abrelatas
26.05.2011

La fuerza bruta

por abrelatas

Viernes 20M_31

Micro-obra de teatro basada en el 15M

Capítulo 1

Durante una asamblea una mujer está sentada en el suelo. Se levanta. Coge un micrófono y corta el cable con unas tijeras. Coge un libro y lo abre. Entonces, le susurra a un hombre que está a su lado:

Sea como sea, tanto para prescindir cuanto para entregarse a él, buena cosa es objetivar al público, y estirarlo y aflojarlo y disponerlo en todas las formas y maneras imaginables y hacerle lo que podemos o decidimos o dejamos que él nos haga; pero sin permitir nunca que se nos imponga inadvertidamente la agresividad de un público único, mundial, homogéneo y competitivo, sin la posibilidad de subvertirlo desde una verdad más esencial, desde allá donde germinan la soledad confortativa y la simpatía universal y la afinidad profunda.

Capítulo 2

Un hombre con más de 130.000 seguidores en twitter, sentado delante del ordenador, escribe con determinación esta frase:

Si quieren que el movimiento 15M llegue de verdad a algo, que acallen a las asambleas.

Luego baja a la calle visiblemente enfadado y decide hacer una graffiti un poco largo:
Los presentes en las asambleas no representan a NADIE. Nadie los ha votado, nadie les ha pedido que escriban nada ni debatan nada, carecen de cualificaciones de ningún tipo para discutir esos temas, no tienen más mérito que el de haber decidido quedarse allí sentados. ¿De verdad alguien puede seriamente esperar que la resolución de los problemas de un país vaya a surgir de una serie de gente que, sin datos de ningún tipo y sin representatividad alguna, se sientan en una plaza?

Al quedarse sin spray, decide volver a casa y terminar la reflexión delante del ordenador.

Pero al encenderlo le salta un pop-up informativo configurado por uno de los miembros de la Asociación de Internautas que dice: «Los muchachos se lo están pasando bomba con sus asambleas y la noche es joven, tira millas. Los ciudadanos los miran ya con cierto escepticismo».

Capítulo 3

Un líder universitario es demandado por los herederos de Quintero, León y Quiroga por interpretar públicamente junto a mil personas una versión no autorizada de “Ay Pena, penita, pena”. En el Juicio, consigue seducir al juez, abogados y otros asistentes en la sala (incluídos los denunciantes) y todos terminan cantando la remezcla. Actualmente están planteando realizar una gira por España, Catalunya y Euskadi.

Capítulo 4

Un amigo le envía un email a otro. El asunto es «el temita» y el cuerpo de texto pone:

Quillo, ¿te acuerdas aquellos 50 pavos que te dejé? PUES AHORA ME VENDRÍAN MUY BIEN.

Capítulo 5

Un ex-adicto a la ruta del bakalao, ahora adicto a la antropología sonora, recuerda un proverbio chino que explica porqué tenemos dos orejas y una sola boca: porque debemos escuchar el doble que hablar. La oreja es el único órgano que sigue creciendo. Los ancianos tienen las orejas grandes. ¿Aznar las tiene pequeñas?

Capítulo 6

Dos treintañeros con años de experiencia en twitter se suben a un ascensor junto con un amable vecino y un joven acampado. Pretenden subirse a lo alto del edificio donde reside el vecino para así poder realizar buenas tomas con sus cámaras de vídeo y foto. Después de el habitual silencio que convierte en abismo las relaciones interpersonales en espacios con menos de 15 centímetros entre unos cuerpos y otros, el vecino le pregunta a los treintañeros que si son de un medio oficial. No lo somos, ¿por qué? Porque ayer mandé a los de TVE a la mierda. Querían manipular el tema. En ese momento, el joven acampado dice que los medios oficiales ya no sirven para informarse. Ahora lo que lo peta es twitter. Se hace el silencio. El joven acampado siente que ilumina el camino de la información libre a sus 3 compañeros de ascensor. El silencio se prolonga de nuevo hasta que uno de los treintañeros pregunta: ¿Y tú desde cuando tienes cuenta de twitter? No, yo aún no tengo.

Capítulo 7

Cinco mujeres en distintas latitudes alzan la vista al cielo justo al mismo tiempo. Una bella y desconocida coincidencia.

La primera se encuentra realizando un programa de radio desde Sevilla, junto al monumento a la megalomanía entorno al que se concentran los acampados. La segunda se encuentra en Madrid, haciendo una foto en una de las reuniones producidas entre periodistas en la acampada de Sol. La tercera está en la región del Gers, entre Toulose y Auch, sin coche y sin carné, escribiendo un artículo para un medio independiente sobre lo que significa vivir desde fuera de España todo lo que está pasando. La cuarta está en Berlín, participando en una asamblea mientras se entristece al leer que Vila-Matas no se ha enterado de nada. Y la quinta está en Madrid. Junto a una buena amiga, charlando sobre literatura y preguntándose qué mundo conseguirá entregarle a su futuro hijo.

Capítulo 8

Un hombre escéptico e indignado con el hecho de que se instale el reiki en las acampadas, concibe un post en el que se va a quejar de los delirios anti-científicos acogidos por el movimiento. Lo escribe sabiendo que su frase estrella será: «Adiós, Movimiento 15-M, no contéis conmigo para hacer el caldo gordo a todo tipo de zumbados, para darles altavoces que no merecen». Cuando por fin lo pública, otra persona va a realizarle el siguiente comentario:

Qué curiosa paradoja. Dando altavoz a quiénes no quieres que lo tengan se lo quitas a otros que merecerían tenerlo. Ya casi pareces un medio de comunicación.

Pero decide guardárselo al ver que el autor no contesta a otros de sus comentaristas.

Capítulo 9

Una estudiante de marketing y relaciones públicas, apasionada del social media, decide hacer la revolución entre las 15:00 y las 17:45. Lo explica en su cuenta de twitter diciendo:

Bueno me voy a dormir, mñn por la mñn con suerte playita, luego #spanishrevolution y partido #playoff a las18!!!

Capítulo 10

Un descreído de las manifestaciones acude a Sol y termina exclamando: «Está visto que ocupar espacios públicos indefinidamente revoluciona la lógica inerte de la manifestación. Un auténtico jaque urbano». Y decide hacer y portar una pequeña pancarta que pone:

Más allá de las pancartas, lo que está ocurriendo en Sol es el fenómeno político más bello que he visto nunca en España.

Capítulo 11

En Girona, en medio de una extraña y minoritaria fiesta de disfraces, un personaje ataviado con un traje luminotécnico (en lo que presumiblemente pretendía ser un disfraz de TRON, versión autogestionada), confiesa que ha infiltrado pequeñas tarjetitas donde puede leerse lo siguiente:

1. Gracias a todos los que han hecho posible la última semana; no lo olvidaremos nunca. Le han devuelto a este país el sentido de ciudadanía 2. Gracias a #acampadasol, #acampadabcn y el resto de acampadas. Juegan un papel muy importante y se merecen nuestro respeto y apoyo 3. El #15m nunca fue una respuesta al #22m; juzgar el éxito del primero por los resultados del segundo es absurdo e improductivo4. El #15m es producto de un estado de cosas que el resultado del #22m demuestra claramente. Hoy está claro que esta democracia está enferma 5. Se juzga a las asambleas de acampadas desde una perspectiva errónea. No hacen programa; son ciudadanos discutiendo y pensando juntos 6. El Acta de una asamblea no es una propuesta de programa; las asambleas dirán cosas contradictorias y a veces absurdas 7. Hay demasiada gente en Internet que sabe poco de la historia y las mecánicas de los movimientos sociales y del activismo en la calle 8. A mi no me preocupa que en una asamblea se den talleres de biodanza; no pretendo que todo el mundo piense como yo o venga del mismo sitio 9. Queda mucho trabajo que hacer desde hoy, tanto en la calle como en la Red. Ambos frentes son necesarios y complementarios 10. Como dice Javier, esto no es un ejercito popular unido sino una lucha de guerrillas. El pueblo distribuido jamás será vencido 11. Parece que hay un consenso de mínimos ya (o eso creo): ley electoral, ley de partidos, ley de acceso a la información. ¿Vamos a por ello?

Capítulo 12

Un amante de las palabras transcribe pancartas que va viendo en la acampada de Sol:

La clave está en Sol.

Detrás de un corrupto hay seis tertulianos.

Manos arriba, esto es un contrato.

No necesito siglas para luchar.

Capítulo 13

Un abogado le dice a otro: «en el mundo del cortoplacismo si un tipo en coma se despierta la gente cree que es un fracaso que mañana no está bailando claqué».

Capítulo 14

Un grupo de aficionados del Atlético de Madrid deciden hacer una acampada en el Vicente Calderón para evitar la venta del Kun Agüero, uno de los jugadores-emblema de la entidad.

Capítulo 15

15 de Noviembre de 2011. 3.00 AM. Puerta del Sol.

La plaza está desierta. Se cumplen 6 meses del 15m. Han cambiado muchas cosas en la vida de muchas personas.

En algún lugar no muy lejos de allí, una pareja que cumple 6 meses de noviazgo, hace el amor. Tendrán una hija que cuando sea mayor leerá en un libro las siguientes palabras:

Max Weber denomina Vergemeinschaftung o “relaciones comunitarias”, al espacio previo a toda deliberación, ajeno a toda racionalidad, vivido como natural por unos componentes que se reconocen automáticamente unos a otros, se sienten vinculados por lazos de deber recíproco y mutuo agrado y que comparten el sentimiento subjetivo de constituir un todo, a diferencia de las distintas formas de la sociedad, que están en todos los casos fundadas en los intereses compartidos de sus miembros.

La vehemencia de la horda no deja de tener, como se ha pretendido, un fuerte factor instintivo. Pero ese instinto no es un instinto animal, sino social. Si asusta es porque su aspecto grosero y brutal se escapa de una ética a la que es del todo indiferente. La vieja horda salvaje, como las multitudes festivas o insurrectas contemporáneas, como la turba de fans o de hooligans, parecen no tener corazón, en el doble sentido de epicentro orgánico y lugar de la lastima. Tampoco tienen cerebro, en el sentido de núcleo neurálgico o de capaciadad para el sentido común. Pueden tener cabecillas, pero no cabeza, no solo en el sentido de que “la han perdido”, sino también en el que dan la impresión de ser acéfalas. La masa se exhibe como una pura musculatura, un sistema de articulaciones y tendones que sirve para aplicar una fuerza que puede desperdiciarse en objetos y objetivos inútiles, pero que advierte cómo en cualquier momento, a la menor oportunidad, estaría en condiciones de desencadenar todos los cambios posibles en cualquier dirección.

En la turba nadie es nada en concreto, ninguno de sus componentes individuales es lo que había sido ni lo que sería después de conformarse la masa y de que ésta actúe, pero su ebullición es el requisito para el parto de cualquier futuro.

Sin Fin.

———————————————————————————————

Post.ficción:

– La fotografía de inicio es de Julio.

– La citas de los capítulos 1 y 15 han sido tomadas prestadas (y algo suturadas) del libro “Querido Público, jugadores, usuarios, prosumers y fans“. La primera es de Perejaume y la segunda de Manuel Delgado.

– Más allá de la situación actual, el 15m ha tenido un impacto que quizás ahora no seamos capaces de calibrar. Nunca he sido fan de las manifestaciones y con todo esto sentía el impulso de salir la calle. Al mismo tiempo, hacía mucho tiempo que conectarse a twitter no era algo tan estimulante. Tanto por las noticias que iban llegando de las diferentes ciudades (esa #acampadasol constituida en una micro-ciudad-ensayo) como por los debates, las ideas amigos, etc.). En definitiva, he sentido que gran parte de mi mundo se involucraba y formaba parte de algo trascendental (en el sentido de importancia pero también en el sentido de que ha conseguido difuminar los contextos personales y crear una masa amorfa de gente entregada a un experimento político, en la calle y en la red).

– Como viene siento habitual en los últimos tiempos, uso la ficción para re-escribir la realidad. Encontraréis muchas referencias conocidas en el post pero, por una cuestión estilística, decidí no poner el nombre de ninguna persona, para así convertirlos a todos en personajes. Os aseguro que estos días he leído muchas cosas de forma apasionada (además de twits, sobre todo blogs; por cierto, ¿no estaban los Blogs muertos? Jeje, pues han sido la fuente principal de acceso a reflexiones complejas estos días, no está de más recordarlo). Evidentemente la idea de que sea una obra de teatro no es más que un marco retórico. En mi cabeza me lo imaginaba siendo representado al estilo “Dogville”.

– El otro día escribí esto: «Los medios se obsesionan por detectar la “autoría del movimiento” porque necesitan simplificarlo a una historia. Y no, son MUCHAS historias». Es hasta la fecha mi mensaje más leído en twitter (175 RTs!). Asumiendo que algo debe tener la frase para haberse viralizado así, quizás sea mi reflexión más atinada (dado que sobre otras muchas cuestiones, hay mucha gente tratando de esclarecer lo que está pasando y tendrá que pasar).

18

comentarios

comentar

1 - Chiu 26.05.2011 - 13:03

Me estoy quitando de la antropología sonora. Vuelvo a ser adicto a las máquinas. Creo en ellas y estoy seguro de que resolverán la papeleta.

Abrazo

2 - Mario Munera 26.05.2011 - 16:25

Esto es lo mejor que he leído en mucho tiempo. Repito. En mucho tiempo.

Brutal. Genial.

3 - Pedro Jiménez 26.05.2011 - 16:38

Tus capítulos son abrazos.

4 - dalareo 26.05.2011 - 17:45

Me muero por conocer la propuesta escenográfica

5 - Edu 26.05.2011 - 18:51

Muy bueno. La verdad que me parece una pequeña obra de arte de innovación

6 - alesaco 26.05.2011 - 22:10

Buenísimo, en serio, hasta me ha hecho reir, gracias.

7 - Rubén 26.05.2011 - 22:19

¡Bravo!

8 - preescolar 26.05.2011 - 22:47

mi capítulo preferido es el 7, como en rayuela ;D

9 - sarok 27.05.2011 - 0:05

he leído y releído, poniendo caras a los personajes, pensando en el escenario, los movimientos, son cuadros, me lo imagino en movimiento todo, y encadenado en todo momento, sin pausa, como estos días.
gracias, estaba perdiendo un poco la fe, y con tu texto la he recuperado.

10 - Julio Albarrán 27.05.2011 - 18:35

Te sales…
Por cierto, vaya foto guapa, no?
:p

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de abrelatas
El blog abrelatas está hecho con Wordpress 4.8.7 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: