jochimet
07.03.2018

Abuelo, ¿qué es el gobierno?

por José Antonio Jiménez Ramos

Este martes día 6 de marzo, décimo cumpleaños de Lola, nuestra nieta mayor, y por circunstancias familiares he tenido que llevarla a ella y a su hermano Mario de 4 años al colegio por la mañana. No es muy habitual, porque es un trayecto de más de 25 km y es raro que se queden a dormir en días entre semana.

Tengo la costumbre de escuchar la radio en el coche y procuro seguir haciéndolo aunque vengan ellos conmigo. Les gusta escuchar música o algún cuento, yo me hago el loco y si no me lo piden, radio y a esa hora, informativos matinales. Al cabo de unos kilómetros, escucho la voz pausada de Mario desde atrás que me comenta algo, no ando fino de oído y ayudado por el ruido interior no me entero bien del comentario; ¿qué dices Mario? Lola se adelanta y me aclara la pregunta, “dice Mario que ¿qué es un gobierno” ¡La madre que lo parió! (la radio no paraba de informar de las dificultades de formar gobierno en Italia). Sigue leyendo

01.01.2018

María Ramos en el recuerdo

por José Antonio Jiménez Ramos

El uno de enero de 1918 nació María Ramos Moreno en Moguer, el mismo pueblo que vio nacer a Juan Ramón Jiménez 27 años antes. En cualquier caso, en sus recuerdos de niña me decía que la gente del pueblo lo tenían por un poco chaveta, nada que no sea muy distinto a sus distintas estancias en casas de reposo y sanatorios mentales.

Pero el objeto de este artículo no es el escritor, sino mi madre, con motivo de los 100 años que hoy hubiera cumplido si no se hubiera cruzado en su vida un maldito infarto cerebral hace algo más de 20 años.

Era mi madre la única hija de María Moreno Mora y de Antonio Ramos, al que no conoció pues murió en un accidente de caza, cuando ella acababa de nacer. Huérfana en un pueblo de la campiña y rodeada de la familia de su madre, que eran solteros. Esa familia la formaban Antonio y Esperanza, el primero era un buen mozo que realizó un servicio militar en el batallón de gastadores de Ingenieros con tanto mérito y capacidad que fue premiado con un diploma que adorna una parte de mi casa y en el que se le reconoce el derecho a recibir un premio de 25 pesetas. Un gran premio para la época. Ese orgullo lo tenia a gala mi abuela, su hermana y me lo trasmitió a mi. La verdad es que a mi, que no me levanta la música militar, siempre me gustó tenerlo en un sitio bien visible, por respeto a la persona que hizo posible que la vida de mi abuela y de mi madre fuera bastante mejor de la que se le venía encima a una viuda joven y una huérfana de padre dadas las circunstancias de la época. Sigue leyendo

30.11.2017

Una historia para Emma (2)

por José Antonio Jiménez Ramos

Yo nací en la calle Redes, en el barrio del Museo, en pleno centro de la ciudad de Sevilla. Vivíamos en la planta baja de una casa de vecinos, no muy grande, solo eramos tres familias y una señora mayor. Mi familia, por aquel entonces se componía de mi tía Esperanza, mi padre, Pepe y mi madre, María y yo que era el único hijo; no tenía, ni tengo hermanos ni hermanas. Una realidad triste, porque no tenía con quien jugar, sino era con los niños de mi casa. Y tampoco había muchos, mayores que yo, un muchacho y un niña y menores, dos niños y una niña.

La casa que habitábamos era muy vieja y la declararon en ruina, de manera que estaba apuntalada y corría el riesgo de que se cayera. Por esa razón nos ofertaron a nosotros y a otra de las familias que vivíamos en la misma casa dos viviendas en el mismo edificio y también en el mismo piso, el séptimo del número 3 de la Avenida de El Greco. Sólo quedamos de aquellas familias los hijos Ángel Luis, José Antonio y Estrella de Loly y Manolo y yo. Los veo a los dos últimos de vez en cuando. Sigue leyendo

22.10.2017

Abuelo Carrascal, querido tocayo

por José Antonio Jiménez Ramos

Permíteme, querido José Antonio, no es el mejor momento, posiblemente, pero es el único que tengo al alcance de mi mano. Me conozco y como no lo haga ahora, no lo haré y no me lo voy  a perdonar.

Nos conocimos hace más de 12 años. ¡Cuántas novedades en nuestras vidas!, la primera por determinante, el propio reconocimiento de la pareja que nos unió. Edi y Benito, juntos gracias a un especial espacio amarillo, que, en poco tiempo, por obra y gracia del amor se convirtió en un ámbito Jiménez Carrascal, en forma de Lola, la primera nieta de Loly y mia.

Edelmiri y tú teníais, por entonces, tres nietas, María, Laura y Elena, nos ganabais por goleada, pero el partido acababa de empezar, ya se vería el resultado final.

Recuerdo en muchas ocasiones, cuando paso, por el local donde comimos, actualmente cerrado, la cara de satisfacción, sorpresa y alegría que tenía Dolores, la madre de Loly, cuando aquel fin de semana os presentasteis en nuestra casa de Isla Cristina, para acompañar a los tortolitos que querían decirle que iba a ser bisabuela. Ya sabes, un accidente imprevisible lo impidió. Pero nadie le pudo quitar el regusto de intentarlo con todas sus fuerzas. Sigue leyendo

06.10.2017

Siempre hay tiempo…

por José Antonio Jiménez Ramos

El tipo cogió su chaqueta, con la señal del perchero de la entrada; llevaba casi un mes colgada a la espera de que hiciera falta. Ya sabes, parece que empieza a bajar las temperaturas y en cualquier momento te va a hacer falta, déjala ahí, que eres muy dejado y seguro que pillas un resfriado por no abrigarte, le dijo su madre, siempre pendiente de todo. Aquel día había empezado a bajar la temperatura y le vino la necesidad de cogerla. Ya era imposible no hacerlo.

De alguna manera era lo que le ocurría en su vida diaria. Siempre había tiempo para todo, para hacer las cosas, al fin y al cabo aquello se arreglaba en tres minutos. Te dije, hijo mío, que tenías un paquete que recoger de la oficina de correos, va a cumplir el plazo y lo van a devolver. No te preocupes, solo son tres minutos, lo hago ya, para que te quedes tranquila. Un día más se le olvidó, hasta que llegaba el momento de que era imposible no hacerlo. Miró el reloj, no puede ser, faltan tres minutos para que cierre correos. No creo que llegue a tiempo. Sin pensarlo corrió hacia ella y por los pelos (el reloj de correos estaba retrasado como siempre) pudo entrar. ¡Uff!, resopló tranquilizándose. Ya estoy dentro y me darán el paquete, digo yo, no vaya a ser que los trabajadores cuando sea su hora en punto, cierren y no atiendan a nadie. No lo creo, sería una canallada, eso no se hace, yo estoy dentro y he llegado a tiempo, justo pero a tiempo. Ensimismado en sus ideas, cuando escuchó la voz del trabajador que le increpaba. ¿Quería algo?, me tengo que ir, es mi hora de salida. Si, disculpe; se echó mano al bolsillo interior de la chaqueta y rebuscó cuidadosamente en la búsqueda del recibo. No puede ser, no está, estoy seguro de haberlo metido anoche, porque se había acordado que hoy era el último día para recoger el paquete. Atónito ante la mirada inquisidora del empleado impaciente, mete sus manos nerviosas por todos los agujeros posibles de la chaqueta, sin resultado. ¡Dios! ¿Que le digo a mi madre ahora? Cabizbajo le pide disculpas al trabajador y sale enfadado, ya no hay solución, era el último momento del último día. No tengo arreglo, murmuró.

Abrió la puerta de su casa con sigilo, para escapar de la pregunta ansiosa de su madre. No sirvió de nada, apareció al fondo del pasillo y sin dejarle justificarse, le espetó, ¿te fijaste que te cambié la chaqueta?, porque la otra tenía una señal feísima del perchero. ¿Siempre hay tiempo?

 

26.03.2017

¿Un nuevo Acuerdo Social por la Educación?

por José Antonio Jiménez Ramos

lazo_escuela_publica

Desde hace unos años a esta parte con el surgimiento del 15M, los diversos movimientos sociales y políticos, las mareas, la nueva política, en fin lo que hemos dado en llamar el cambio, se observa una cierta tendencia adanista en el discurso. Pareciera que cada nuevo grupo que se crea del asunto que sea, está obligado a partir de cero, como si nadie haya dicho algo serio del asunto en cuestión o como si nada hubiera sucedido al respecto.

Digo esto a raíz de la puesta en marcha del llamado Movimiento Andaluz por la Escuela Pública (MAEP); me parece muy interesante que se haga un trabajo serio y potente en esa dirección, es necesario y conveniente hacerlo; es muy importante que se haga en Andalucía, porque sabemos perfectamente cómo estamos sufriendo los recortes del gobierno central, amplificado, por el gobierno autonómico; es muy bueno que se incorpore nueva gente a esta lucha imprescindible por la escuela pública, de esa manera se refrescan ideas y conceptos que venimos manejando desde hace años frente, por un lado, a los que siempre han querido acabar con la escuela pública, porque no la consideran acorde a sus deseos y mucho menos a sus objetivos, los conocemos y sabemos lo que pretenden y de alguna manera podemos contrarrestarlos. Hay un segundo grupo, mucho más sibilino y, en consecuencia, más difícil de verlos venir, son aquellas personas y organizaciones que afirman una fe ciega  en la escuela pública y llevan a sus hijos e hijas a la escuela concertada religiosa o a la escuela privada pura y dura. Una buena parte de esta gente son los que han propiciado que España sea el tercer país de nuestro entorno con más escuelas de Primaria concertada y el cuarto en cuanto a Secundaria. Sigue leyendo

24.03.2017

Un trabajo de clase. Lola escribe un cuento

por José Antonio Jiménez Ramos

lola_mario_cuento_2

 

Lola, nuestra nieta mayor, nos contó la otra tarde, que había escrito un cuento a propuesta de su maestra como un trabajo de clase. El ejercicio era curioso, tenía que hacerlo en tres partes y en tres dias diferentes, según la maestra explicaba “el comienzo”, el nudo y el desenlace.

IMG_0486

TRANSCRIPCIÓN:

Partes de una historia. “El comienzo”

Vas a escribir el comienzo de un cuento. Para ello deberás seleccionar de cada columna lo que más te inspire para tu relato.

En un antiguo poblado vivían dos niños que eran hermanos, ella era alta, traviesa, delgada, guapa, tenía el pelo largo y de un llamativo color amarillo y él era todo lo contrario, menos travieso y guapo. eso (sic) ocurría hace muchísimo tiempo…..

IMG_0485

TRANSCRIPCIÓN:

Continua mi historia

Estaban paseando y de repente chocaron con un árbol, había una puerta y entraron, se encontraron un montón de frascos de cristal llenos de pociones mágicas y  Mario el niño, se echo (sic) un frasco encima, Lola, la niña, se asusustó (sic), porque Mario se había convertido en babosa, Lola empezó a pedir ayuda…

IMG_0484

TRANSCRIPCIÓN:

Comienza mi cuento, Final

Lola grita tan, tan fuerte, que la oyeron todas las criaturas del poblado, salieron de sus casitas en forma de setas, entraron en el arbol (sic) y se pusieron manos a la obra con la poción que hace que Mario sea otra vez humano tras intento y intento el rey un apuesto enano… Habrir (sic) paso al rey, hecho (sic)  una gota de todo, se la hecho (sic) a Mario ¡Aaaa! (sic) Lola habrio (sic) la puerta y grito (sic)  Mario buelbe (sic) a ser humano.

Me ha parecido interesante publicar este trabajo dado que últimamente tiene muchas ganas de escribir y verlo publicado puede motivarla para que no deje nunca de hacerlo. La próxima etapa ya veremos cuál es. De momento publicaré lo que ella me diga.

NOTA ACLARATORIA:

He preferido publicar literalmente el cuento como está escrito, a veces corregido y, sobre todo, el último trozo, claramente sin corregir, porque considero que de esa manera es mucho más fresco el trabajo.

 

09.03.2017

Conciencia de clase o cómo no darse cuenta lo que nos jugamos

por José Antonio Jiménez Ramos

huelga9M_2

En el día que escribo este artículo, 9 de marzo de 2017, se está llevando a cabo la primera huelga educativa contra el nuevo gobierno de Rajoy. Es una manera de verlo, porque ninguna huelga está al margen de las opciones políticas, si no pregunten por qué razón FSIE, CSIF y ANPE y la CONCAPA no apoyan esta huelga. La huelga está convocada, sin embargo por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública que está compuesta por los sindicatos CCOO, STES, UGT y CGT, el Frente de Estudiantes, Sindicato de Estudiantes, Estudiantes en Movimiento y Faest; los padres de Ceapa y los Movimientos de Renovación Pedagógica. Sin necesidad de nombrar opciones ideológicas, me parece bastante claro donde está planteada la situación; que nadie se llame a engaño. Es una posición de fuerza desde el frente social, sindical y político contra la LOMCE y las políticas neoliberales que lleva practicando el gobierno del PP y todos aquellos gobiernos que han secundado sus decisiones contra los derechos básicos.

A partir de ahí se pueden elaborar diversas razones sobre la conveniencia o no de secundar la huelga. Eso es tan así que un mismo argumento, puede servir para ir a la huelga o lo contrario. Nada novedoso, por otro lado, mi experiencia profesional me lo ha demostrado de manera clara muchas veces. También soy consciente que hay razones ocultas que están en lo más profundo de cada persona para tomar decisiones en un sentido u otro, son respetables todas, pero en este momento hay algo que quizás no lleguemos a comprender o ni siquiera lleguemos a ver. Sigue leyendo

26.02.2017

Ella era perfecta

por José Antonio Jiménez Ramos

IMG_0442

Con un dinero que tenía ahorrado dio la entrada y firmó las letras necesarias para tener un comedor funcional que, fundamentalmente, tenía una mesa que se abría, toda una novedad de la época, para comer los pocos que éramos en casa; ella, mi padre y yo. La mesa abierta era inmensa y ocupaba todo el salón comedor del piso que nos había correspondido, porque la casa de la calle Redes estaba en ruinas. Todo ello solo tenía un objetivo conseguir, con mucho sufrimiento, que la ropa que cortaba con los patrones del Burda Moden no tuviera el menor defecto, si el tejido era estampado o de cuadros escoceses, se esforzaba hasta el extremo de que las costuras del vestido no se notaran, ya que el estampado o el cuadro lo hacía coincidir de manera que el dibujo no sufría nada, como si la tijera no hubiera rasgado la tela.  Esa era mi madre, María o Mariquita Ramos, apreciada por sus vestidos. Una auténtica obra de arte, gracias a que ella era perfecta.

22.10.2016

La respuesta está en el espejo

por José Antonio Jiménez Ramos

Para Isabel y Rocío

Hay momentos en que no sabes qué decir ni qué hacer, se te cae toda esa potencia que crees tener. Te enfrentas a unos acontecimientos inesperados, imposibles de prever; te conviertes en un ser inútil para las respuestas. La gente te mira compartiendo la misma incredulidad que tienes, eso si, hablas y mucho o callas, también mucho, pero en ningún caso respondes, ni tus palabras, ni tus silencios son propuestas, solo son sonidos y pausas. Ni siquiera las respuestas están en el viento, tampoco están al alcance de los libros, de las creencias y del conocimiento. No hay respuestas, ni las puede haber, pero si muchas preguntas; hasta la saciedad, hasta el desgarro, hasta el no poder más. Recurres a preguntar en todas las direcciones y compruebas que esa debilidad, percibida porque no encuentras soluciones ni fáciles, ni difíciles, te pone delante del espejo de tu vida que te responde con tu propia imagen, que es la única respuesta posible, tú misma, tú eres la respuesta y puede que haya otra respuesta, otra imagen, la de la persona con la que has decidido compartir tu vida.

No es consuelo para nada ni para nadie, pero tú y tu otro tú, sois las únicas respuestas. Os encontráis débiles e indefensas ante la incertidumbre y ante la injusticia permanente de la vida, solo la comprensión de que esa debilidad es vuestra propia fortaleza, es la que os dará una nueva potencia para salvar este momento inolvidable, regado por las lágrimas de la propia lluvia que hoy nos acompaña. No olvidéis, no es bueno olvidar, el olvido no resuelve las preguntas, estoy seguro que no lo haréis, pero no paréis, ya sabéis como se hace, lo habéis hecho muchas veces, ahora otra vez más. Maldecid como queráis y contra quien queráis, pero lanzaros hacia adelante, las maldiciones desahogan, limpian el estómago de los malos momentos. Todo ello sirve, pero no olvidéis que el futuro está por llegar y solo será si sois vosotras mismas, no lo podréis controlar, ya lo habéis comprobado, pero si no lucháis por ello, no existirá.

Página 1 de 1212345...10...»
Acerca de jochimet
El blog jochimet está hecho con Wordpress 4.8.7 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: