Carolink Fingers
30.04.2012

Qué pasa cuando hablamos de #hamor

por carolinkfingers


En algún momento cayó en mis manos un rotulador de color rosa. En ese momento Guillermo Zapata nos seguía empujando a romper los límites de lo real. Hackeo constante para abrir grietas, respirar otra cosa. Y sin pensar mucho rehice a mi modo el simbolito del 14 Festival Zemos98, el #copylove tal como lo había estado interiorizando durante esos tres días en que participé en las Residencias Copylove, parte fundamental de esta edición.

Parte fundamental, también, de mi vida aquí y ahora. Si lo personal es político, como creo, tengo que abrir un poco el código fuente. Este ha sido para mí un mes tremendo. Revolución personal, explosión de hechos e ideas, clarividencia que me gustaría poder atesorar como un “palantir” para el futuro. Pero mejor no pensar en el futuro, paralizante, es mucho más importante el aquí y el ahora. Y las ideas dispersas y los apuntes en mi cuaderno no son más que acumulación originaria; por eso trato de extraerlo, compartirlo y devolverlo al procomún. Algo. Lo que sea ese algo. Un acto de devolución. Sirva a quien sirva.

Hay algo claro sobre las Residencias Copylove: dentro de su utilidad radical, sus conceptos y aprendizajes son aún difíciles de compartir. Los pocos medios que se han hecho eco de la programación de este año no han sabido transmitir la complejidad de esa propuesta. Hablamos de #hamor, pero no hablamos de amor. Hablamos de procomún, pero se trata de un valor poco extendido y mal comprendido por ahora. Hablamos de afectos, que no es exactamente lo mismo que sentimientos. Hablamos de comunidades, pero no de cualquier comunidad: nos instalamos en la conciencia / autoconciencia de grupo y el valor de crear saberes, herramientas, materiales, recursos, desde la generosidad y desde la vida -del individuo y de la comunidad.

Explicar desde dónde habla una: en mi caso, desde la pertenencia frágil a pocos colectivos, desde la poco desarrollada faceta de hacer-con-otras y desde prácticas que me mantienen trabajando sola, pero en la activa generación de redes. Por ello, mi participación en estas Residencias me hizo recordar a otra actividad, dos años atrás, “Para quienes disfrutamos trabajando” (aunque mi sensación de alienación era mucho mayor entonces: cosas que conté aquí y aquí).

Las Residencias Copylove se desarrollaron en dos semanas previas de febrero y marzo, antes de llegar a abril. De sus cuatro jornadas, estuve en tres, de jueves a sábado. Y había que venir estudiada, pero bastaba, también, con integrarse. He aquí la Ontología del Copylove: un mapa conceptual que esconde tramas internas y sirve, como cada una quiera, como marco para el camino o punto de partida. Mi “movida” será quedarme con los conceptos que me parecen más fértiles. Y ver qué sale:


#Hamor
Un día no muy lejano me preguntó una persona: “¿Sabes imaginar el “amor”?” No, no sabía. ¿Puedo imaginar el hamor? Sí, sí, no es una vulgar falta de ortografía.

El #hamor activa afectos para crear cuidadanías

Amor tiene una connotación negativa, se identifica demasiado a menudo con un único tipo: amor romántico. Ahí pone Hamor con H de Habitar: visibilizar otra forma de estar en los procesos creativos con otras; una situación consciente, un poner afectos de manera provocada, intencional y política. No puedo invocar un proyecto común sin Hamor. Y eso quiero decir: sin celos, sin envidias, sin procesos de posesión, fusión, individualismo…

#PersonalComunitarioComún
Si nos vamos a la zona derecha del diagrama, vemos esos tres conceptos entrelazados. No sé bien por qué se sitúan ahí fuera. Es lo mismo. Son como una vigilancia. Lo personal nunca desaparece (ni debe) en lo comunitario; lo comunitario no puede invisibilizar los procesos de lo individual; y lo individual crece y se regenera en lo común. Mejor no olvidarlo.

Me miro: aquí dentro suceden cosas. No puedo pretender que las inventé yo sola. Me estoy nutriendo de lo que han hecho otros y otras. Ese conocimiento, ese recurso, que circula y alimenta una discusión, un avanzar. Esa comunidad de otros y otras en la que siento, de manera difusa, que no estoy sola. Y por tanto, como individua puedo tirar un poco más p’alante. ¿Y lo común? Devolver, siempre. Tomar prestado, devolver más.

#Afectos
Al terminar las residencias, la ronda de “despedidas y valoraciones” trajo el micrófono hasta mí -que, a priori, no quería dejar nada para la posteridad: un clásico comportamiento free-rider-. Esto dije: “Me quedo con los afectos, porque además de las líneas de sentido que tiene la Ontología, a mí me gusta pensar que las redes se soportan en los afectos y los afectos generan nuevas redes”.

#Hackear
Abandonar las viejas estructuras implica inventarse otras nuevas. El concepto no está en el dibujito pero están: Memoria, códigos comunes, reglas del juego: todo lo que hemos “generado” o “heredado” o “asumido” como formas para la socialización y el funcionamiento de la comunidad es susceptible de ser puesto en crisis. En el contexto actual,  nada necesitamos más que querernos entre todas (1), situarnos AL LADO (2), empoderarnos de una voz, y no dar nada por sentado. Y (3) destruir lo hecho para reconstruir procomún.

Sobre el hackeo de la memoria, fundamentalmente, versó la cuarta y última sesión de las Residencias, con la guía de G. Zapata. Las líneas de sentido se extienden mucho más allá, y no es mi intención hacer un tratado. Si me quedo finalmente con este concepto es porque no podemos permitirnos el desánimo, ni la melancolía, ni la parálisis. Hackeo como imaginación activa capaz de proponer otra cosa. Eso que trataba de decir, en otras palabras, hace muchos días.

– – – – – – – – –

Los materiales, textos y reflexiones que se han generado a raiz de las Residencias están en la web del Festival. Merece la pena zambullirse más. http://14festival.zemos98.org/residenciascopylove

2

comentarios

comentar

1 - pedrojimenez 01.05.2012 - 10:41

Con posts así quién quiere un medio que cuente “delamisalamitad”… y no digo que no sea importante ese traslado de la complejidad. Así que gracias por hacerte con esto. Y devolverlo aquí, ahora.

2 - carolinkfingers 07.05.2012 - 10:15

Gracias, siempre, a vosotros por inventar posibilidades. Y así repartirnos hamor.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de Carolink Fingers
El blog Carolink Fingers está hecho con Wordpress 4.8.2 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: