La Colina de Peralías
07.03.2017

Emociones e inteligencia social: las claves para una alianza entre los sentimientos y la razón. Ignacio Morgado Bernal

por Dolores Álvarez

índice

“¿Son compatibles la razón y los sentimientos? ¿Cuál de los dos vence cuando se enfrentan? ¿Es posible lograr un equilibrio entre ambos? ¿Somos seres racionales o sentimentales? ¿Por qué cuesta tanto cotrolar las emociones? ¿Tomamos las decisiones razonando o arrastrados por la emotividad? ¿Controlan mejor las emociones los hombres o las mujeres¿ ?Influyen las emociones en la inteligencia? Basándose en los más recientes experimentos y estudios científicos, Ignacio Morgado describe el cerebro emocional y cómo los sentimientos afectan a las percepciones, la memoria, la comunicación, la toma de decisiones, la planificación del futuro, la creatividad o al sistema de valores y la moral de las personas. Este libro, útil y apasionante, trata especialmente de cómo la educación emocional puede contribuir al equilibrio entre las emociones y la razón y al bienestar de las personas”. (Casa del libro)

Es apasionante conocer qué pasa en nuestro cerebro, saber cómo pensamos, sentimos… es un lujo a nuestro alcance debido a los estudios de las últimas décadas, avances recientes pueden atribuirse a las neuroimágenes que se toman de esta parte de las personas de la que hasta hace poco se aventuraban teorías pero no con pruebas fehacientes que comprobaran su veracidad.

“Ignacio Morgado nos proporciona los conceptos y las herramientas necesarias para la mejor comprensión y nos expone, de una forma amena, estimulante y rigurosa, los progresos de una disciplina científica que en los últimos años nos ha regalado sorprendentes hallazgos” (Pos. 45)

Hubo un tiempo en el que se pensaba que las emociones contaminaban a los razonamientos, pero Morgado nos demuestra en este libro que el cerebro racional se apoya en el cerebro emocional, que el razonamiento está mediatizado por los sentimientos y que estos, a su vez, pueden transformarse por medio de la razón.

Si tropezamos con una persona en la calle y nos tira al suelo, nos invade un sentimiento de rabia, un sentimiento negativo hacia la otra persona que no iba atenta a por dónde andaba, empezamos a protestarle, pero… nos damos cuenta, cuando la miramos a la cara que es ciega… ufff… cómo cambian nuestros sentimientos… resulta que en este caso era yo la que no iba atenta, nos invade un sentimiento de culpabilidad que nos hace sentirnos avergonzada y cambiar inmediatamente de comportamiento, debido a las características de esa persona, ha cambiado instatáneamente nuestro sentimiento. “Los sentimientos tienen más fuerza de la que podamos imaginar y determinan la mayor parte de nustra conducta” (pos. 88)

Un planteamiento racional acabará con un determinado sentimiento si creamos otro sentimiento más fuerte que el que queremos eliminar. Hace falta un buen equilibrio entre sentimiento y razón para el desarrollo psicológico de las personas. Si se da un desequilibrio entre emoción y razón, nos encontraremos con personas enfermas que no sabrán distinguir cuándo se razona o cuándo se emocionan. Por este motivo es tan necesario que desde edades muy tempranas se ayude a los niños y las niñas a reconocer sus emociones, a ponerles nombre y a saber controlarlas cuando sea necesario por medio de razonamientos que nos lleven a una mejor estabilidad de la persona.

Alegóricamente, Damasio ha dicho que “si las emociones se representan en el teatro del cuerpo, los sentimientos se representan en el teatro de la mente” (pos. 316)

El autor nos hace familiarizarnos con las partes del cerebro que van regulando nuestros comportamientos, consigue emocionarnos, estimula nuestros sentimientos y nos ayuda a entender nuestra propia conducta y la de los demás.

Es un libro recomendable para todas aquellas personas que se dedican al mundo de la educación, también para las familias y el público en general porque con esos conocimientos sabremos explicarnos cómo se comportan los que nos rodean y además podremos advertir de cualquier dificultad o falta de empatía en cuanto a las relaciones de las personas.

Educar debe formar parte de ese equilibrio entre emociones y razón que nos hace controlar sentimientos negativos y llegar a empatizar con las personas que nos rodean.

 

 

 

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: