La Colina de Peralías
22.05.2016

La educación en la encrucijada de M. Fernández Enguita

por Dolores Álvarez

cubierta_med

La educación en la encrucijada, de Mariano Fernández Enguita, constituye un ambicioso y documentado análisis de los retos que el mundo de nuestros días plantea a la educación institucional. No es una obra técnica ni circunscrita a los profesionales de la enseñanza, sino que por su amplitud puede contribuir a la reflexión, ya viva en nuestra sociedad, sobre el papel de la educación como factor de cohesión y progreso (Fundación Santillana).

Como afirma Mariano Fernández Enguita, en el prefacio de “La educación en la encrucijada“, no ha sido su voluntad hacer un informe descriptivo más, ni proponer hoja de ruta alguna: lo que pretende con él es hacer una recapitulación sobre el pasado de la educación, un diagnóstico del presente y presentar una prospectiva del futuro que contribuyan a liberar el debate educativo de la estrechez de lo políticamente correcto y de las retóricas impuestas por intereses y hacerlo sin prejuicios, tabúes ni, algo tan de actualidad, como son las llamadas líneas rojas. En la página de todoliteratura.es puedes encontrar un buen resumen del libro.

Tras la lectura del libro me gustaría hacer unos apuntes, que en la mayoría de los casos son interrogantes que debemos plantearnos en las comunidades educativas:

  1. El debate sobre la educación debe plantearse entre el profesorado, el alumnado y las familias, conjuntamente con la administración, pero en ningún caso debe estar monopolizado por esta última. Es necesario que todos los sectores se hagan conscientes del cambio que necesita el sistema educativo en este siglo XXI, amoldándose a las nuevas exigencias de la sociedad y proyectándose hacia un futuro líquido en el que harán falta muchas competencias para el desarrollo y la estabilidad personal, como parte integrante de una ciudadanía crítica y responsable.
  2. Los grandes cambios sociales que dieron sentido a la “escuela de masas” (escuela para toda la infancia), dan ahora paso a una nueva época global, postindustrial, digital y líquida. La escuela vive una crisis institucional que afecta a sus funciones, a su relación con el entorno y a su estructura interna. También asistimos a una transformación del alumnado y en una mayoría al anquilosamiento del profesorado. No podemos ponernos orejeras al cambio que esta sociedad está viviendo a velocidad de vértigo.
  3. Enguita nos aporta elementos de recapitulación del pasado, diagnóstico del presente y prospectiva del futuro que contribuyen al debate del camino o encrucijada por donde puede ir la educación.
  4. La economía y la política afectan directamente a la institución escolar de manera directa, por eso no podemos estar ajenas a ellas.
  5. El mercado del trabajo que espera a nuestro alumnado actual no es ya el nacional, sino el global. Esta circunstancia hace que debamos tener en cuenta esta peculiaridad a la hora del aprendizaje.
  6. El mundo no necesita menos globalización, sino más… necesita controlar, civilizar, democratizar la globalización, de forma que la globalización política alcance a la globalización económica. La tarea que debemos encomendar a la educación ante el emergente mundo global es fomentar una comunidad moral que sirva de base a la necesaria comunidad política.
  7. Hace falta una Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. Somos seres sociables y como tales hemos de recibir una educación social y no individualista, preparar a nuestro alumnado para llegar a formar una ciudadanía crítica en las que las diferencias sean un signo de garantía multicultural. No podemos escapar de las fuertes influencias que ejerce el grupo de amigos y amigas, la familia, la escuela, el entorno…
  8. La escuela ha de desempeñar un papel generador de comunidad ya que es la primera institución, reconocida como un derecho, de acogida social tanto del alumnado como de las familias.
  9. Es necesario abrir las puertas de los centros educativos a las localidades, optimizando recursos para otras instituciones, asociaciones, grupos de voluntarios… que lo necesiten. “La escuela necesita integrarse más intensamente con la comunidad, extenderse en ella y ser a la vez su extensión, convertirse en escuela-red
  10. La educación debe contemplar la digitalización para estar realmente presente en el mundo de la comunicación, con los medios y maneras que tenemos hoy a nuestro alcance. Este asunto no debe generar desigualdades en el alumnado debido a su situación familiar, son los centros, las bibliotecas, los centros cívicos… los que deben poder trabajar con las tecnologías y facilitarlas al alumnado. La escuela es una institución propedéutica que forma al alumnado para el futuro, por este motivo no puede negarse a los nuevos medios digitales, las nuevas formas de investigar y adquirir conocimiento, las nuevas formas de comunicarse… que ya están con nosotros, porque de lo contrario sería como “abandonar a alguien en medio de la naturaleza sin un curso de supervivencia”. “¿No estaremos, simplemente, ante la vieja incapacidad de la escuela para generar igualdad, ahora agravada por la irrupción de una tecnología del aprendizaje y el conocimiento que los docentes, a diferencia de la lectoescritura, no dominan?.
  11. ¿Cuáles son los fines de la educación? “Por un lado el desarrollo del individuo, que ha de ser físico, intelectual, estético y moral. Por otro lado, la constitución del miembro de la sociedad, que ha de ser agente económico, ciudadano activo y partícipe de la cultura”.
  12. La escuela debe respetar las diferencias del alumnado y no hacer una pedagogía de talla única que discrimine los ritmos de aprendizaje, las diferentes inteligencias, las distintas maneras de aprender y emocionarse con lo que se aprende. Debe poner los medios para garantizar el desarrollo personal y la capacidad de seguir aprendiendo de modo que se reduzcan las desigualdades sociales.
  13. Los docentes, como profesionales de la educación, pasan a ser acompañantes en el proceso de aprendizaje del alumnado, serán los que filtren los conocimientos adquiridos en las redes e Internet. Dejan de ser los expertos que todo lo saben y esto cuesta asumirlo, hay parte del profesorado que se niega a esta visión de la educación en este tiempo y siguen poniendo trabas al conocimiento, utilizando como único medio el libro de texto. Lo importante no es acumular la información sino llevar al alumnado a encontrar el camino donde buscarla. “El conocimiento está distribuido en las redes y el aprendizaje consiste justamente en saber moverse por ellas”. “La mejora de la educación pasa por la mejora del profesorado; la adecuación del sistema educativo al nuevo entorno global, informacional y transformacional pasa por una reforma acorde y a fondo de la profesión”

Concluyendo, hace falta un debate serio y profundo en educación, hay que llegar a un compromiso social por la educación, hay que hacer de la educación el motor que dirige las comunidades en verdadera democracia y acepta a cada persona tal como es. El docente debe estar en continua adaptación a los cambios de la sociedad y eso supone un perfeccionamiento continuo. “En resumen, corresponde a la escuela en estos momentos de globalización fomentar una comunidad moral que sirva de base a una comunidad política global: es decir, una institución global y globalizadora que debe de abandonar sus servicios a favor de intereses particulares y diferencias locales”.

(Todas las citas de este artículo pertenecen al libro “La educación en la encrucijada” de Mariano Fernández Enguita)

Este artículo fue publicado en el Magazine Ined21 el 11/06/2016. Lo puedes ver aquí.

1

comentarios

comentar

1 - (30) Libros para personas interesadas en Educar « La Colina de Peralías 22.06.2016 - 21:09

[…] Mariano Fernández Enguita (2016) “La educación en la encrucijada” Como afirma el propio autor, no ha sido su voluntad hacer un informe descriptivo más, ni proponer hoja de ruta alguna: lo que pretende con él es hacer una recapitulación sobre el pasado de la educación, un diagnóstico del presente y presentar una prospectiva del futuro que contribuyan a liberar el debate educativo de la estrechez de lo políticamente correcto y de las retóricas impuestas por intereses y hacerlo sin prejuicios, tabúes ni, algo tan de actualidad, como son las llamadas líneas rojas. Puedes ver más aquí. […]

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: