abrelatas
18.05.2008

Viaje al centro de la remezcla

por admin

18 de mayo de 2008. En la pista central del Master Series de Hamburgo de tenis juegan Rafael Nadal contra Roger Federer. Miguel, que asiste a un evento de empresas de su sector, ha comprado entradas para poder ver a dos de sus tenistas favoritos. Se pregunta cómo debe sentirse una persona al escuchar que jalean su nombre tras ejecutar un gesto en menos de 1 segundo. Miguel sigue obsesionado en relacionar sus inquietudes laborales con las metáforas que desprende el deporte.

En este caso anda pensando en la capacidad de los jugadores para combinar la experiencia con la improvisación. “Cada jugada es realmente única e irrepetible…”. Pero solo el entrenamiento es lo que le permite a un jugador efectuar una volea con maestría, como si fuera la primera vez que lo hace, con la suavidad de una caricia y la determinación de un militar.

Del mismo modo que un actor se enfrenta una y otra vez a un guión y recita una y otra vez el texto en busca de la forma perfecta. En su bucle incesante de repeticiones busca entre su memoria aquellos referentes que puedan darle los matices necesarios para encontrar la perfecta sintonía entre aquello que representa el personaje interpretado y lo que la persona interpretante puede aportar al papel a través de su historia.

También un músico se plantea al leer Nocilla Experience como hacer una remezcla de jungle+house con la sintonía de “leche-cacao-avellana-y-azúcar…” y llamar a algún amigo que cree la versión audiovisual de su pieza. “¿Es todo remezclable“, se pregunta el músico…”La remezcla se ha comercializado“, contesta un apropiacionista textual mientras ve un traler remix de Iron Man de los Addictive TV. Al fin y al cabo la pregunta que tendríamos que hacernos es What comes after remix?

El viaje de regreso al futuro ha escrito una cirugía en mi cerebro de compleja explicación. A mi habitual asincronía, potaje audiovisual y mezcla de géneros, hay que añadir lo que bañarme en un Mar Espeso de representaciones ha significado… Por eso tengo ganas de justificar un cambio de título que espero que se cumpla en lo que Joan Carles llama un compromiso narrativo.

1. Un blog es un viaje. Un viaje de ida y vuelta, una conversación, una revisión constante, una lavadora en el estómago, un parpadeo, un partido de tenis, una esquina y dos caminos constantes.

2. Un blog es una remezcla. Un scratch, un loop, un bit que se repite, un log que se teje en continua reflexión con uno mismo, la remezcla del mundo que vemos y oímos, un hipervínculo entre el mundo exterior y el interior.

3. Un blog es ficción multitextual. Una historia de un proceso, una narración continuamente inacabada, una persona y mil personajes. Es mentira y es verdad. Es un guión audiovisual de guiones de películas, cuentos, obras de teatro, novelas…

Y además de todo eso, seguiré siendo un potaje audiovisual, seguiré siendo un abrelatas de la comunicación, seguiré siendo lo que fui, soy y seré. Porque si hay algo que tienen en común los viajes y las remezclas es que:

todo cambia…y todo sigue igual.

1

comentarios

comentar

1 - Sofía ZEMOS98 19.05.2008 - 10:02

Me encanta tu nuevo nombre y la justificación del texto. Desde luego, viaje al centro de la remezcla te define a la perfección. Dale caña a esta nueva etapa.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de abrelatas
El blog abrelatas está hecho con Wordpress 4.0 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: