Entorno de Posibilidades
27.09.2012

500 días

COMPAÑÍA

por silvink

No, tranquis, no son los 500 Days of Summer de Zooey Deschanel ni las 500 noches de Sabina. No. Son los que separan el 15M y el 25S. Exactamente. Esto es cosa de los mayas, fijo. Estaba en su calendario. En este año y medio hemos aprendido algunas cosas: muchas hemos aprendido a bucear en una suerte de aprendizaje político, a ratos disfrutón, a ratos con miedo y tragando agua. Hemos aprendido a hablar inclusivamente, a agitar las manos, a pensar y a actuar en colectivo (cuesta), a desentrañar conceptos económicos y legales, a cuidarnos, a hacer streamings desde los terminales, a gestionar asambleas, a no tener miedo de aplicar metodologías feministas, a derivar en vez de resistir, a auto-hackearnos, a reirnos de las mil realidades delirantes, a convivir con helicópteros y velociraptores, a esquivar hostias, a socorrer al que se las había llevado, a desmitificar y cuestionar los iconos de la vieja lucha y, sobre todo, a no correr (aunque algunos se empeñan siempre en echar carreras). Hemos entrado en shock, hemos salido del shock, hemos cambiado la habitación que cada una ocupaba en la ciudad por algunos cuartos comunes, más desordenados, más aburridos a veces, porque hacer las cosas con los demás (va, sinceramente) es difícil y a veces puede ser un rollo lleno de aristas. Hemos despertado a la violencia, la hemos presenciado por primera o décima vez, la hemos sentido subir por las venas, nos hemos enamorado, nos hemos desencantado, nos hemos vuelto a enamorar, nos hemos paralizado ante la aceleración del tiempo, hemos hasta llegado a creer que habíamos muerto, que lo nuestro no habia pasado, que no nos habíamos re-conocido, que éramos algo parecido a un puto espejismo. Pero, como dijo alguien: lo que pasa no despasa. Y estos 500 días ya no van a despasar. Y los que quedan.

 

Yo, que soy de natural exagerado, mu sentía y tendente al melodrama (pata negra drama queen), he pasado unas 24 últimas horas en un estado de ánimo que podríamos calificar como “de mierda”. Ya sé que muchas otras estáis sintiendo el POWER y valorando lo re-positivo del momento, o que dais por asumida la violencia de estado, los infiltrados y otros juegos de desgaste que descentran toda intención/atención de las acciones y criminalizan cualquier gesto. Sé también que seguir las cosas por twitter y demás (es mi caso) genera realidades confusas, hay bulos, hay exageraciones, vivimos presas de la estética del suceso y del espectáculo y queremos que cada minuto sea “el minuto”, lo cual nos consume a veces en tensiones insostenibles y agotadoras. Lo sé. Que hasta los streamings los puede cargar el diablo (el de ayer de @rtve era sospechosamente “la parte por el todo” y tendencioso en su punto de vista). Y que el relato no sustituye a la experiencia. Pero va, soy nueva y además, otra vez, no podía estar físicamente en la calle. Como tanta otra gente.

Y anoche me acosté temblorosilla, la imagen de las UIP de cacería en el interior de la estación de Atocha no me dejaba dormir. Estaba enfadada, asqueada, triste, confusa, nerviosa. Pero también sentía algo que no sabía exactamente lo que era y que me aliviaba. Al final conseguí entenderlo: lo que sentía era compañía. Me siento acompañada. Llevo 500 días acompañada por gente a la que no conozco. Sintiendo compañía de una colectividad heteróclita y mutante que cada día me sorprende más. Que me emociona. Y esa sensación se me puede pasar por días, se exacerba otros, se intensifica y se atenua eventualmente, pero esta ahí, como el sonido de las constantes vitales en los quirófanos de las series de médicos. Es la sensación con la que vivo desde hace 500 días. Está “in the air”. Partículas que rodean los espacios y nos protegen y nos desprotegen. Nos movilizan y nos inmovilizan. Y en momentos nos sentimos fuertes y nos hacen ahogadillas y otras veces desconfiamos o nos aburrimos del proceso y volvemos a nuestras inercias de vida anterior (como si se pudiera). Pero por lo bajinis, como un zumbido protector en mitad de la selva, ahí está la palabra mágica: compañía.

Anoche conseguí dormirme. Rodeada de compañía. Gracias.

Foto 25S, tomada en Madrid por Álvaro Minguito. Gracias, Mingui!

..:: otra señal cósmica::…

10

comentarios

comentar

1 - Jelen 27.09.2012 - 14:25

Sil ¡que bonito! precioso…estupendamente explicado además. Un beso y gracias.

2 - silvink 28.09.2012 - 3:22

gracias, jelen!! besos

3 - espe 28.09.2012 - 14:20

Silvi! qué emocionante… muuuuy bello.

4 - silvink 28.09.2012 - 14:29

hehehe, ¡viva! gracias, espe.. besos

5 - @Gonzalocastir 29.09.2012 - 11:39

Escribes muy bien. Felicidades.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de Entorno de Posibilidades
El blog Entorno de Posibilidades está hecho con Wordpress 4.6.6 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: