La Colina de Peralías
23.04.2017

(29) Libros recomendados para docentes

por Dolores Álvarez

imagesíndice

Al lado de mi ordenador siempre hay un cuaderno y un bolígrafo,sí, sí… ya sé que en el ordenador hay notitas de colores… y yo también las tengo instaladas… pero es que… cuando leo… cierro, que no apago, el ordenador, por eso tengo el cuaderno… y porque él me ha acompañado siempre… no lo voy a abandonar ahora… en él voy anotando cosas pendientes, alguna frase que me guste de lo que esté leyendo… en la parte baja de la hoja trazo una raya y ahí voy anotando los libros que, bien se recomienda o cita en otros libros o bien que voy recopilando de mi paso por las redes. De vez en cuando hago un listado de recomendaciones y lo lanzo públicamente, esta vez hace tiempo que no hago ese listado por eso saldrá más largo, bueno, así hay donde elegir ampliamente.

Aquí mismo en este blog ya he hecho otros listados que se recopilan en este artículo: (30) Libros para personas interesadas en educar y que dentro de él podéis encontrar más listas que os pueden interesar.

Libros educativos recomendados a docentes:

  1. “Pedagogía vía @Twitter” de Enrique Sánchez Rivas.(2016) Un libro inspirado en la filosofía de Twitter que incorpora una serie de capítulos breves con historias pedagógicas dirigidas a todos los públicos.
  2. “La innovación pendiente” de Cristobal Cobo. (2016) Este libro se puede descargar de forma gratuita en www.innovacionpendiente.com “Dirigido a quienes mantienen una relación directa o indirecta con la tecnología y la producción del conocimiento, como docentes, familias y funcionarios vinculados a las políticas educativas, el libro La innovación pendiente analiza las principales tendencias, relaciones y características de una tecnología (y un conocimiento) «social»que se construye con los otros, en una negociación donde también incide la diversidad de los contextos. Más información aquí.
  3. “Carta a los nuevos maestros” de Jaume Cela y Juli Palou (2005). Los autores pasan revista a los puntos más destacados del ejercicio de esta profesión tan apasionante y compleja, y analizan cuáles son los elementos que deben estar presentes en toda acción educativa.
  4. “Cartas de un maestro” de José Penalva Buitrago (2013). Plantea un diálogo abierto con las pedagogías más influyentes en el sistema educativo, desde un enfoque crítico y sin concesiones a las modas al uso, recuperando las preguntas y orientaciones educativas esenciales.
  5. “Cicatriz” de Sara Mesa (2015) Sara Mesa sigue indagando en los perfiles psicológicos de las minorías que rompen las normas, de los excluidos, del grupo, de personajes inadaptados que no encuentran su lugar en el mundo y del derecho que tienen a elegir ser diferentes…
  6. “Cómo triunfan los niños” de Paul Tough (2014) Un excelente libro que explora los últimos descubrimientos de la neurociencia, la educación y la psicología. El autor recopila las teorías de una nueva generación de investigadores y educadores que por fin utilizan los instrumentos de la ciencia para descubrir los misterios del carácter.
  7. El mundo necesita un nuevo currículum: habilidades para pensar, crear, relacionarse y actuar” de Marc Prensky (2015) Los alumnos quieren aprender de otra manera, participar activamente en su propio proceso de aprendizaje y conectarlo de forma clara con la realidad. Necesitan pedagogías innovadoras que les hagan ver que el tiempo que pasan en su educación formal tiene valor. Para ello, tanto el currículo como los docentes no deben centrarse en la mera transmisión de conocimientos, sino en dotar a los alumnos de habilidades que les permitan llegar a ser quienes quieren, transformar su entorno y aprender a aprender durante toda la vida.
  8. “Comunicación personal de éxito” de Teresa Baró (2015) La fórmula para la comunicación personal de éxito consiste en la suma de tres elementos: saber ser, saber actuar y saber comunicar; dominar esto puede conducirnos a tener un mayor control sobre nuestras relaciones, con resultados más óptimos, tanto para nosotros como para nuestros interlocutores.
  9. “La escuela ya no es un lugar” de Olga Casanova y Lourdes Bazarra (2016) “Solo los mejores profesores leyeron el desinterés de los alumnos como síntoma y no como rasgo del carácter de toda una generación. Solo los más generosos e inquietos decidieron no esperar. Y llenaron las aulas de ABP, tecnologías, paisajes de aprendizaje, flipped… Sin hacer ruido. Pero cada uno de aquellos caminos tomó dimensiones de tsunami. El gran desacople había comenzado, convirtiendo la escuela en algo que ya no era solo un lugar”, subrayan las autoras.
  10. “Las escuelas que cambian el mundo” César Bona (2016) Hay escuelas en España que están cambiando la educación.Escuelas que demuestran que otra forma de educar es posible. Escuelas que no están en Finlandia ni en Suecia; unas son públicas, otras rurales y algunas incluso están masificadas. Todas ellas son«Escuelas Changemaker»y están preparadas para liderar una verdadera transformación educativa.Son lugares que cuentan con alumnos, maestros corrientes, y padres cómplices detrás.
  11. “Aprendizaje cooperativo” de Juan Carlos Torrego y Andrés Negro (2014). La singularidad de esta obra consiste en que surge de un trabajo de investigación, asesoramiento y formación en centros educativos a lo largo de los últimos años, donde se ha impulsado un proyecto de implantación del aprendizaje cooperativo en las aulas a través del desarrollo de un estudio de posgrado de la Universidad de Alcalá, pionero en el ámbito nacional, y donde, además de la importancia que debe tener la teoría, se ha considerado fundamental el apoyo a una puesta en práctica reflexiva de lo aprendido.
  12. “Docentes tóxicos” de Alfonso Barreto (2014) Uno de los objetivos es la autorreflexion docente y por ende, el mejoramiento continuo, la renovacion personal. La maravillosa labor educativa no esta exenta de vicios, imperfecciones y errores constantes que tambien deben ser corregidos y evitados lo maximo posible, en pro del bien de la comunidad educativa en general.
  13. “Las pantallas y el cerebro emocional” de Joan Ferrés (2014) Este libro es un estudio provocativo e innovador que pone en entredicho algunos de los parametros tradicionales de la educacion mediatica. Joan Ferres nos introduce en una reflexion apasionante sobre la influencia del cerebro emocional. Como nos advierte, la interaccion critica con el nuevo entorno social, la construccion colaborativa de conocimientos y la potenciacion de la creatividad solo seran posibles desde la capacidad para reflexionar y gestionar nuestras emociones.
  14. “La emoción decide y la razón justifica” de Roberto Romo Aguado (2015) Este libro es quizás la forma más precisa de sintetizar los conocimientos científicos sobre los motores que intervienen en nuestro comportamiento. Con esta afirmación se manifiesta sin complejos que nuestra esencia está más cerca del sentir que del pensar. Se sitúa a la persona como elemento esencial de la motivación científica y lo ofrecemos novelando historias reales como espejo que muestra todos los ángulos que nos arrastran al sufrimiento o nos elevan a la satisfacción.
  15. “Comunicación digital. Un modelo basado en el factor R-Elacional” De Carmen Marta-Lazo y José Antonio Gabelas (2016) Este manual está dirigido a estudiantes de comunicación y de educación de grado…
  16. ” Aprendizaje social y personalizado” de Jordi Jubany (2012). Las TIC permiten personalizar los aprendizajes y, al mismo tiempo, aprender socialmente. La obra se dirige a los docentes y a toda persona interesada en el aprendizaje, el conocimiento, la identidad, la colaboración y las nuevas tecnologías.
  17. “¿Hiperconectados? Educarnos en un mundo digital” de Jordi Jubany (2017) José García acaba de actualizar su perfil profesional en la red, mientras Esther, su pareja, interrumpe la lectura en la tableta para enviar un mensaje de móvil a la abuela y recordarle que la esperan a cenar. Sus dos hijos acaban de dejar la videoconsola para ver una serie en el ordenador. Los García podrían ser nuestra propia familia, una familia que incorpora recursos y aplicaciones de la cultura digital y que aprende a compartir de otro modo experiencias, conocimientos y emociones.
  18. “Empantallados” (Cómo convivir con hijos digitales) de Santiago Moll (2017). Este libro muestra una vision desprejuiciada sobre el modo en que afecta la tecnologia y las infinitas posibilidades que esta ofrece en el desarrollo, aprendizaje, conducta y relaciones de los niños y jovenes, y que pueden hacer y hasta que punto deben intervenir los padres, por un lado, y la comunidad docente, por el otro, para canalizar positivamente el enorme flujo de informacion y esa hiperconectividad en que aquellos viven.
  19. “La educación que deja huella (y no cicatrices)” de Salvador Rodríguez Ojaos (2017) Reflexiones educativas del autor del blog de Salvaroj.“Las buenas prácticas educativas dejan huella en las personas, dejan la impronta necesaria para que podamos desarrollarnos de forma autónoma a lo largo de nuestra vida. En cambio, las malas prácticas educativas dejan cicatrices que impiden que alcancemos nuestra máxima plenitud, limitándonos e impidiéndonos que seamos capaces de adaptarnos a situaciones cambiantes”
  20. “¿Adiós profesor, adiós profesora? de José Carlos Libâneo (2013) La información y el conocimiento ocupan un lugar central en las sociedades postindustriales. Emergen, en el contexto de la producción y de las instituciones, nuevas formas de trabajo; entre ellas, el trabajo intelectual, el trabajo interactivo y el trabajo de la comunicación. Estas transformaciones alcanzan de lleno a las escuelas y al trabajo de los educadores y maestros, suscitando cambios en su papel. Este libro analiza los dilemas de estas nuevas realidades emergentes, identifica nuevas necesidades educativas y busca, principalmente, proposiciones asertivas acerca de la escuela y del profesorado dentro de un proyecto emancipador de la educación.
  21. “Educar no es domesticar” José Fernando Calderero (2014) Es una obra escrita en primera persona que nos acerca a una forma de vivir la educación muy personal, desde las propias experiencias del autor. Este hace un recorrido por los distintos espacios y tiempos donde se enseña y se aprende para llegar a una definición propia de educación.
  22. El cerebro del niño explicado a los padres” de Álvaro Bilbao (2015) Este libro es un manual práctico que sintetiza los conocimientos que la neurociencia ofrece a los padres y educadores, con el fin de que puedan ayudar a los niños a alcanzar un desarrollo intelectual y emocional pleno.
  23. “Aprender, recordar y olvidar” de Ignacio Morgado (2014) Estamos ante un libro dirigido a todas aquellas personas interesadas en conocer cómo el cerebro se las arregla para aprender, almacenar y retener los conocimientos. Para entender cómo se refuerzan, debilitan o cambian las memorias, cómo recordamos y por qué olvidamos.
  24. “Coaching educativo” Andrea Giráldez (2016) Un libro esencial para todos aquellos educadores y coaches interesados en construir una cultura del coaching poderosa y significativa en las instituciones y otras organizaciones que fomentan y posibilitan el aprendizaje. A través de estrategias probadas en investigaciones, el libro ofrece una guía práctica y rigurosa para cualquier profesional interesado en descubrir el poder de las conversaciones como herramientas para transformar la educación.
  25. “Hablamos de educación” del blog Tiching (2016) Se trata de una compilación de ideas y un guía de inspiración para toda la comunidad escolar, especialmente para docentes como tú, lleno de prácticas innovadoras, reflexiones educativas y nuevas ideas para enseñar y aprender mejor, organizadas en seis bloques temáticos que dan nombre a los diferentes capítulos del libro: motivación, innovación, metodología, TIC, competencias y valores.
  26. “La fábrica de las ilusiones” de Ignacio Morgado(2015) En este libro, el especialista neurocientífico Ignacio Morgado se ha propuesto acercarnos sus amplios conocimientos sobre los mecanismos cerebrales y las emociones para responder a las preguntas más comunes que todos nos hacemos sobre el funcionamiento de nuestra mente y de nuestras emociones.
  27. ¿Es posible una cultura sin miedo? Francisco Mora Teruel (2015) Este libro es una reflexión sobre el miedo y sus significados con una perspectiva que corre a lo largo de ese puente que une humanidades y neurociencia.
  28. “Fuera de clase” de Marina Garcés (2016) Los textos reunidos en este libro hacen del pensamiento un lugar de interpelación y de encuentro, abren caminos y el conjunto resultante es un mapa inacabado de pistas para que cada uno de nosotros nos sirvamos de él para transformar la vida. Aquí el pensamiento se nos presenta como una fuerza personal y colectiva, íntima y pública, singular y plural, irreductible y comunicable.
  29. “La hora de clase” de Massimo Recalcati (2016) Al hilo de su propia biografía escolar, que arranca con el dudoso honor de haber sido el último alumno en Italia suspendido en segundo de primaria, pero que acabará enderezándose gracias a una serie de inolvidables maestros, el autor reflexiona, con su característico estilo analítico capaz de aunar a Freud y a Lacan y ponerlos al alcance del lector, sobre el estatuto de la educación en una sociedad que ha vivido el colapso de toda referencia de autoridad, como ya analizara en su anterior ensayo El complejo de Telémaco.

(Las reseñas de cada libro están sacadas de las distintas editoriales, casa del libro…)

Que la lectura os sea provechosa para mejorar vuestras ideas educativas y encontrar cada día el motivo para transformar positivamente vuestra práctica, en beneficio de las personas que están en proceso de educarse.

 

 

21.04.2017

“Empantallados”, una realidad educable, de Santiago Moll

por Dolores Álvarez

índice

Santiago Moll (@smoll73) es un firme defensor de la educación inclusiva, apasionado de las nuevas tecnologías y un enamorado de la educación emocional. En su blog nos va informando y aconsejando sobre una verdadera Educación, esa que se escribe con mayúsculas. Profesor de Secundaria, formador presencial y online y blogger autor de ‘Justifica tu respuesta’.

En su propio blog, con el que nos hace reflexionar y nos presta ayuda con frecuencia, Santiago hace una larga descripción de su libro “Empantallados (Cómo convivir con hijos digitales)” y nos va presentando cada uno de los capítulos que después tendremos la suerte de seguir leyendo. Su lectura es amena y adecuada a los tiempos, se nota que está al día en la terminología común de la chavalería, estoy por asegurar que el propio alumnado le ha ayudado con estas listas de vocabulario. Esto denota el acercamiento que tiene con el alumnado y es una garantía de éxito porque así, con esta visión de la educación, podemos comprender sus intereses y justificar más sus actuaciones, al alumnado no debemos “controlarlo” sino acompañarlo. Recientemente leí un libro en el que se daban consejos al profesorado novato para “controlar”en las clases su silencio, su interés, para intervenir en cada momento con una disciplina punitiva, alejada de esa “disciplina positiva” que intenta transformar y educar … Nada más alejado de la realidad, no podemos ejercer la autoridad para aplastar a los 30 y que me obedezcan, eso es instrucción y se aleja mucho de lo que es Educación. Sigue leyendo

11.04.2017

¿Encendemos la dialéctica de la palabra en las escuelas?

por Dolores Álvarez

DIALOGAR EN CLASE

En ocasiones se nos olvida que dialogar en clase y discutir con el alumnado para llevarlos hacia el descubrimiento de los conocimientos, con razonamientos y argumentaciones que pueden ser contradictorias, es un buen método para hacerlos reaccionar, para salir del aburrimiento, para llevarlos a conductas responsables, para participar de su aprendizaje y para conducirlos por la vía del pensamiento, que de esta manera llegará a encender la vía de un pensamiento crítico (en contraposición de un pensamiento único), un pensamiento autónomo del que se apropia la persona separándose del otro pensamiento al que siempre escuchaba como “la verdad”.

Brenifier en su libro “El Diálogo en clase” nos explica cuáles son los pasos para llevar una discusión en clase y algunas de las técnicas que se pueden utilizar para hacer las clases más dinámicas, prescindiendo de las clases magistrales y el monólogo del profesorado.

Entre ellas: Trabajar un texto grupalmente, corregir colectivamente un trabajo, cuestionar todos juntos una hipótesis, crear conjuntamente una historia, preguntarse mutuamente, preguntar a quien pregunta, corregirse mutuamente… Nos recuerda a Ortega cuando decía que antes de enseñar una determinada disciplina deberíamos provocar en el alumno la curiosidad por aprender esa materia que se quiere aprender.

Los avances de la Neurociencia tratan de demostrar, como dice Mora Teruel que “solo se puede aprender aquello que se ama”, que primero hay que encender la emoción, llevar a métodos y recursos capaces de evocar la curiosidad y después llegaremos al aprendizaje

DIÁLOGOS SOCRÁTICOS

No podemos olvidar en el sentido expuesto anteriormente los “diálogos socráticos” en los que Sócrates dialoga pacientemente con su interlocutor, interpelándolo, confrontándolo, ayudándole a descubrir sus propios pensamientos, prejuicios… en contraposición de los que solo enseñan números, fechas, datos…, basados en la mera transmisión de conocimientos.

En una charla con Agatón (su discípulo) le decía que no era él el que tenía toda la verdad (afirmación que le molestó bastante) que era él mismo el que tenía que ir en busca de su propio saber, el saber no es una copa llena que puede derramarse en otra persona y así la otra adquirir el conocimiento, se trata de un recorrido personal que hay que ir descubriendo y preguntándose cuestiones que nos llevarán al descubrimiento por nosotros mismos.

La presencia de mis alumnos depende estrechamente

de la mía

MAL DE ESCUELA

Es difícil provocar en el alumnado el amor por la materia si el propio profesor o profesora no se identifica con ella, se transmite lo que se ama en el interior, así, sin decirlo, expresamos nuestra actitud ante lo que queremos enseñar, por eso es importante que el profesorado se identifique con aquellos conocimientos que quiere que su alumnado aprenda de forma significativa y que les dure a lo largo de su vida, sin ser conocimientos estancos que olviden después del examen.

Pennac en su Mal de escuela, nos ofrece un relato admirable de la hora de clase: “Si lo que espero es su plena presencia mental, necesito ayudarles a instalarse en mi clase. ¿Los medios de conseguirlo? Eso se aprende sobre todo a la larga y con la práctica. Una sola certeza, la presencia de mis alumnos depende estrechamente de la mía: de mi presencia en la clase entera y en cada individuo en particular, de mi presencia también en mi materia, de mi presencia física, intelectual y mental, durante los cincuenta y cinco minutos que durará mi clase”.

“Solo se puede aprender aquello

que se ama“

LA HORA DE CLASE

Recalcati en su libro “La hora de clase” nos dice “Los verdaderos maestros no son los que nos han llenado la cabeza con un saber preconstituido y, por lo tanto, ya muerto, sino los que han practicado en él algunos agujeros para contribuir a suscitar un nuevo deseo de conocer. Son los que hacen nacer preguntas sin ofrecer respuestas prefabricadas. Es un proceso que no atañe solo al alumno, sino al ser del propio maestro”

Recalcati era en la escuela el niño “cateado”, se negó a consumir el saber como algo insípido, como repetición de algo que decía la maestra. Nos cuenta una anécdota que conserva en su cabeza y que expresa claramente su rechazo a la escuela:

“Niños, decidme, ¿por qué creéis que el fuego es hermoso?”, nos preguntó una vez nuestra maestra milanesa. Cada uno contestó con sus propias palabras: porque está caliente, es de color rojo, en invierno calienta las casas, sirve para cocinar, para hacer hervir el agua, para que los vaqueros se duerman en las praderas, para mantener alejados a los animales peligrosos, para dar luz en la oscuridad, para defendernos de los peligros de la noche. Ninguna respuesta era la correcta…” El fuego es hermoso porque se mueve”… La maestra nos recriminaba con mirada severa y rechazaba asqueada cualquier otro tipo de respuesta que no coincidiera con la suya.

DIALÉCTICA DE LA PALABRA EN LAS ESCUELAS

Concluyendo, si nos dejamos llevar por los libros de texto y no practicamos una actitud de diálogo en clase, el alumnado puede aburrirse porque es difícil acertar siempre con la respuesta verdadera del libro y porque no se siente capaz de aprender todo lo que se le dice de una sola forma, sin hacerlo sentir ni descubrir aquello que debe aprender.

Por otra parte el maestro o la maestra que se aferra al libro no siente lo que está trabajando ya que hay otro que es el que tiene la verdad, el libro, y tampoco el docente ha construido su propio saber, con lo cual esto entra en un círculo sin salida que solo nos llevará al fracaso por parte del alumnado y a la depresión por parte del profesorado.

(Este artículo fue publicado en el Magazine INED21 el día 10/04/2017)

 

10.04.2017

Me atrevo a comentar, con conocimiento de causa…

por Dolores Álvarez

6b526f16583ee860eb1fc6b1065485f8Antes de nada te pido, si me vas a leer, que me investigues, tengo presencia en las RRSS ( @peralias y Dolores Álvarez Peralías) y en este blog “La Colina de Peralías” desde hace ya unos años, he dejado rastro para que me vayas conociendo en un Diario de Directora y sigo cada día intentando aprender sobre Educación, leo, escribo (también en el Magazine Ined21), participo en encuentros como EABE y… sobre todo reflexiono. Por cierto, habrás visto que mi libro te lo puedes descargar de forma gratuita en pdf.cabeceras

Creo que me atrevo a comentar el libro “Las aventuras de un profesor novato” con conocimiento de causa aunque sí te puedo decir que nunca trabajé en la privada, mis 36 años de experiencia docente siempre han sido en la Educación Pública.índice

Globalmente aprecio que los consejos que en el libro se dan van dirigidos al profesorado que solo intenta enseñar y no educar y evidentemente, no es lo mismo. Partimos de la base de la dominación del profesorado hacia el alumnado y creo que ahí está el primer error, no podemos presentarnos en las aulas como el personaje que tiene toda la autoridad sobre el grupo y que el alumnado está allí para obedecer y estar callado, uffff… qué lejos está esta idea de la educación comprensiva y del aprendizaje significativo. Sigue leyendo

03.04.2017

Pasión por la Educación #EABE17, en Almería

por Dolores Álvarez

C8TiweGXkAExnbINuestro EABE17 empezó el viernes 31 de marzo a las nueve de la mañana, nos vimos con Mª Eugenia y Miguel en Alcalá de Guadaíra para tomar rumbo en el coche de José Antonio, hacia Almería. Puntuales los cuatro a nuestra cita, consensuada por el grupo de Telegram, creado especialmente para el evento, nos dispusimos a compartir unas horas de viaje.

Durante todo el camino no paramos de hablar de lo mismo de siempre, de Educación, de eso que nos apasiona, de eso que nos lleva a utilizar un fin de semana en una ciudad tan lejana a la nuestra, Almería, y que además nos hace gastar un dinero extra. Bueno, verás, nosotros este año hemos gastado menos, mi hijo nos puso el hotel como regalo de Reyes, nos conoce y sabía que no íbamos a faltar al evento, por muy lejos que estuviera. La leyenda decía:

“Esto es un vale para un alojamiento a la altura de las ganas y la profesionalidad que le ponéis, año a año, a seguir pensando y haciendo el bien por la Educación Pública” Un beso. RRMM2017. Sigue leyendo

26.03.2017

“La hora de clase” Massimo Recalcati

por Dolores Álvarez

xthumb_15755_portadas_big.jpeg.pagespeed.ic.hng3WN-NzD

La editorial ANAGRAMA nos hace un buen resumen del libro:

“Hoy que la Escuela vive inmersa en una perpetua crisis como institución, baqueteada por continuos cambios de planes educativos y supresiones de asignaturas en aras del imperativo de la productividad, este nuevo libro de Massimo Recalcati, gran éxito de ventas en Italia, se antoja particularmente oportuno. Al hilo de su propia biografía escolar, que arranca con el dudoso honor de haber sido el último alumno en Italia suspendido en segundo de primaria, pero que acabará enderezándose gracias a una serie de inolvidables maestros, el autor reflexiona, con su característico estilo analítico capaz de aunar a Freud y a Lacan y ponerlos al alcance del lector, sobre el estatuto de la educación en una sociedad que ha vivido el colapso de toda referencia de autoridad, como ya analizara en su anterior ensayo El complejo de Telémaco.

Bien lo saben, y lo padecen, los profesores, humillados social y económicamente, llamados a menudo a compensar las deficiencias de educación de las familias, pero cuya soledad ante la ya de por sí difícil tarea educativa se ve agravada por la desintegración del pacto generacional, que los enfrenta a una alianza, hasta hace veinte años impensable, entre alumnos y padres.

Frente a un modelo escolar basado en la tríada de informática, inglés y empresa, en la filosofía de las competencias, en el fácil acceso a la información, Recalcati defiende la Escuela como centinela del erotismo del saber, como lugar de resistencia contra el hiperhedonismo contemporáneo, reivindicando el papel del maestro-testimonio que sabe abrir nuevos mundos a través del poder erótico de la palabra y del saber que ésta es capaz de vivificar en los alumnos.

«Un libro apasionado sobre la hora de clase como el único lugar en el que se supera la falsa antítesis entre conocimientos y competencias y en el que puede prender el chispazo de la pasión por el saber» (Giorgio Israel, Il Messaggero).

«Una profunda reflexión sobre lo que significa la enseñanza en una sociedad sin padres y sin maestros» (Nuova Scintilla).

«Un hermoso libro que nos recuerda que una hora de clase, impartida como es debido, puede cambiar nuestra vida» (Lelio Demichelis, La Regione Ticino).

«Un sentido elogio de la educación entendida como descubrimiento de la dimensión erótica del saber» (Fabrizio Coscia, Il Mattino).

«Este libro trata de lo que significa, delante de veinte o treinta chicos, deber, poder transformar una hora de clase en un diálogo apasionado que atienda, al mismo tiempo, a la materia que se enseña y al ciudadano del mañana al que dotar de forma y de conciencia de sí mismo» (Corrado Augias, La Repubblica).”

Mis reflexiones sobre este interasante libro:

  • El profesor o la profesora debe ganarse el respeto de su alumnado, debe solventar la soledad que puede sufrir en el aula porque allí nadie va a ir a solucionarle los problemas y si recurre a un cargo directivo para que le ayude, en ese momento está perdiendo la autoridad para el resto del curso. Entiendo como autoridad el hecho de que la palabra sea escuchada y se ponga en valor, esto no quiere decir que la única verdad la tenga el docente, en absoluto, se trata del respeto y la consideración hacia la persona que está tratando de orientar y acompañar al alumnado en su aprendizaje y pensamiento autónomo.
  • Hemos de considerar, como docentes, que no poseemos todo el saber ni toda la verdad de lo que expresamos. Actualmente tenemos a nuestro alcance mucha información de cualquier tema que es imposible acaparar. Es de personas sabias reconocer que no se sabe todo y que la mejor forma de enfrentarse al conocimiento es buscar uno mismo los caminos para aprender aquello que nos produce curiosidad, de esta forma llegaremos a sentir entusiasmo y llegaremos al aprendizaje que se queda alojado en nuestro cerebro de por siempre, ese que no me hace falta memorizar, ese que sale de mi interior porque lo he aprendido de verdad.
  • El docente debe poner todo el entusiasmo en lo que esté trabajando, de esta forma se lo transmitirá al alumnado. Ya sé que es difícil, no todo el mundo posee vocación por lo que transmite, más si te ponen a dar una materia ajena a tus estudios o tus intereses personales, pero es imprescindible para que esa emoción cautive al estudiante, no cabe la menor duda. La transmisión de conocimientos aprendidos en un libro único como modelo, no deja huellas y por tanto es un aprendizaje de usar y tirar, no deja poso cultural en las personas en proceso de aprender. “Donde hay enseñanza auténtica, no hay oposición entre instrucción y educación, entre contenidos cognitivos y relaciones afectivas, entre nociones y valores. Porque la auténtica enseñanza siempre está recorrida por el cuerpo, por la pulsión, al tener como meta más alta la transformación de los objetos del saber en cuerpos eróticos” (pos. 1039)
  • Ejercemos influencias que pueden ser decisivas en el futuro de las personas en proceso de aprendizaje. Es frecuente que asociemos las materias que aprendimos con la personas docentes que nos guiaban en ella, así odio o me encanta esa asignatura porque el profesor o profesora de aquellos años me marcó totalmente. En el libro se cuenta una anécdota de cómo una profesora cambió totalmente el rumbo de los estudios del autor y todo empezó porque le leyó una redacción en clase que él había hecho. El trabajo del docente es uno de los trabajos más importantes en la formación de las personas.
  • La institución escolar no puede separarse de la vida, de la sociedad, del entorno más próximo. Hoy en día existen medios tecnológicos que no podemos ignorar, al revés, hay que enseñar a utilizarlos, hay que meterlos en clase y hacer un uso adecuado de ellos, de esta forma integraremos la tecnología en nuestros futuros aprendizajes, dándoles el valor que poseen en nuestra sociedad en desarrollo de la información. Prohibir en clase la tecnología significa que cerramos las puertas de la clase al conocimiento expandido, se aprende en cualquier momento y en cualquier lugar, no puedo negarme a ello. De igual manera no puedo cerrar las puertas a la sociedad, debo colaborar con ella, con las asociaciones que tengo más cercanas, en el barrio, en la ciudad, en otros centros…
  • La Escuela-Edipo (basada en el poder de la tradición, en la autoridad del Padre, en la fidelidad del pasado, en la confabulación del padre y el maestro, en saberes y pensamientos únicos…) genera conflictos de rebeldía, sobre todo en la adolescencia donde se quiere reafirmar la propia personalidad y se pone en contra de todo aquello que se imponga por la propia autoridad, sea en la escuela o en la familia.
  • La Escuela-Narciso ( basada en el hedonismo, en el culto al Yo por encima de cualquier cosa, es la escuela sin traumas en la que el padre defiende al alumno por encima del docente, no se tolera el fracaso ni el pensamiento crítico, se ignoran los conflictos entre generaciones y se persigue un ideal de rendimiento) Provoca conflictos entre las familias y el profesorado ya que no se analizan las dos partes, presuponiendo que el estudiante siempre lleva la razón ante el problema con el docente. En ella el profesorado parece que va perdiendo identidad. “La palabra pierde todo peso simbólico y se ve sobrepujada por una cultura de la imagen, que tiende a favorecer una adquisición pasiva y sin esfuerzo” (pos. 329)
  • La Escuela-Telémaco (Demanda de la figura del padre, como le ocurrió a Telémaco, se echa en falta la ausencia del adulto como referente en las funciones educativas y como autoridad en el proceso de aprendizaje) Esta escuela quiere restituir el valor de la diferencia entre las generaciones y poner al docente  como figura central en el proceso de “humanización de la vida”. Telémaco va a buscar a su padre para que ponga orden en su hogar. esta escuela intenta restablecer la autoridad del docente poniéndolo en su lugar.
  • Si el deseo de saber no se estimula no hay posibilidades de aprender de forma singular el conocimiento que se transmite. Se trata de hacer que el alumnado se interese por su forma propia de construir el conocimiento, de llegar a sus propios pensamientos, de descubrir su forma de aprender, no de engullir pasivamente lo que otra persona ya ha descubierto o está transmitiendo del saber anterior.

“La erótica de la enseñanza se sustenta en cambio sobre el amor por el saber que es amor por una carencia que nos atrae y causa el deseo de conocer. Eso significa que el saber no es hormigón (¿armado?), ni papilla asfixiante que hemos de tragar, útil unicamente para generar anorexia mental, sino que es lo que da lugar a una transformación del sujeto de la que proviene el deseo de conocer como condición de todo posible saber” (pos. 807)

Libro altamente recomendable para todas aquellas personas interesadas en el mundo de la EDUCACIÓN.

 

 

 

 

 

26.03.2017

“Huele a mañana” #Relatos encadenados

por Dolores Álvarez

índiceHoy fui a visitar un colegio, sí hoy domingo, es la primera vez que voy a trabajar y me parece que debo conocer la situación del centro, conocer el barrio, pasear por sus calles, a ver si me encuentro algún chiquillo que me hable de cómo es ese colegio y si se sienten felices en él.

El barrio está situado en la capital, aunque no es muy céntrico que digamos. Cogí el autobús y me dispuse a llegar a mi futuro centro de trabajo, la ilusión me inundaba, desde siempre había querido ser maestra y hoy, por fin, se cumplía mi deseo, iba a empezar a trabajar en un centro público.

Me bajé en la última parada, tal como me indicó la conductora del autobús, sí era una mujer, hay pocas conduciendo autobuses, pero algunas hay. Nada más bajarme me encontré una plaza donde jugaban muchos niños y niñas, me dirigí hacia una niña y le pregunté dónde estaba el colegio, muy simpática se prestó a acompañarme y me dijo que se llamaba María. Sigue leyendo

23.03.2017

Relatando historias llegamos al corazón

por Dolores Álvarez

Nube296yKopC

Dime un hecho y aprenderé.

Dime la verdad y creeré.

Pero cuéntame una historia y la viviré en mi corazón por siempre.

Proverbio indio

CLIMA FAVORABLE AL APRENDIZAJE


Cuando relatamos una historia ya vivida estamos fijando conocimientos en nuestro cerebro, es bueno que hagamos preguntas que den pie a recordar qué se hizo la semana pasada o bien qué se ha hecho esa misma mañana, eso afianza y ayuda al desarrollo del lenguaje. Ayudar al niño o la niña a recordar nos hace más cercanos y nos metemos dentro de sus propias vivencias con lo cual los lazos afectivos se van haciendo cada vez más fuertes y, evidentemente, esto va a dar entrada a un verdadero clima favorable al aprendizaje.

Cuando tengo a mis nietos a la hora de dormir, acostumbro a contarles un cuento y después una historia familiar; la mayor, de los cuatro, siempre me dice “Un cuento y una historia de mi padre y el tito cuando eran chicos”. Las historias que les cuento son familiares de cuando su padre era pequeño o de cuando yo era pequeña y a él y ellas les encanta.

De la misma forma los contenidos pueden ser más asequibles al conocimiento si los acompañamos de cualquier historia que tenga relación con los mismos; afortunadamente, hoy hay medios para buscar historias relacionadas con lo que nuestro alumnado aprende; otra forma puede ser el que ellos y ellas busquen historias, o bien, que pregunten a sus familias, eso los pondrá en las pistas de la investigación.

“Un cuento y una historia

de mi padre y el tito cuando eran chicos”

Una historia que relatamos a nuestro alumnado nos hace ser más cercanos, aviva las emociones y puede distender el clima de la clase.

“Los estudiantes están despiertos, siguiendo la trama, queriendo saber qué ocurrirá luego y cómo finaliza la historia. Bruner (1986) ha contrastado los modos de pensamiento paradigmático: lógico, científico y narrativo, pero estos modos no se excluyen entre sí en la clase”.

Melanie C. Green

Esta mañana leyendo a José Iribas en su artículo “Rompe su soledad” me recordó la importancia de las historias; y es por eso que me dispuse a escribir esta entrada. Él siempre tiene a un amigo que le recuerda historias enternecedoras.

Dentro del profesorado, hay personas que creen que ser distantes con el alumnado les lleva a tener más autoridad; y, según mi entender, esto les lleva a ser menos queridos, menos empáticos, menos cercanos y, además, generan –a la larga– más problemas dentro del clima de la clase. Recuerdo a una profesora que no quería ni que le dijéramos al alumnado que estaba enferma cuando faltaba, porque según ella, el alumnado no necesitaba saber de su vida personal.

CorazonesRELATANDO-HISTORIAS-LLEGAMOS-AL-CORAZÓN-05-INED21

Por ejemplo, cuando llegamos de vacaciones siempre les preguntamos al alumnado qué han hecho, qué les han regalado por su cumpleaños, qué les han traído los Reyes Magos… eso da entrada para el diálogo y para ejercitar la expresión oral, para hacer hablar a las personas más tímidas, etc.

Pues de la misma forma podemos relatar qué hemos hecho nosotros, qué nos han regalado, dónde hemos estado… no pasa nada porque mostremos parte de nuestras vidas a las personas que durante todo un año nos tienen como orientadoras en su proceso educativo y que, en muchos de los casos, les servimos como modelos, a ellos y ellas les gusta saber también de nuestras vidas.

La autoridad no se consigue siendo distantes con el alumnado, la autoridad hay que ganársela con respeto, ejerciendo la justicia y la democracia en la clase, siendo personas que comprenden los problemas de los demás, procurando que nuestras clases sean un pequeño grupo de la sociedad en el que las personas se entienden.

La mayor satisfacción de un docente es ser recordado por su alumnado. Cuando te los encuentras por la calle, después de unos años, algunos ya padres de familia, te recuerdan cosas que tú mismo has olvidado y te da alegría que te mantengan dentro de sus emociones más positivas vividas en el centro educativo.

LA EXCURSIÓN DE LA PLAYA

Hace años, siendo yo tutora, planteamos ir de excursión a una playa cercana para finalizar el curso, había que llevarse el bañador, la toalla y la comida; una niña muy simpática de la clase no se apuntó a la excursión y cuando repasé la lista vi que faltaba ella, yo conocía a la familia y sabía que no tenían problemas económicos como para pagar el autobús, me extrañaba su ausencia.

La autoridad no se consigue

siendo distantes

Al día siguiente la llamé aparte y le pregunté por qué ella no se había apuntado a la excursión de la playa, cuál no sería mi asombro cuando me dijo “Estoy muy gordita y no me quiero poner en bañador, me da vergüenza”. Estuve charlando un buen rato con ella y al final se me ocurrió decirle “Tú mira para detrás verás como siempre hay alguien más gordita que tú” Santa cosa… eso levantó su ánimo y la hizo pensar, de esta forma, se convenció para apuntarse y venir a la playa, esa reflexión se le quedó grabada y cada vez que la veo me la recuerda y me da las gracias.

En este caso, relatado anteriormente, las emociones llegaron a romper la barrera de lo que realmente estaba en la mente de la niña, pero que quizás ninguna persona le había hecho ver. Hace falta dialogar mucho con el alumnado, crear momentos y espacios que fomenten este tipo de relaciones con el profesorado, hacer que verbalicen todo lo que tienen dentro para que, si en algún momento de la vida, hay un bloqueo se pueda ayudar a superarlo:

Trabajamos con edades muy complicadas que necesitan del afecto, de la charla, de la confianza con una persona adulta para tener más seguridad en lo que verdaderamente piensan.

CONTAR CUENTOS

Lo que dice Begoña Ibarrola de los cuentos lo podemos trasladar también a las historias:

“En esta nueva sociedad cambiante en que vivimos, contar cuentos no es solo una manera de expresarse, sino también un medio para transmitir valores atemporales y educar la dimensión emocional de nuestros alumnos. Los cuentos son magníficas herramientas para educar las emociones y comprender nuestro mundo interior, a la vez que nos permiten adentrarnos en la vida de otros, observando el mundo y las miles de vivencias que en ellos se plasman desde una distancia de seguridad“.

Las historias, con frecuencia, están llenas de emociones que nos llegan al corazón y es bueno meterlas dentro de todo lo que tenemos que enseñar porque así el aprendizaje se fija más y se hace más significativo, ayudando al desarrollo psicológico.

Los estudios recientes de Neuroeducación nos demuestran que leer en la infancia y desarrollar una buena educación emocional pueden evitar trastornos durante el aprendizaje.

(Este artículo me lo publicaron en el Magazine de INED21 el 23 de marzo de 2017)

 

 

11.03.2017

Aunque tú no lo sepas

por Dolores Álvarez

índice2Aunque tú no lo sepas los maestros me marcaron en mi etapa escolar, no puedo hablar de las maestras porque en esta época no existía la enseñanza mixta, así que los maestros para los niños y las maestras para las niñas. Era muy aburrido estar en clase y no enterarte de nada, sí has leido bien, yo estaba en clase y por más que atendiera no me enteraba, no era falta de atención, es que mi cerebro no ponía emoción, por eso no aprendía, no era culpa mía, era culpa de los maestros que solo se dedicaban a repetir lo que otros maestros habían dicho, no me emocionaban con sus enseñanzas, no se preocupaban de las personas, solo repetían conocimientos que otros habían descubierto y nosotros, los niños, teníamos que aprender de memoria para después exponerlo en un examen que calificaba lo que tú habías memorizado.

images4Aunque tú no lo sepas mi familia no estaba desestructurada, ni tenía problemas económicos, ni vivíamos en un barrio marginal… mi padre era médico y mi madre era funcionaria del ayuntamiento, en mi casa había muchos libros y se charlaba después de comer… en fin, ninguna de las probabilidades para que yo fuera un mal alumno en la escuela, pero… en mi casa, hasta el perro era más listo que yo. Sigue leyendo

09.03.2017

Teatro foro, una posibilidad de educar actuando

por Dolores Álvarez

1índice

Anoche tuve la suerte y el lujo de asistir a una sesión de “Teatro Foro” titulada “El techo de cristal” del grupo “Menudo Teatro” dirigida por Edi Carrascal, dentro de los actos que se celebran en El Viso del Alcor (Sevilla) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Mi primera sorpresa fue ver la asistencia de jóvenes de Secundaria que asistían con ánimo y que quedaron con ganas de más, así lo expresó la chavala que estaba delante mía a su amiga “Oye, a esto tenemos que venir más veces, a mí me ha gustado” Desconozco si  la asistencia era una actividad programada por alguna persona docente.

El grupo pasó la pieza entera y mostraron micromachismos que están muy presentes dentro de la sociedad: conseguir trabajo por ser varón, desprecio a las titulaciones por ser mujer, impedimento de la edad de la mujer por estar en período de tener hijos o hijas, culto al cuerpo e imitación entre las propias mujeres, críticas a la forma de vestir entre las propias mujeres, pensamientos de que el hombre es el inteligente y las mujeres guapas, poner de reclamo las entradas de las mujeres en sitios públicos… 2índice

Las actuaciones de este grupo de mujeres y hombres no dejaron indiferente al público, estaban muy bien expresadas situaciones que a diario vemos y que siguen machacando los estereotipos y las injusticias hacia el género femenino en una sociedad puramente machista.

3índice

En el segundo pase de la obra, según la técnica del teatro foro, ya se podía paralizar a un actor o a una actriz y cambiar el papel que estaba representando. Hubo una gran participación de la gente joven que estaba presente y con gran acierto hacia la transformación de esas actitudes machistas que se habían planteado. Hubo un momento en que cambiaron a todas las que actuaban y aparecían en escena solo las personas jóvenes. Una alegría que este tipo de metodología haya hecho reflexionar al público y poner de relieve los micromachismos existentes.

4índiceFinalmente hubo un debate sobre la obra y se aportaron ideas que fueron evidentes para refrendar las acciones de muchas mujeres: “a mí no me dejaron estudiar”, “eso deben hacerlo esta gente joven que tiene estudios y puede hablar bien, yo ya con 80 años…”, “la educación empieza en las casas y son las madres las que no deben fomentar estos machismos” “el teatro ayuda a la pura transformación personal”…

Sería bueno que se aprovecharan en educación los nuevos recursos que la Neurociencia, a través de las “neuronas espejo” nos presenta como medio de tener emocionado al público y, en este caso al alumnado ”

“Las neuronas espejo son unos grupos específicos de neuronas que se activan, tanto cuando un individuo realiza una acción,como cuando un individuo ve esa misma acción realizada por otra persona. En otras palabras, el hecho de observar una acción provoca de forma inmediata la activación del mismo “programa motor” neuronal en el observador, “programa motor” que estará activo durante la ejecución de la acción: cuando observamos una acción, la estamos rehaciendo en nuestro interior”. (Gabriele Sofía)

5índice

Enhorabuena a Edi Carrascal y al grupo “Menudo Teatro” por evidenciar este tipo de situaciones y por generar emociones positivas con el teatro, haciendo que la participación sea una realidad de transformación de las personas.

Página 5 de 40«...34567...102030...»
Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8.4 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: