PetroGlifo
11.08.2011

«Creo en los ruidos de la calle»

por pedrojimenez

…creo en los ruidos de la calle, creo que se pueden abrir los puentes de las melodías, creo que frente a la gloriosa e insuperable construcción musical de ideas y de sonidos abstractos de la ‘quinta sinfonía’, el documental acústico de acciones y sonidos concretos solo aguarda el numen capaz de concretar lo cotidiano, para elevarse en una armonía, hoy más asimilable y popular y, por lo tanto, más eficaz.

Texto procedente del documento “Corporación del fonema hispánico” escrito en 1942 por José Val del Omar.


Una pieza sonora producida por ZEMOS98 para la Radio del Museo Reina Sofía.

Cuando José Val del Omar (Granada, 1904 – Madrid 1982) se considera a sí mismo cinemista no está cayendo en la trampa de privilegiar el cine frente a la mística. Cuando José Val del Omar dice ser un analfabeto con cultura de sangre no está rindiéndose a la luz como única forma de conocimiento. Se sabe que tan importante es para él la mística como la luz o el sonido. Lo que se escucha es algo indisoluble de la imagen. Sus películas tienen un tratamiento sonoro profundo ¿pero por qué se ha presentado siempre a Val del Omar como un “cineasta” y no como un “sonidista”? Su imaginario visual es tan potente que la educación oculocentrista no permite escuchar la profundidad de su discurso sonoro. Con esta cápsula en el canal Contextos se propone tapar la lente del proyector y dejar que suenen fragmentos de Aguaespejo Granadino y Fuego en Castilla.

La importancia del sonido en Val del Omar radica en su obsesión por el registro, metros y metros de cintas en la que graba horas de ambientes, sonido del agua, ruidos, en definitiva, música concreta. Además Val del Omar diseña un sistema de sonido, el diafónico, que revierte la lógica “objetiva” del sonido estéreo. La diafonía es un intento de activar un canal de reacción subjetivo que llama poderosamente a las puertas de la intuición.

En conclusión, si no se recupera el sonido como una parte fundamental de su obra se puede intuir cómo trabajaba Val del Omar, pero nunca llegar a sentirlo en toda su complejidad.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de PetroGlifo
El blog PetroGlifo está hecho con Wordpress 4.8 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: