La Célula Mecánica
24.08.2006

De vacaciones por Galicia

por admin

Relato corto de mis vacaciones veraniegas por Galicia en la última semana de los incedios que azotaron esta bella comunidad autónoma.Yo y dos amigos más, Alberto y Sebastián nos plantamos en coche desde Sevilla en pleno corazón de Galicia, a medio camino entre La Coruña y Finisterre. Todas las fotos están realizadas por mí, salvo que especifique lo contrario.

Ayer regresé de pasar unos días en Galicia con mis amigos Alberto y Sebastián.

Una de las primeras cosas que hicimos al llegar fue apuntarnos como voluntarios en el teléfono 900400800. En él nos dijeron que estaban cogiendo primero a los gallegos, por motivos de disponibilidad.

El viaje lo realizamos en coche, en el Nissan Almera de Alberto. Estabamos ayudados en todo momento por un mapa conectado a un GPS, como para perderse.

Nos hospedamos en el Hostal Alaska, en Coristanco (San Roque) cerca de Carballo.Los dueños del hostal fueron muy amables en todo momento, además es el único sitio donde preparan la carne a la piedra, simplemente impresionante.

Le prometí a una amiga que de camino a Galicia nos pararíamos en su pueblo para hacernos una foto en un lugar conocido. El pueblo, Santa Marta de los Barros, el lugar, un antiguo tranvía reconvertido en valla publicitaria.

Antiguo tranvia en Santa Marta de los Barros, Badajoz

Otra parada fue en Salamanca, a comer algo. Continuamos hasta la siguiente parada en León, a tomar café.

Fuentes en San Marco, León

Para salir de León se lió parda porque perdimos mucho tiempo entre salidas erroneas, malas señalizaciones o simplemente porque estabamos cansados.Al llegar a Galicia, la bienvenida no podía ser más sobrecogedora:

Humo llegando a La Coruña

Después de pasar entre ese espeso humo, el paisaje era desolador, inmensas áreas de monte quemadas, todo ceniza, color negro…

Al llegar al Hostal Alaska, instantanea desde la ventana.

Paisaje desde el hostal Alaska, Coristanco

Dos días después este es el paisaje que se podía ver.

Humo desde el hostal Alaska, Coristanco

Una vuelta por Carballo, población de unos 30.000 habitantes, cruzado por el río Anllóns.

Río Anllóns, Carballo

Donde nos pusimos hasta la bola de comer pulpo, en locales como OMexillón,

El rico pulpo en OMexillón, Carballo

Mesón do Pulpo o Bar Anllóns. Calamares, pulpo, pan y mucho más regado con un Rivera o un Albariño. Yes!!

Visita al pueblecito de Lorbé.

Puerto de Lorbé

Comida en un bar que está justo en el mismo puerto donde se traen los mejillones que después te sirven. Esquisiteces de la tierra, o del mar, mejillones, pescados, cangrejillos, gambitas y de nuevo el Rivera, con denominación de origen.

Los tres en Lorbé

Ya que estabamos en Lorbé nos acercamos a El Ferrol, aunque no se por qué no realizé ninguna foto interesante, jejeje, solo esta:

El Ferrol

Ahora nos vamos a Santiago de Compostela. Plaza del Obradoiro, Catedral de Santiago, mi primera vez.

Yo frente a catedral, Santiago

Santiago de Compostela

Frente a la Catedral tuve que hacer cinco fotos con cinco cámaras distintas a un grupo de peregrinos.Comimos en una de las callejuelas repletas de gente que llevan hasta la Plaza del Obradoiro, en un restaurante llamado Casa Sisto. De nuevo una de pulpo, chuletones y churrascos del tamaño de mis manos jejeje.

Al día siguiente nos fuimos al fin del mundo, Fisterra.

Finisterre, América al fondo

Yo pensando en la vida, Finisterre

Donde por arte de magia, o más bien, por designios del destino comenzó a llover, comenzó a llover en toda Galicia lo que suposo la casi extinción de todos los incedios.Nos quedamos a comer en Fisterra. chorizito criollo, raya y algunas cosas más, cuando nos pilló la lluvia, a saco.

Lloviendo en Finisterre

En el camino de vuelta nos paramos en Muxía. Una de las playas más castigadas por el vertido del Prestige de la Costa da Morte.

Puerto de Muxía

Siguiendo con el camino de vuelta desde Fisterra a Coristanco, nos detuvimos en un castillo en la localidad de Vimianzo, del siglo XIII, destruido en 1466 por la Revuelta Irmandiña y reconstruido más tarde.

Castillo en Vimianzo

Un nuevo día, un nuevo destino, esta vez la localidad pesquera de Laxe. Donde se estaba celebrando su tradicional tributo a la virgen del Carmen. Cuenta la leyenda que no hace mucho un pesquero salió a faenar cuando se encontraron con una tormenta, la virgen del Carmen ayudó a los pescadores a salir con vida, menos a uno que sucumbió en el mar y fue llevado por sus compañeros a tierra para ser enterrado.Esto es lo que representan en Laxe el 17 de agosto, el naufragio y salvación de la virgen.

Laxe, simulan un naufragio

También estuvimos en La Coruña. Los siento por los gallegos pero si tengo que decir Londres y no London, diré La Coruña y no A Coruña. En La Coruña vimos Piratas del Caribe 2, bastante peor que la primera parte aunque entretenida.Anduvimos por sus calles más céntricas hasta dar con el consistorio.

Ayuntamiento de La Coruña

Esos días se estaba celebrando en La Coruña la feria del comic, así que han plantado personajes de comics por toda la ciudad.

Feria del Comic en La Coruña, Spiderman se sube a lo que sea

También coincidimos en el Barco de la Memoria. Un barco que contiene información sobre los pescadores gallegos desaparecidos durante la guerra y la posterior represión franquista. Interesante, pero en gallego, jejej.

El barco de la memoria atraca en el puerto de La Coruña

Una de las últimas noches nos comentaron que en pueblo de Cabana se celebraban sus fiestas locales y que tocaba un grupo de música celta muy bueno, Luar Na Lubre. Pero lo que nos iba a suceder esa noche nos marcaría para siempre. Como he dicho antes, para llegar a esos pueblecitos pesqueros teníamos la incomiable ayuda de un GPS. Así que marcamos en el GPS Cabana. A las 10 de la noche nos comenzó a dictar el camino a seguir, «Después de trescientos metros gire a la derecha». Nos metimos por los caminos más estrechos de la historia, estabamos casi perdidos si no fuera porque llevabamos el GPS. Con la carretera serpenteando entre el bosque de noche parecía el momento idea para revivir las ciento y una películas de terror juvenil americanas, algún episodio de Expediente X o encontrarnos con la bruja de Blair en los bosques de Maryland.Lo más irritante de todas esa perdida de tiempo es que cuando según el GPS estabamos en Cabana, solo había cuatro casas y nadie alrededor, eran como las doce de la noche y no se escuchaba ni el ruido de la música en la lejanía.Después de casi 3 horas dando vueltas no conseguimos encontrar Cabana, así que nos volvimos para el hostal y a dormir.Como diría mi amigo Iker, «Cuanto menos, curioso».

El último día volvimos a Santiago para comprar algunos recuerdos. Nos encontramos con muchas pintadas por la zona aledaña a la catedral donde se podían leer cosas como:

El PP quema los montes. En el centro de Santiago

En total diez días donde no hemos visto ni por asomo todo lo que es Galicia. En resumen, un viaje que ha merecido la pena, por las comidas, por los paisajes (los que no estaban quemados), por la tranquilidad y por la gente.

Si quieres ver el resto de fotos del viaje las tienes en mi Flickr

2

comentarios

comentar

2 - Anónimo 04.10.2007 - 19:48

¿Y ESTO NO LO VISTES?.ES LA PLAZA DEL HUMOR DE LA CORUÑA TRAS EL BOTELLON VANDALO DE TODOS LOS JUEVES,VIERNES,SABADOS Y VISPERAS DE FESTIVO DE TODO EL AÑO DESDE HACE 15 AÑOS.

1 - Anónimo 04.10.2007 - 19:45

http://img216.imageshack.us/img216/… ¿Y ESTO NO LO VISTES?

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de La Célula Mecánica
El blog La Célula Mecánica está hecho con Wordpress 4.8.12 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: