abrelatas
27.12.2010

Noselandia

por abrelatas

Estos días la red está agitada. Se está hablando mucho sobre cultura, descargas, leyes, propiedad intelectual…y es normal, nuestro futuro como sociedad está en juego.

Desde la cálida Fuerteventura y lejos de mis habituales huellas, siento cierta impotencia. Aquí estoy rodeado de mundanos placeres, tales como copiosas comidas, afectos familiares y entropías comunicativas que ponen a prueba cualquier teoría sobre los límites de la dispersión. Es difícil concentrarse. Por esto trato de leer fugazmente todo lo que se escribe. Y me siento muchedumbre. Oigo en mi interior el eco desordenado que producen las miles de palabras que se están escribiendo día a día. Y no consigo escuchar con claridad que decís y qué pienso.

En mi constante obsesión creativa por “hacer algo” cuando “ocurre algo”, decidí pedir consejo a Sofía. Ella me dijo: “No intentes abarcarlo todo, piensa en pequeño”. Y así nació Noselandia.

<título> Noselandia </título>

<reglas>

– Es un lugar todos los elementos existen en una relación simultánea y por ello, en su interior, nada es primero y nada es posterior, nada es futuro y nada es pasado, nada es viejo y nada es nuevo.
– Es un lugar dónde no existen las certezas absolutas.
– Es un lugar que pertenece a mi imaginación.

</reglas>

<intro>

Noselandia es un mundo inmensamente minúsculo. Un espacio donde, dentro de los límites de mis capacidades cognitivas, todo es posible.

Por eso decido que nada mejor que la discoteca donde Daft Punk pone ritmo a las coreografías humanoides de decenas de programas informáticos. Estamos en el mundo de Tron, Flynn y CLU. Y en una mesa me espera, un tanto incrédulo, Nacho Vigalondo.

</intro>

<historia>

F: Hola Nacho.
N: Hola…¿Nos conocemos?
F: Tenemos algunos amigos en común, pero no nos conocemos directamente.
N: Ajam…
F: Aunque bueno… A partir de ahora creo que nos vamos a conocer seguro.
N: Estoy en Noselandia, ¿verdad?
F: Así es.
N: ¡Ese nombre me lo inventé yo!
F: Algo así. Lo leí en tu blog, en un post que hiciste sobre la Ley Sinde…
N: Y tú lo has tomado prestado para crear un mundo a tu medida…interesante.
F: Además estoy seguro de que la primera regla de mi mundo te encantará: “Aquí nada es primero y nada es posterior, nada es futuro y nada es pasado, nada es viejo y nada es nuevo”.
N: Tú has visto Los Cronocrímenes, ¿verdad?
F: En Noselandia la he visto con Damon Lindelof.
N: Qué cabrón…
F: Bueno, no te quejes que tú has estado pilotando el cerebro de Pedro Piqueras.
N: Jeje, tienes razón. Por cierto…hay algo que no deja de inquietarme aquí.
F: Dime.
N: ¿No te extraña que nadie se moleste en aclarar las diferencias entre las necesidades de la vida orgánica y la que se da en este universo digital?
F:  ¿A qué te refieres?
N: A ver, en TRON…la película, ya sabes, en contra de lo que sugiere el ascetismo sintético del lugar y los antiquísimos volúmenes de obras clásicas, el tipo éste, Kevin Flynn, está dándose a la buena vida. A ver, no pido que coma tofu con forma de prisma, pero ese cochinillo asado que dejan casi entero me parece una señora provocación.
F: Jajaja, tienes razón…Aunque esto es un poco más complicado. Estamos en el mundo que yo recreo a partir del mundo que conozco de Tron.
N: Supongo que eso explica ciertas deficiencias.
F: ¿Cómo cuáles?
N: Pues antes he visto pasar a Kanye West trajeado como si fuera CLU.
F: Jajaja, sí, ese es el problema de recrear un mundo dentro de otro mundo.
N: Bueno, al lío. ¿De qué querías hablar conmigo?
F: Pues es un poco largo de explicar. Pero quizás esto te sirva como introducción:

J.G. Ballard: La ciencia-ficción debe interesarse por el aquí y ahora, no por el lejano futuro sino por el presente, no por los alienígenas sino por lo que está ocurriendo en el mundo.

N: Joder…¿era el puto Ballard?
F: Sí.
N: Esto es como si fuera un guión…
F: Técnicamente, es un guión. Teóricamente, pretende ser mucho más…De todas formas macho, no sé de qué te sorprendes, tú has estado cantando en lo alto de un escenario un karaoke con el jodido Frodo del Señor de los Anillos y un negraco de Wu-Tan-Clan…está al nivel de lo de Ballard.
N: Jajaja…¿cómo sabes eso?
F: He leído tu blog.
N: Total, que te has leído unas cuántas entradas de mi blog y ahora pretendes impresionarme tratando de demostrar un profundo conocimiento sobre mi persona en tu impresionante mundo noselandés de nada va antes y nada después…qué truhán.
F: En realidad nos conocemos desde hace más tiempo.
N: ¿Giro dramático?
F: Jeje, algo así. Resulta que tu corto “7:35 de la mañana” estuvo en nuestro Festival. Hay un enlace que lo demuestra, mira.
N: ¿Me llevé algún premio?
F: No. ¡Y espero que no te enfades por el argumento que voy a darte!
N: A ver…
F: Resulta que siempre hemos sido un Festival rarito. Y en aquel entonces teníamos varios retos. Uno era defender el formato vídeo frente al cine. Y el otro era promocionar a creadores independientes. Dentro de nuestras discutibles particularidades, no teníamos jurado. Ejercíamos una especie de autoría sobre la programación del Festival. Para lo bueno y para lo malo. El caso es que teníamos una regla no escrita consistente en no premiar ningún corto que hubiese sido nominado para los Goya…
N: No jodas…
F: ¡Recuerda que estamos en Noselandia! Aquí no hay certezas absolutas…
N: Sigue explicando.
F: A ver, no estamos hablando de que te privásemos de nada que fuera a solucionar tu carrera. Otra de esas particularidades es que nunca hemos tenido premio en metálico. Editábamos un DVD que se distribuía con la Agencia FREAK y suponía nuestra apuesta por visibilizar a creadores independientes. Por eso era un poco absurdo no dar la oportunidad a otros creadores de aprovechar ese “espacio”. Porque estar nominado a los Goya supone en sí mismo bastante proyección y alguien tenía que buscar y proyectar desde los márgenes…aunque reconozco graves contradicciones en el planteamiento…

<elipsis> Cameo de Daft Punk </elipsis>

N: Sé perfectamente que, de no ser por Internet yo no habría sido capaz de terminar mi primera película…
F: Ya, pero al mismo tiempo sientes la contradicción de ver como a tu alrededor la situación se vuelve más insostenible, ¿no?
N: Sí, lo peor es ir a un festival de cortos y comprobar que los que siguen batallando son los mismos cortometrajistas de hace cinco años, un tapón generacional que hace tiempo era impensable. Y es que, en un mercado cada vez más inseguro, cada vez es más difícil confiar en un debutante. Cada día que pasa es más difícil dar el salto.
F: ¿Y realmente crees que ese tapón se debe a Internet?
N: Yo creo que Internet es uno de los principales motivos por el cual el cine que precisamente más me gusta como artista y consumidor tiene una rentabilidad cada vez más difusa. El cine franquiciado, las grandes sagas que encuentran múltiples formas de publicitarse siguen ahí arriba, acaparando multicines y jugueterías. Pero el abismo que hay entre lo que recauda un Harry Potter y un proyecto más modesto, con un guión no adaptado y un director impredecible es cada vez más grande.
F: Pero hay muchas preguntas en todo esto…
N: Claro, por ejemplo…¿Es posible cambiar de lleno las estrategias de distribución y exhibición y conseguir el nivel de beneficios necesario para producir más cine? ¿Podemos rebajar el precio de las entradas, o establecer diferencias de precios según ell tipo de película, sin desestabilizar el mercado? ¿Podemos producir un cine gratuíto, buscando patrocinios, añadiendo publicidad al visionado o pidiendo más participación del estado? ¿Podríamos sostenernos con donativos o cantidades simbólicas por parte del espectador? ¿Es el crowfunding una actividad sostenible o sólo funciona como experimento puntual? ¿Es suficiente el número de gente en nuestro país dispuesto a pagar una cuota fija a cambio de ver películas online?
F: Nacho yo…no soy precisamente de esas personas que se aferran con rotundidad a los síes o noes. Sólo te voy a pedir una cosa.

<música> The game has changed – Daft Punk (goear) (spotify)

F: Quédate a vivir conmigo en Noselandia y sigamos huyendo de las certezas, leyendo, pensando e intercambiando. Juntos podemos crear un mundo imperfecto, lleno de preguntas. Podemos organizar encuentros entre Alex de la Iglesia y Lawrence Lessig. Podemos sentar a Sinde con Javier de la Cueva o David Bravo. Podemos inventar el mundo que queramos. Incluso podemos organizar Trash-Entre-Amigos y podrás invitar a quién quieras, por ejemplo, a Stanislaw Lem.
N: …
F: Pero si decides irte y abandonar Noselandia y sus Adornos, entonces sólo me quedará esperar que hagas lo mismo que te he pedido pero con las restricciones propias de la vida orgánica. Falta de tiempo, aguantar a los e-talibanes, tratar de llegar hasta fuentes fiables y construir una red de prescriptores en la que confíes. Me ofrezco para formar parte de esa red y te pediría que empezaras leyendo esto. Aunque tenemos un grave problema…y es que en el mundo real no nos conocemos ni nos han presentado.

En Noselandia sí.

</música>

</historia>

4

comentarios

comentar

1 - Vigalounge 27.12.2010 - 11:22

¡Eh! Esta entrada me ha hecho mucha ilusión. Me gusta mucho noselandia. ¡Y la cita de Ballard! ¡Y yo no hablo tan bien!
En cualquier caso…
¡Yo nunca estuve nominado al Goya con ningún corto!

2 - @yerblues 27.12.2010 - 14:00

Oh! Qué potito! 😉

3 - Pedro Jiménez 27.12.2010 - 14:41

Gracias por este regalo. Plas Plas Plas!! Me quedo sin palabras pero ya sabes…

4 - Kenobeat 07.01.2011 - 5:19

Qué locura… pero tiene su punto. Buen blogueo, F.
Te sigo la pista.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de abrelatas
El blog abrelatas está hecho con Wordpress 4.6.5 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: