La Colina de Peralías
10.03.2019

“Narrar el aprendizaje” (La fuerza del relato en el ABP) de Juan José Vergara

por Dolores Álvarez

“La enseñanza es el arte de crear la intención de iniciar un proyecto, acompañarlo y apoyarlo con todas las herramientas de que disponemos para ello” (Juan José Vergara)

Complemento imprescindible después de la lectura de “Aprendo porque quiero” (El Aprendizaje Basado en Proyectos paso a paso) donde se apuesta por trabajar por proyectos como la forma de partir de los intereses del alumnado y devolverlo a la sociedad, como la forma más justa de ver que se aprende en cualquier momento y en cualquier lugar.

No puede haber educación si no se conecta con la propia realidad del alumnado, si no se enlaza con sus conocimientos previos, si no se parte de su propia curiosidad y de sus emociones. Es importante conceder a la educación el arte de contar historias  ,para que el proceso de la narrativa entre en sus vidas y sea la continuación de un aprendizaje significativo, aprendemos gracias a las historias que se van enlazando con las historias de nuestras vidas.

“Aprendemos cuando el contenido de la enseñanza nos sitúa en el centro de la aventura de aprender. Cuando lo que aprendemos explica nuestra vida, nuestro contexto cercano, nuestras relaciones y nuestras emociones: El aprendizaje se produce cuando lo que aprendemos habla de nosotros”. (JJ V)
Sigue leyendo

06.03.2019

Mujer y docencia

por Dolores Álvarez

Hoy he tenido la suerte de estar en mi IES Profesor Juan Bautista con motivo de la celebración de la Semana de la Mujer #8M, me invitó el Equipo Directivo a que diera una charla a los niños y niñas de 1º de ESO, dada mi larga experiencia como maestra y como directora del centro. Gracias por hacerme revivir tantos recuerdos. Gracias al alumnado por su participación activa en el debate.

Esta mañana tenía unas mariposillas revoloteando por mi estómago, ya que desde que me jubilé no me enfrentaba a hablarle a un grupo de niños y niñas. La experiencia ha sido positiva, lo he hecho en plan debate porque a esas edades escuchar un “tostonazo”, me parecía que no era conveniente ni necesario. Me interesaba más construir desde sus opiniones y hacerlos reflexionar sobre otras formas de comportamiento en la sociedad.

Lo he planteado con preguntas que dieran pie al diálogo y la reflexión para que de esta forma pudieran ellos y ellas sacar algunas conclusiones que los llevaran a actuar en igualdad desde su entorno:

  • ¿Cuántas mujeres y hombres os dan clase?
  • ¿Por qué hay más mujeres que hombres en nuestra profesión, sobre todo en Infantil y Primaria?
  • ¿Por qué hay menos mujeres en los cargos directivos docentes?
  • ¿Cuántos directores y directoras hay en los centros educativos del pueblo?
  • ¿Cuántas mujeres limpiadoras hay en el centro? ¿Por qué pensáis que no hay hombres limpiadores?
  • ¿Qué podéis hacer vosotros y vosotras en favor de la igualdad?
  • ¿Qué hacéis en casa para que no se dé esta desigualdad entre hombres y mujeres?

Ha sido un debate constructivo en los tres grupos que he tenido, han participado tanto niños como niñas y se ha encendido la llama de la reflexión en camino hacia la igualdad (concepto que he tenido que aclarar porque no lo tenían del todo correcto)

En uno de los grupos se ha dado un momento de micromachismo porque un niño interrumpía continuamente a otra compañera que estaba hablando, lo he parado en seco y creo que lo han entendido que esa situación era la que había que cortar porque no se estaba en igualdad, se estaba menospreciando la opinión de una compañera y eso no era justo. En el último grupo (ya después del recreo) había un conjunto de niños contestando a la defensiva, como si estuviésemos atacando a los hombres, parece que no entendían el porqué de la celebración de estos actos en torno al ocho de marzo, le hemos dado los motivos y el razonamiento de por qué la mujer necesita de estos momentos de reflexión para llegar a una sociedad igualitaria donde hombres y mujeres vivan con plenos derechos y no haya momentos en que la fuerza bruta del hombre aplaste los derechos de la mujer; parece que lo han empezado a entender.

He notado mucha influencia de los medios en estos niños de 12 o 13 años que se conocen los casos de violencia con todos los detalles y que en algunos casos están pensando que el hombre debe seguir así porque él es el que trabaja y las mujeres ni buscan trabajo porque es más cómodo quedarse en casa con los hijos y las hijas.

Esta sociedad avanza muy lenta, esta lucha por los derechos de la mujer debe seguir adelante porque sigue habiendo personas de corta edad con pensamientos anquilosados, repitiendo los mismos esquemas.

Desde aquí invito al profesorado y a las familias para que se trabaje el tema de la igualdad de derechos y para que se luche por una sociedad más igualitaria, más justa, más democrática.

14.02.2019

“Ser maestro” de Raúl Bermejo

por Dolores Álvarez

Este libro “Ser maestro” de Raúl Bermejo, @thinksforkids, es de los que te lees en una sentada. Parece como si tus pensamientos estuvieran cogiendo cuerpo y se fueran convirtiendo en letras negras sobre papel blanco. Son los pensamientos de la experiencia los que dan voz a esta obra, es la práctica la que va afianzando cada uno de los contenidos que se exponen. Se nota mucho que el autor es un maestro experimentado, sensible con la educación y que tiene entre sus objetivos ir cambiando la escuela desde su práctica; por eso lo explica tan sencillo, con sinceridad, por eso se lee tan rápido porque es su propia emoción la que nos hace ver la escuela desde dentro y sentir como él lo vive cada día en su propia experiencia.

Raúl Bermejo es maestro de educación infantil y primaria en Madrid. Muchos le conocerán por su participación en el programa “La vida secreta de los niños” o por su importante trabajo de divulgación en redes sociales. Es también autor de la obra  “Thinks for Kids”, libro de manualidades para realizar en familia. Tanto en este, como en “Ser Maestro”, Raúl se muestra convencido del desarrollo del potencial de los más pequeños a través de los juegos y la creatividad.” (yosoytuprofe)

En la dedicatoria del libro ya nos va dando pistas de poner al alumnado en el centro del aprendizaje, de hacer de las emociones una tarea que hay que tratar cada día, de buscar el cambio hacia el verdadero aprendizaje, sin cicatrices que nos acompañen a lo largo de la vida, haciendo de la educación un verdadero valor para transformar en positivo la sociedad que tenemos y formar una ciudadanía crítica, democrática y responsable.

“…Ellos han sido los que me han demostrado que otra educación es posible, con su alegría, sus ocasionales llantos, sus frustaciones y sus emociones. Con su motivación y sus ganas de aprender. Gracias por enseñarme a ver la educación desde vuestros ojos, llenos de inocencia y entusiasmo” Sigue leyendo

09.02.2019

“Treinta millones de palabras” de Dana Suskind

por Dolores Álvarez

Por recomendación del amigo José Blas García me enfrenté a la lectura de esta obra que desde luego no te deja indiferente. Los relatos de casos reales, el tratamiento con las familias, la sencillez y ternura con la que está escrita, hacen un aliciente continuo para la lectura y fundamentalmente que nos da pautas para la puesta en práctica de sus propias investigaciones y su tratamiento posterior. Ha sido un deleite darle cuerpo científico a pensamientos que me han estado acompañando durante muchos años. El lenguaje con el niño es muy importante desde su nacimiento, todo lo que se le diga y lo que escuche va a ir conformando su cuerpo de conocimiento que le va a llevar al éxito en la vida adulta.

“La Profesora Dana Suskind, doctora en Medicina, es la fundadora y directora de la iniciativa Treinta Millones de Palabras (TMP), un programa de investigación de la facultad de Medicina de la Universidad de Chicago basado en la importancia crítica, demostrada científicamente, que tiene la exposición temprana al lenguaje para el desarrollo infantil. Entre otros logros, la doctora Suskind ha recibido el premio de reconocimiento al profesorado de la Universidad de Chicago por ser una «destacada líder en programas innovadores». Vive en Chicago, Illinois, EE. UU”. (Edit. TEELL)

Treinta Millones de palabras es la diferencia aproximada que dejan de escuchar los niños y las niñas, hasta los cuatro años, que nacen en entornos más desfavorecidos en comparación con niños y niñas donde se les habla y se les atiende más porque han tenido la suerte de nacer en un ambiente más favorecedor socialmente. Sigue leyendo

29.01.2019

“La adolescencia no es un problema, es una oportunidad”

por Dolores Álvarez

La adolescencia es una etapa en la que las personas, sin llegar a ser adultas, van configurando su propio pensamiento, dejando al lado, en la mayoría de los casos, aquellos modelos familiares que nos servían en la infancia, el debate interior se hace profundo y pasamos, en la mayoría de los casos, por una época de turbulencias en las familias.

Al adolescente le asaltan las dudas continuamente. Cuando son niños y niñas tienen las ideas claras, en la mayoría de los casos son las propias ideas de las familias. Sin embargo cuando llega la adolescencia todo son dudas e inseguridades, empiezan a ver nuevos caminos que en la mayoría de los casos no son los marcados por las familias, esos son los primeros a los que se contraponen por ser opiniones de otros y otras y porque ellos y ellas tienen pensamientos alternativos en los que ven otras posibilidades.

Empiezan a buscar otras verdades que van a confluir con sus propias ideas y pensamientos, esos caminos les llevan a confluir en un pensamiento formal que en algunos casos llegan a la madurez y en otros se va a ir formando a lo largo de la vida. Sigue leyendo

29.01.2019

Decálogo para ganarse la confianza de hijos e hijas

por Dolores Álvarez

Siempre hablamos de que la adolescencia es una edad difícil y que las relaciones con los padres y madres se ven deterioradas alterando el clima familiar. Hace falta invertir y preparar a los niños y niñas desde la infancia para que esos cambios hormonales que tanto les trastornan en la edad difícil, no  sean un verdadero martirio en la familia.

Para ganar esa confianza desde pequeños, Jové y Zambrazo en su libro “Educar es emocionar”, nos proponen el siguiente decálogo:

1. Que al despertarse cada mañana y al dormirse por la noche se encuentre con tu sonrisa.

2. Que cuando te hable procures dejar lo que estás haciendo y le mires directamente a los ojos.

3. Que en los momentos de tensión “gratuita” bromees y llenes de liviandad aquella situación.

4. Que cuando te “tropieces con él” le llenes de caricias, le tomes de la mano y la aprietes con fuerza, le abraces…

5. Que siempre encuentres un minuto para reír con él, ¡reír a carcajadas! Sigue leyendo

28.01.2019

“Educar es emocionar” de Mª Ángeles Jové y Andrea Zambrano

por Dolores Álvarez

Un libro práctico, de fácil lectura, especialmente dirigido a las familias de forma que se pueda crear en casa un buen clima, donde se potencien y se respeten las relaciones entre sus miembros. Aporta reflexiones, recursos, habilidades emocionales, herramientas, ideas sencillas, ejemplos, prácticas reales, consejos prácticos y de sentido común, que se engloban en el método AEIOU, creado por las autoras del propio libro.

El método pone el enfoque en los padres y las madres que son los modelos que van a seguir los niños y niñas en sus actuaciones ya que educamos desde quienes somos. Se trata de ver y revisar quiénes somos para que nuestros hijos e hijas aprendan de nuestra propia práctica y comportamiento cotidiano.

“Educamos desde nuestras emociones, nuestros miedos, nuestras creencias, nuestros pensamientos, nuestros prejuicios y nuestras actitudes también. Si estoy enfadada con el mundo, educo desde el enfado. si vivo estresado y angustiado, educo desde el estrés, desde la exigencia, poniendo el foco solo en el resultado. Si vivo en la desconfianza, educaré desde el recelo, el control…”

El libro está lleno de preguntas que nos llevan a la reflexión de cómo estamos actuando, qué tipo de personas somos, cómo crecemos personalmente… Poniendo el foco en los padres y las madres llegamos a mejorar la educación porque, es evidente, que servimos de modelo en todo lo que hacemos cada día.

Se trata de educar construyendo relación desde pequeños, para cuando lleguen a edades más complicadas esa misma relación perdure y no se enturbie en el clima familiar. Hemos de crear el contexto necesario para aceptar, confiar en ellos, llegar a pactos y alianzas que nos unan y respetemos todos los miembros de la unidad familiar.

¿Qué tipo de madre o padre quiero ser? ¿Qué es lo que verdaderamente quiero para mi familia? ¿Podemos disfrutar de la educación de nuestros hijos e hijas? No somos padres y madres perfectos, ya nos lo decía Gregorio Luri, debemos saber perdonar y rectificar, dando este ejemplo se expandirá hacia la escuela, los amigos, las familias…

Las autoras hablan de empoderar a los padres y madres de forma que sus actuaciones beneficien esa relación positiva tan necesaria en las familias. Es decir, si los padres y madres son personas que controlan sus emociones, que son justos en el trato, que saben empatizar con las personas que están a su lado, si son cariñosos, si saben tener sus propios pensamientos y una actitud crítica ante lo que ven… los niños y las niñas lo aprenderán de forma natural y de la misma forma lo trasladarán a su propio ámbito de relaciones.

“La clave está en cuidar la relación. Todo aquello que alimenta la conexión, el vínculo y el apego sano con nuestros hijos crea relación”

“Lo especial de este libro es que es para padres y madres. Para cambiar tú (y no tu hijo o hija). ¿por qué este enfoque? Porque tenemos la firme creencia de que para conseguir algo distinto en casa, primero tenemos que aprender a ser un padre o una madre distintos. Este principio es aplicable a todos los ámbitos de nuestras vidas: si queremos que algo cambie, antes tendremos que cambiar nosotros”

Libro muy recomendable para que las familias sepan cómo crear ese tipo de ambiente familiar donde la relación con sus miembros esté cargada de energía y de ella fluyan personas positivas en la sociedad en la que vivimos.

Mª Ángeles Jové Pons y Andrea Zambrano Calzado, autoras del libro, son coaches profesionales y fundadoras de Educar es emocionar, una organización especializada en educación emocional para docentes, familias, niños y adolescentes que ha creado el método AEIOU. Su pasión es contribuir para mejorar la armonía familiar a través de la divulgación y la formación de padres, niños y educadores.

 

 

 

 

 

25.01.2019

Raimundo Prados González

por Dolores Álvarez

 

Ayer despedimos al maestro y amigo Raimundo Prados. Una bellísima persona que quería siempre lo mejor para todos los que teníamos la suerte de estar a su lado, de disfrutarlo con su buen hacer y la sabiduría que le había dado su larga experiencia en el mundo educativo.

Un excelente maestro que luchó por la integración desde el primer momento y más tarde por la inclusión del alumnado, de la mejor forma posible; siempre estaba atento a cualquier avance de la Pedagogía para el mejor tratamiento con su alumnado. Transmitía sentimientos positivos, serenidad, emoción y curiosidad, elementos muy necesarios para favorecer el aprendizaje y desde luego que él lo conseguía.

Con frecuencia, su alumnado me pregunta por la calle y también las familias, es decir, dejó huellas en todo el alumnado que trató, lo querían mucho porque él se entregaba, incluso a los casos más difíciles en su tratamiento.

Como compañero y amigo, lo queríamos un montón, siempre con una elegancia en su trato que era inmejorable.

Mi amigo Raimundo se ha ido pero su huella y su aprendizaje no lo olvidaremos en la vida, era un gran profesional y una gran persona.

Adiós, Raimundo, descansa en paz, como te mereces. Desde este, mi humilde espacio, quiero homenajearte con todo mi cariño y gratitud hacia los tantos años que hemos trabajado juntos, primero en el CP Blas Infante y después en el IES Profesor Juan Bautista de El Viso del Alcor (Sevilla)

Que tu familia y tus nietos te recuerden por lo bueno y cariñoso que eras. Un abrazo para Pepi, Ray y Begoña.

14.01.2019

Escuchar es importante

por Dolores Álvarez

En el libro de “Educar es emocionar” de M. Ángeles Jové y Andrea Zambrano, nos hacen reflexionar sobre la importancia de la relación, sobre la importancia de la escucha a nuestros hijos e hijas.

En ocasiones estamos presentes con ellos y ellas pero pensando en qué tengo que hacer con respecto al trabajo, mirando el móvil, viendo la tele…, es decir, es una presencia ausente. Nuestros niños y adolescentes se percatan de esta falta de plenitud al estar con ellos y desde luego no es nada positivo para nuestra relación con ellos y ellas.

Es bueno recordar el poema “Escucha” de R. O’Donnell, para reflexionar sobre esta forma de escucha activa a la que nos estamos refiriendo.

Escucha

Cuando te pido que me escuches

y tú empiezas a aconsejarme,

no estás haciendo lo que te he pedido.

Cuando te pido que me escuches

y tú empiezas a decirme por qué yo no debería sentirme así,

no estás respetando mis sentimientos.

Cuando te pido que me escuches

y tú piensas que debes hacer algo para resolver mi problema,

estás decepcionando mis esperanzas.

¡Escúchame!

Todo lo que te pido es que me escuches,

no quiero que me hables ni que te tomes molestias por mí.

Escúchame, solo eso.

Es fácil aconsejar.

Pero yo no soy un incapaz.

Tal vez me encuentre desanimado y con problemas,

pero no soy un incapaz.

Cuando tú haces por mí lo que yo mismo puedo

y tengo necesidad de hacer,

no estás haciendo otra cosa

que atizar mis miedos y mi inseguridad.

Pero cuando aceptas, simplemente,

que lo que siento me pertenece a mí,

por muy irracional que sea,

entonces no tengo por qué tratar de hacerte comprender más

Y tengo que empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.

R. O’DONNELL (El mosaico de la misericordia)

(Imagen tomada del portal HacerFamilia)

 

 

12.01.2019

“Niñ@s hiper” (Infancias hiperactivas, hipersexualizadas, hiperconectadas) de José Ramón Ubieto y Marino Pérez Álvarez

por Dolores Álvarez

Algo está pasando en la infancia que hay que analizar, parece como si fuese un producto cualquiera con el que se juega para sacarle mayor rendimiento, no importan los contextos, nos ciega el producto y su rentabilidad, muchas veces económica. Está pasando en nuestra infancia, se juega con sus sentimientos y se olvida que los niños y las niñas deben ir descubriendo el mundo pero sin dejar de ser niños o niñas, no hay que acelerarlos, hay que dejar que pierdan su tiempo, que se aburran, que jueguen en la calle, en el campo, en la playa… solo así podrán construir su propio mundo para llegar a ser personas y no estar en esa aceleración que le imponemos los mayores porque en el fondo queremos que sean niños con proyectos de hombre o niñas con proyectos de mujeres, desde su más tierna infancia, sin dejarles su propio tiempo de paso y de descubrimiento de sus primeros años de existencia.

Los adultos estamos colonizando la infancia de manera acelerada por la vía de lo híper: infancias hiperactivas, hipersexualizadas, hiperconectadas… Queremos que sean como nosotros: emprendedores, con una identidad sexual clara, dominadores de varios idiomas y creativos. Idolatramos la autoestima, elogiándolos indiscriminadamente como si ya fueran geniales por el simple hecho de ser niños, a menudo origen de egos inflados de narcisismo. Y, al mismo tiempo, los queremos controlados y evaluables en sus resultados. ¿No estaremos privándoles del tiempo propio de la infancia, aquel que Freud reservaba para comprender qué significa hacerse mayor? ¿O de los entornos facilitadores de desarrollo a los que aludía Skinner? ¿Cómo seguir siendo interlocutores válidos para esta infancia del siglo XXI” (Casa del Libro) Sigue leyendo

Página 5 de 50«...34567...102030...»
Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8.11 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: