abrelatas
19.05.2013

Código Fuente de la ocupación del blog de Paola Marugán

por abrelatas

#1 

Hace unos años le dije a mi hermano Paco que quería empezar un proyecto. Por email le escribí:

aloha

he pensado en un proyecto de “creación” personal y he pensado que si quieres ser el primero con quién lo practique. se titula “EL HUESPED” y va muy en tu filosofía del uso de twitter que has hecho de radarqnet. la cuestión fundamental es cambiar el tipo de lectura que hacemos de los blogs (normalmente sujeto a “la actualidad”), leerme un blog entero (o al menos los post indicados por la persona que ostente la autoría del blog y ser invitado para escribir un post como huesped de dicho blog. dicho post sería un remix de texto de lo que más me gustara de la persona que me invite, aportando mis propios conocimiento pero siempre adaptados a lo que me sugiera quién me invita. sería una forma de interrelación con otras personas, una especie de “entrevista expandida”. quiero hacerlo con la gente del Cultivo de Microbios que tenga blog. y bueno, contigo me hace especial ilusión porque eres además mi hermano 🙂

qué te parece?

 El caso es, por culpa de la crisis, la precariedad, el hiper-trabajo, etc. nunca lo llevé a cabo.

Pero la inteligencia colectiva es un azote para el ego. Así que al fin y al cabo, “dejarse ocupar” no creo que sea algo demasiado novedoso, sobre todo en el mundo del arte. Lo que yo al menos no había visto (e insisto, seguro que alguien me dirá que ya se hizo) es abrir las puertas de tu blog a otra persona. Un blog, esa herramienta que parece que los Twitters y Facebooks quieren matar, pero que siguen siendo espacios de independencia (porque no están en sus servidores) y donde podemos proyectar nuestra subjetividad con libertad y sin prisas (porque están diseñados para ello). Un blog, una especie de casa digital. Un blog, ese artefacto que dice mucho de una persona, tanto por lo propiamente dicho como por lo no dicho, lo que supone una elipsis. Un blog, algo que “prestar” no parece sensato en la era de las “marcas personales”. Y eso es lo que está siendo Paola Marugán con su acción “Ocupa mi blog“.

Así que, sin reflexionarlo demasiado (dado que la situación en cuánto a falta de tiempo es PEOR que cuando le escribí a mi hermano con la idea del Huésped) le escribí a Paola (que pedía una razón para ocupar su blog) y le dije:

quiero ser tú, siendo yo. esa es la razón 🙂

Ella, a quién honestamente no conocía de nada (más allá de saber que pertenecía al universo de TEATRON, me contestó encantada y así fue cómo llegamos hasta aquí.

#2

Lo que viene a continuación es un BLOG (web-log, es su acepción original, un rastro digital de lo realizado) del BLOG. Es decir, un archivo del archivo. Un código fuente de mi ocupación, vamos. Pretendo explicar en este post a posteriori qué hice con su invitación.

Mis reglas de juego son aparentemente sencillas:

  • Que todos los post que haga sean a partir de palabras que Paola ya haya escrito en otros posts.
  • Que lo único que yo no re-escriba sean los títulos de los posts.
  • Está permitido mezclar frases de distintos posts.
  • Está permitido cortar frases, incluso si se cambia el contexto “original” de la misma.
  • No está permitido añadir palabras, sí está permitido quitar o añadir signos de puntuación.

Esas son mis autoreglas de ocupación, ¿la razón? Pues llevarlo a mi terreno para convertirlo en un ejercicio de remezcla. Tratar de ser yo apropiándome de sus palabras. O ser ella a partir de ser yo. Cacao maravillao.

Con estas premisas…¡empezamos!

#3

Este fue mi primer post: “Me llamo Paola Marugán, como todo el mundo“.

Llego tarde a una conferencia.

“Revisión como la acción de mirar para detenerse en el detalle”.

Y aplaudo, aplaudo, aplaudo, aplaudo. No dejo de aplaudir. No puedo dejar de aplaudir. No quiero. Sigo aplaudiendo. Aplaudo y pienso: “que no se acabe, que siga, que siga, que siga”. Exijo la vuelta atrás del tiempo. Vuelta a la sorpresa. Volver a pensar:

Pollas. Semen. Culos. Tutús y más tutús.

Esta noche he pasado del insomnio a la pesadilla. Hoy repito. Quiero volver a no dormir y volver a soñar.

Llego tarde a una conferencia.

Aunque algunos canten que todo tiene su final, ¡me quedo con el no-final!

En él tomé fragmentos de “¿Son nuevos los Nuevos Medios?” (su primer post en su blog), “Swan in the sun” y de “Mi posible ciencia ficción” (con guiño-codazo a Cris Blanco).

#4

 No deja de ser gracioso que en mi propio blog no sea capaz de publicar sino un post en 5 meses (tomo como referencia 2013) y que me comprometa a ocupar el blog de otra persona durante 3 días seguidos. Estaba claro, tenía que pasar: el segundo día de la ocupación no pude publicar.

 ¿Podemos dejar fuera de lo creativo-artístico (y digo esto de “creativo-artístico” en voz muy baja y con vergüenza) los aspectos domésticos? Evidentemente, no puedo evitar sentirme interpelado por muchos conceptos que manejamos en ZEMOS98 en los últimos tiempos: precariedad, interdependencia, vulnerabilidad, etc. Y más en lo personal, hay otros conceptos que me atraviesan en los últimos: embarazo, mudanza y cuenta corriente. Dicho esto, no creo que pueda servir como excusa el haber incumplido mi propio compromiso porque dicho compromiso no fue impuesto por terceros, fue autoimpuesto.

Quizás esto me plantea la duda de, ¿por qué he decidido hacer este experimento? Tiene que ver con Aaron Swartz, de quién sinceramente, no tenía conocimiento hasta la noticia de su muerte. Para quién no lo sepa, fue un escritor contemporáneo (un programador, un hacker) que entre muchas cosas inventó el RSS. El voyeurismo que me generó intentar entender porqué se había suicidado, me llevó a leer muchos artículos sobre su vida y obra. Y en uno de ellos (no recuerdo cuál, lo siento) decía algo que podría no ser más que una loa habitual de alguien que ya no está, pero que me llamó mucho la atención: nunca decía que NO a un proyecto que le gustaba.

 Evidentemente, creer que se tiene libertad de elección en un momento de crisis es algo naif e ilusorio. ¿Quién puede realmente elegir qué hacer en estos momentos? Pero también es cierto que, en muchas ocasiones y como decía antes, parte de nuestras limitaciones no tienen que ver única y exclusivamente con el afuera (que por favor, no querría que se me malentendiera; el afuera, llamémosle Bancos, Estado, Sistema es responsable de nuestra precariedad, pero en esta reflexión no voy a referirme a ello). A veces somos responsables de nuestras propias frustaciones, por no elegir pequeñas líneas de fuga que liberen las tensiones entre el “deber” y el “querer”. Y lo digo yo, que tengo una vida precaria y que esas pequeñas líneas de fuga no son muchas. Pero estoy seguro de que hay espacios para la elección.

Fue por eso que dije “Voy a hacer esto”. Precisamente porque pensaba que no me daría tiempo dentro de mis prácticas y trabajo habituales. Pero aún así, esas líneas de fuga suelen ser más factibles los fines de semana. Por eso, teniendo en cuenta que mi ocupación del blog de Paola coincidía con Viernes y Sábado, le solicité una extensión del tiempo para tener un día más.

A parte de esto todo esto, decidí extender mi ocupación a Twitter. No tanto con la intención de “ser Paola” en twitter como de usarlo de gancho para enviar a las personas que me siguen al experimento.

Captura de pantalla 2013-05-18 a la(s) 11.34.36
Captura de pantalla 2013-05-18 a la(s) 11.34.21

En ese sentido, surgió una pregunta interesante por parte de mi amiga (y actriz) Cristina Domínguez, quién me dijo:

 “Te sigue gustando la ensalada libanesa, las sopas, el limón y esas cosas?”

A lo cuál contesté:

 “Claro 🙂 Igual que a ti cuando interpretas un papel…sigues siendo tú pero eres otra tb!”

#5

Segundo post: “Conversaciones con Paola Marugán“:

– PAOLA.  Me parece interesante empezar explicando el por qué en los últimos años los discursos post-feministas-queer están teniendo más visibilidad en las instituciones.

– PAOLA.  ¿Qué hacer con los funcionarios, profesores, artistas, ingenieros, prostitutas, etc, que no tienen conciencia de clase a pesar de también ser explotados (que aquí no se libra nadie)?

– P. Me cautiva. Seguimos.

– P. Creo que no me expliqué. Una cosa es el paté La Piara y otra el foie de pato.

– P. Los Media han cambiado nuestra forma de movernos y entender el mundo. Han modificado nuestras estructuras básicas: los modelos de relación social, el gran temazo de la concepción de la autoría…

– P. Por un momento dudo si apagar la grabadora o seguir. Intuyo timidez.

– P. El momento más poético es la verbena. Los bailes de salón. Los jubilados. En definitiva, el final del viaje.

– P. Apago la grabadora. Acordamos no concluir nuestra conversación.

– P. Nos gusta la idea de continuum para que no nos invada la saudade.

– P. El fado y la saudade son una gran mentira.

– P. LLego tarde a una conferencia.

En este post tomé fragmentos de “VHZ de Javi Álvarez: “un unicornio siempre será un jodido unicornio” o lo que sea“, de “Cada casa tiene su palomar”, “1979“, “L’enfant terrible“, “Imagined Hell” y de “¿Son nuevos los Nuevos Medios?“.

#6

Finalmente Paola decidió concederme 24h más. El que inicialmente era el tercer y último día (que pasó a ser el penúltimo) me lo pasé recopilando “brutos” de diferentes textos de Paola. En un documento  fui volcando frases de posts en los que entraba aleatoriamente. Después de leer “Conversaciones con mi jardinero” e intuir que se trataba de una excusa para dialogar consigo misma, recordé lo que me gustan las conversaciones como vehículo para negociar contradicciones y como herramienta de auto-ficción (Silvia!). Así que, a pesar de no haber publicado en el segundo día, ya había gestado cuál era mi siguiente paso.

Inciso. Esto me hace recordar lo importante que es a veces, en los procesos creativos, encontrar un vehículo que nos lleve a lo que queremos contar. Sé que el mantra que repite cualquier persona interesada en la narrativa es “saber qué se quiere contar antes que nada”. Pero es un mantra cuestionable en ocasiones, sobre todo cuando se inicia un camino en el que no hay un lugar determinado al que llegar. ¿Nunca habéis hecho un viaje de IDA sin saber muy bien a donde podía llevaros? Pues básicamente creo que en esos momentos es en los que más se necesita un dispositivo (Nuria!). Así que, en mi segundo día, mi barbecho creativo consistió en decidir que usaría la idea de conversación para poner a dialogar a Paola consigo misma a través de mis elecciones textuales.

En realidad en todo el proceso he sentido mucha curiosidad por saber si Paola considera un tostón seguir leyéndose así misma, o si por el contrario le estaría resultando estimulante que una persona la remezclara. Sobre todo teniendo en cuenta que el objetivo era refrescarse porque “estaba cansada de leerse así misma”. Ups!

#7

Desde el punto de vista narrativo, he de decir que una de las cosas que más me ponen y me gustan hacer cuando remezclo textos de terceros y me pongo al escafandra de Text Jockey (siento la modernez, pero siempre quise ser DJ). Se trata de unir dos fragmentos concebidos para cuestiones totalmente ajenas y a partir de su combinación con otros elementos, genera una recontextualización que puede llegar a ser muy poderosa desde un punto de vista narrativo y/o poético. Por ejemplo,

 A partir de la frase completa:

 “PAOLA.  Me parece interesante empezar explicando el por qué has elegido la película “Videodrome” como punto de partida para VHZ.”

 En una entrevista que le realiza Paola a Javi Álvarez, y a partir de la frase:

“En los últimos años los discursos post-feministas-queer están teniendo más visibilidad en las instituciones. En Barcelona empezó el MACBA. Si no recuerdo mal, en el 2007 ó 2008 ya hice uno de los primeros cursos con Beatriz Preciado sobre historiografía feminista”.

que se encuentra en este otro post, pues se construye la primera frase del segundo post:

 “Me parece interesante empezar explicando el por qué en los últimos años los discursos post-feministas-queer están teniendo más visibilidad en las instituciones”.

La potencia narrativa de la recomposición de retales. Mi retal preferido hasta ahora: “Llego tarde a una conferencia”. Quizás sea el título del tercer y último post.

Por cierto, la he liado un pelín con otra cosa que permiten los blogs: cambiar las fechas de los posts. He decidido que de cara a la posteridad quiero que parezca que publiqué un post por día consecutivo. El problema es que eso cambia los enlaces ya distribuidos y convierte a los anteriores en URLs no válidas…Así será!

#8

Tercer y último post: “Llego tarde a una conferencia“:

“Es bastante ingenuo pensar que a la clase dominante le interesa la cultura. Desgraciadamente sólo interesa aquello de lo que se obtenga beneficio económico. Este es exactamente el punto en el que me encuentro frente al trabajo de Roger Bernat. Sus piezas me acaban resultando un “juego” un tanto fascista (y perdón por la fuerza negativa que transmite la palabra), empujando al público a participar de forma “activa”, como cual imperativo, sin que en el fondo acabe pasando nada más que la misma participación. Desde mi punto de vista y a estas alturas, esto ya es hacer trampas.”

Llego tarde a una conferencia

Llego tarde a una conferencia
No quiero arrepentirme de los trenes que perdí.
Si tu vida fuera una película,
¿qué estilo te gustaría que fuera?

Llego tarde a una conferencia
¿A quién le importa el arte?
A mi me entró un ataque de risa.
El fado y la saudade son una gran mentira.

Llego tarde a una conferencia
Y aplaudo, aplaudo, aplaudo, aplaudo.
Hoy repito. Quiero volver a no dormir.
¡Me quedo con el no-final!

En este post tomé fragmentos de “1979“, “Cuando la participación deviene en imperativo“, “Imagined Hell“, “¿Son nuevos los Nuevos Medios?“, “¿A quién le importa el arte?“, “L’enfant terrible“, “Swan in the sun” y “Mi posible ciencia ficción“.

#9

Y termina este experimento, quizás de forma algo apresurada. Pero con el objetivo que me marqué inicialmente cumplido. He tratado de ser Paola Marugán siendo yo. He podido conocerla mejor y me he sorprendido de que al final esto de “los amigos comunes” (que implementan muchas de las redes sociales digitales) es un imán de afinidades.

Me queda una duda. Cuando Jonathan Mcintosh pasó por el Festival ZEMOS98, se nos grabó a fuego la diferencia entre hacer “remezcla” y hacer “remezcla política”. De alguna forma, la tesis sostenida es que la remezcla, si quiere ser transformadora desde un punto de vista social, necesita criticar algo; para no reproducir el modelo de quién toma los recursos. Empiezo a dudar de esa tesis. Al menos sin atender al contexto concreto en el que se genera cada remezcla. Está claro que si coges un spot anti-abortista para rehacerlo y contar lo contrario, estás haciendo remezcla política. Pero, ¿cuál es la potencia política de la remezcla entre afines? ¿qué ocurre cuando alguien se deja habitar para que otros narren su propio yo? ¿podemos llamar a esa remezcla también “política” por el simple hecho de que nos obliga a abandonar nuestras marcas personales?

Quizás, desde el punto de vista de contenido, lo que yo haya hecho con la invitación de Paola no es más que un juego estilístico (para seguir creyendo que cuando Fran me dice que soy un artista no es un insulto). Pero la potencia política de su idea de abrir las puertas de su casa digital a terceras personas me parece un camino muy interesante a explorar en relación a las contradicciones que se alojan en la relación entre reconocer nuestra vulnerabilidad e interdependencia y al mismo tiempo alimentar constantemente nuestras marcas personales.

Así que os invito a probar el transformismo digital (si es que en persona os da corte).

Festival_Microbios12_256_Cultivo

7

comentarios

comentar

1 - Sobre la ocupación de Felip G. Gil | Paola Marugán 19.05.2013 - 23:05

[…] Código Fuente de la ocupación de Paola Marugán. […]

2 - Rubén 20.05.2013 - 14:11

Es curioso que, una vez más, la exposición del código fuente es más extensa que el propio remix. Da gusto ver cómo, una vez más (de nuevo), esta polinización primaveral ha resultado tan fértil y refrescante para el okupa, la okupada y los voyeurs.

3 - Marian 20.05.2013 - 15:12

Más allá del experimento artístico, me gusta la humanidad que impregna todo el post hasta gotear fuera de él y salpicarnos.

Y benditas líneas de fuga.

4 - masus 20.05.2013 - 18:00

<3

5 - Julio 23.05.2013 - 4:05

Crack

6 - MrMM 15.07.2013 - 18:30

Lo acabo de leer HOY! Y modaba!

7 - Paco González 08.09.2013 - 0:40

🙂 us!

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de abrelatas
El blog abrelatas está hecho con Wordpress 4.8.2 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: