La Célula Mecánica
19.09.2008

Beijing, Gran Muralla. Día 10

por admin

Nuestro último día en Beijing. Nos despedimos a lo grande, haciendo una visita a una de las secciones de la Gran Muralla, Badaling. Está a 70 kilómetros de Beijing. Desde nuestro mismo hotel contratamos una visita que incluia guía para las Tumbas Ming, comida y vehículo.

Nos levantamos con problemas. Resulta que la noche anterior al confirmar la salida de hoy nos dijeron a las 8:30, así que nos levantamos para esa hora estar listos. De pronto llega María a nuestra habitación y nos dice que tenemos que irnos porque la hora de salir es a las 7:30… Así que ni desayunamos ni nada, compramos lo que pudimos en el supermercado del hotel, nos montamos en el minibus y nos fuimos.La guía, se llamaba Lu Xuan, era una mujer joven simpática que hablaba inglés, así que allí estaba yo para hacer la traducción simultanea…

Lo primero, visitar las Tumbas Ming, bueno en verdad no era visitar las Tumbar Ming, era visitar una de las Tumbas Ming, la del emprerador Zhu Di. La más grande. Hay trece tumbas de diferentes emperadores de la dinastía Ming enterrados en un valle, cerca por cierto de la presa donde compitió Antonio días atrás. La construcción de las tumbas sigue las reglas del Feng Shui.En esta tumba está la única construcción de este tipo que se puede entrar dentro. En la Ciudad Prohibida solo se podían ver las salas por fuera, para mirar dentro había que hacerlo desde la puerta…

Dentro de la sala se puede ver al emperador sentado en su trono y rodeado de columnas que antaño fueron troncos de árboles. La contrucción tiene unos 600 años como no dejaba de repetir la guía.Una de las cosas más curiosas es que creíamos que ibamos a entrar en la tumba de este emperador, nada más lejos de la realidad. El emperador está enterrado a unos 27 metros de profundidad debajo de lo que parecía una monte natural detrás del gran salón. Aunque toda la construcción pertenece a la tumba creiamos que ibamos a estar más cerca del emperador.

Bajo este monte está enterrado Zhu Di
Dentro del recinto hay una puerta en medio del patio por la que al salir hay que pasar de una determinada forma. Las mujeres tienen que pasar con el pie izquierda y los hombres con el derecho, sin tocar el canto superior y a la vez decir una frase en chino que viene a decir, volveré.

Después de la visita a las tumbas toca la hora de ir a comer… pero sin son las 11 de la mañana… Bueno no es tan así. Primero nos llevan a una mega tienda donde realizan piezas usando la piedra nacional, el jade. Antes de comer te ofrecen una ruta por la tienda, donde ves como pulen el jade y que se obtiene. Luego tienes libertad para moverte por la tienda y comprar lo que quieras. Yo le compré un regalo a unos amigos.Después en ese mismo lugar nos invitaban a comer platos típicos de China. Las verdad es que estaba muy buena la comida y se podía repetir cuanto se quisiera, esó si la bebida no estaba incluida.

Cuando terminamos de comer nos fuimos al minibus y de allí a la Gran Muralla. Estaba a unos 20 minutos en coche.

Una vez allí nos encontramos con lo que parecía un parque de atracciones, y la verdad es que no es que lo pareciera, lo era. Había tiendas, animales, atracciones para subir a la muralla y la joya de la coronoa, la propia muralla. Animales porque tienen metido en fosas a unos osos que por el módico precio de unos yuanes les puedes tirar trozos de manzana.

La Gran Muralla está dividida en secciones. Nosotros fuimos a la de Badaling. El acceso a la muralla se hace a través de una especie de tren formado por sillas donde solo cabe una persona. Esta es la forma más divertida de acceder y bajar de la muralla. Eso si, vale 60 yuanes… El otro acceso es mediante telesférico, pero te pierdes la dirversión de la bajada. Tuvimos un contratiempo al intentar subirnos a este tren, y es que no dejaban subir a Antonio por ser minusválido… así que después de mucho discutir, la guía con los del tren, y después de que Antonio se pusiera a demostrarles que podía perfectamente sentarse, levantarse como los demás, nos dejaron subir, eso sí, dejando la muleta detrás. La guía, una vez arriba me dió un papelito donde ponía en un perfecto mandarín: “Dame la muleta carahote”. La subida es tranquila, por entre matorrales y árboles que pueblan el valle.

Al llegar arriba vi el cartel de “Toilet” y me empecé a mear… así que me dirigí a donde señalaba la flecha. Después de unos cuantos escalones bajando llegé a un sitio la mar de siniestro, la parte de atrás de una tienda/restaurante donde al final de la escalera había una señora con un montón de billetes de un yuan. Cobra 50 jiaos (0,5 yuanes) por mear… bueno, teniendo encuenta que no puedes mear en otro sitio y que 50 jiaos es una puta miseria… adelante. Cuando terminé me giré buscando un grifo donde lavarme las manos, lo normal en occidente cuando se mea es lavarse las manos, aunque Torrente lo hacía antes y después… Lo único que consegí ver fue a un chino cagando en cuclillas es un agujero…

Imagino que el resto de secciones es igual, pero esta tiene unas pendientes brutales. Solo pudimos pasar a través de tres puertas de las cuatro que tiene, la otra la estaban restaurando. Y esa es la tónica general de la muralla, está superrestaurada, no solo por los emperadores que se encargaron de mantenerla durante 1000 años, el gobierno chino se gasta sus urdeles en tenerla limpita y reluciente.Eso sí, tenía que conseguir como fuera una piedra de la muralla para una amiga. Así que como en lo alto no hay me tengo que ir a la base.Las puertas no están lejos unas de otras, el problema es que el desnivel es tan grande y los escalones tan irregulares que tardas bastante más de lo deseado en llegar. Hasta el final solo llegamos Antonio, Lucía, Eli y yo, los demás se quedaron atrás porque para Antonio sería demasiado mate. Me llamó la atención que en cada puerta o torre, como se quiera ver, hay una cámara de seguridad… me acordé inmediatamente de Rubén y de Panel de Control

Para bajar de la muralla se coge el mismo tren. El ticket que te dan cuando te subes hay que guardarlo hasta que bajas, si no tendrás problemas. El tren baja más rápido de lo que sube, el viaje es más largo pero dura lo mismo. El caso es que es divertido, además el aroma a goma quemada le da un toque chic al asunto…

De nuevo abajo nos montamos en el minibus que ahora nos lleva hasta otra tienda donde manipulan la seda. Te enseñan de donde se saca, como se prepara y los productos que evidentemente puedes comprar. Muy cansados no tardamos más de 30 minutos en salir de allí. De ahí, al hotel, a descansar, mañana queda el viaje de vuelta a España.

Más fotos en mi cuenta de Flickr.

Recomendaciones chinescas de hoy:
– Contrata tu tour a la Muralla con tu hotel o directamente con tu agencia de viajes. Nunca por la calle o en tiendas… Sí a nosotros nos metieron en dos tiendas para que compraramos productos, que no estuvieron mal, al que lo contrate fuera del hotel o agencia le puede caer más de una sorpresita.
– Deja claro las condiciones cuando contrates con el hotel o la agencia de viajes el tour que se va a hacer. Si te dicen, Tumbas Ming, pregunta si solo es a una o a varias.
– Si contratas el tour desde una agencia quizás puedas conseguir un guía en español. Si no, apresurate a repasar los conocimientos de inglés que tengas adquiridos a lo largo de los años.
– Si tienes algún conociemiento del inglés, es decir, lees en inglés, ves pelis y series en versión original subtitulado y tienes una base de instituto de secundaria, ten por seguro que te vas a poder defender en ese idioma en un país extranjero que no sea ni EEUU ni Inglaterra. Es más sencillo entender a alguien hablando inglés si no es su lengua materna. Aunque los chinos y su pronunciación se las traen…

4

comentarios

comentar

4 - comcinco ZEMOS98 22.09.2008 - 12:27

es que todavía no he terminado. Falta el viaje de vuelta y las conclusiones del viaje. Lo que pasa es que he estado un poco liado tras la vuelta.

saludos

3 - El hermano que con este comentario se despide hasta el próximo viaje que haga el Güili Fó este de pacotillas... 22.09.2008 - 11:02

Tendrías q haber acabado con un “The End” o “Fin” o algo asi macho. Tan cinematográfico como eres y se te escapa esa.. aiiii!!
Bueno pequeños saltamontes que se te acabó el royo chino. Así que de vuelta pa España y dejate de tonterias.
Por cierto, ¿es verdad que la muralla china empezó como un tabique q no tubieron cojones de rematar?? Tanto conocimiento milenario…
Un saludo hermano

2 - felipe ZEMOS98 19.09.2008 - 13:56

eres un puto amo

1 - Carlitox 19.09.2008 - 13:50

Vale. Esto sí que ha hecho que sienta una tremenda envidia. Y ya no puedo pagarlo con Lolichi.

Buff, entre la Tumba, el jade, la seda, el pie derecho y la Muralla sería un día de lo más aprovechado.

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de La Célula Mecánica
El blog La Célula Mecánica está hecho con Wordpress 4.8.9 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: