La Colina de Peralías
11.03.2017

Aunque tú no lo sepas

por Dolores Álvarez

índice2Aunque tú no lo sepas los maestros me marcaron en mi etapa escolar, no puedo hablar de las maestras porque en esta época no existía la enseñanza mixta, así que los maestros para los niños y las maestras para las niñas. Era muy aburrido estar en clase y no enterarte de nada, sí has leido bien, yo estaba en clase y por más que atendiera no me enteraba, no era falta de atención, es que mi cerebro no ponía emoción, por eso no aprendía, no era culpa mía, era culpa de los maestros que solo se dedicaban a repetir lo que otros maestros habían dicho, no me emocionaban con sus enseñanzas, no se preocupaban de las personas, solo repetían conocimientos que otros habían descubierto y nosotros, los niños, teníamos que aprender de memoria para después exponerlo en un examen que calificaba lo que tú habías memorizado.

images4Aunque tú no lo sepas mi familia no estaba desestructurada, ni tenía problemas económicos, ni vivíamos en un barrio marginal… mi padre era médico y mi madre era funcionaria del ayuntamiento, en mi casa había muchos libros y se charlaba después de comer… en fin, ninguna de las probabilidades para que yo fuera un mal alumno en la escuela, pero… en mi casa, hasta el perro era más listo que yo. índice1

Pero sí, yo era un zoquete, no sacaba buenas notas, no entendía lo que me explicaban, no hacía los deberes porque no sabía, mi madre me preguntaba y le mentía sobre mi comportamiento y mis exámenes, al final del trimestre, cuando venían las notas, me quedaba sin explicaciones.

Aunque tú no lo sepas, yo sufría por esta circunstancia de no aprender y de ser un mal alumno, pero… nadie se interesaba por mis sentimientos, solo veían mis malas notas, no me atendían como persona… mi vida se resumía a un mal expediente académico.

Aunque tú no lo sepas, llegaron al colegio unos profesores nuevos que me hicieron cambiar. Ellos estimularon mi curiosidad, me emocionaron y logré aprender, hasta conseguí sacar una carrera y trabajar en un colegio en el que yo seguí las enseñanzas de las personas que me habían motivado y olvidé aquellos que me hicieron daño.

(Relato basado en el libro Mal de Escuela de Daniel Pennac)

(Las imágenes están sacadas de Google)

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de La Colina de Peralías
El blog La Colina de Peralías está hecho con Wordpress 4.8.1 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: