políticas de bienestar general y de atención a la ciudadanía.

Puedes ver la reseña completa en El Diario de la Educación, publicada el 27 de septiembre de 2023.

 

Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8.12 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: