La Bambola
27.07.2009

Alameda – Nostalgia: érase una vez…

por admin

A veces quiero que el tiempo se pare. A veces me gustaría retroceder, rehacer cosas. No crecer. Huir de responsabilidades. Volver a sentir olores, sabores, primeras veces. Quiero una Alameda como la de antes, con un círculo feo, con un punto de encuentro sin barra ni camareros. Alameda- Nostalgia es más que un grupo de fotos, son parte de los recuerdos de un grupo de gente que una vez se quisieron mucho.
Sigue leyendo

30.06.2009

¡Vivan los playbacks! (2)

por admin

Michael Jackson

Aunque no era el playback que ahora tocaba, no podía ser de otra manera. Éste es mi casero y muy humilde homenaje a Michael Jackson, implorando que vuelva ese chico a quien yo recordaba desde siempre. I want you back!

Sigue leyendo

16.05.2009

Respondiendo a Yahoo!

por admin

Rubén dice que vivo en un concurso de televisión. Siempre intento responder muy rápido, tengo una especie de pulsador imaginario que me acompaña y que se activa cuando se presenta ante mí una pregunta cerrada o que exige en su respuesta un dato concreto. Hoy, señoras y señores, me he quedado en blanco con el mismísimo Yahoo!.

He llegado de dar una vuelta, tenía sueño, pero el último metro me ha espabilado. Me conecto y miro mi cuenta de Yahoo!. Antes de llegar a entrar a mi bandeja me piden, para mayor control y seguridad, que responda una pregunta (pensé que eran inofensivas: “nombre de tu colegio“, por ejemplo) y, excepto la que he elegido y alguna más, todas eran un poco más profundas y algunas ni siquiera las podría haber respondido. Me explico.

Las dividiré en tres bloques:

1) No respondo por no haberlo vivido:
- ¿Cuál es el apellido del testigo de tu boda?
- ¿Cuál es el apellido de la dama de honor de tu boda?
- ¿De qué marca era tu primer coche?
- ¿De qué marca era tu primera moto?
- ¿Cómo se llamaba tu primera mascota?

2) No respondo porque me parece de lo más friki + la razón del bloque 1:
- ¿Cuál es el número de tu programa de puntos de tu aerolínea favorita?

3) No respondo por colapso:
- ¿Cuál es tu autor favorito?
- ¿Cómo se llama tu libro favorito?
- ¿Cuál es el apellido de tu músico favorito?
- ¿Cuál es tu personaje de película favorito?
- ¿Cuál es tu equipo de deporte favorito?
- ¿Dónde pasabas los veranos de joven?
- ¿Cuál es el apellido de tu profesor favorito?
- ¿Cuál es el apellido de tu mejor amigo de la infancia?
- ¿Cuál era tu comida favorita de pequeño?

Como dice Julio en Tu párvula boca, “Odio que me pregunten por algo favorito. Me gustan tantas cosas que no puedo elegir sólo un color, una canción, una ciudad, un película, un director.” Pero cuando he leído por segunda vez la lista el subconsciente me ha traido las respuestas para algunos de estos interrogantes.

Rubén se está leyendo (apuesto a que ya se lo ha terminado) un libro precioso: Me acuerdo, de Joe Brainard. Es un libro muy simple, que consta de recuerdos del autor, enumerados uno tras otro. Apenas cada uno ocupa una frase, pero está lleno de sensaciones, de olores, de voces, de sabores y texturas.

Estas preguntas que me hace Yahoo no son para controles de seguridad, para responder esto hay que tomarse el tiempo necesario y sentir el placer y la sonrisa de lo que estás recordando.

- ¿Cuál es tu autor favorito?Por ejemplo José Hierro (lo descubrí cuando hace 12 años mi amiga Clara me pasó el poema Lope. La noche .Marta)

- ¿Cómo se llama tu libro favorito?1984, Patatita (el primer libro que recuerdo haberme leído), Alicia en el País de las Maravillas, una edición especial de Hable con ella de Almodóvar que Rubén me regaló…

- ¿Cuál es el apellido de tu músico favorito?Aquí sí que no puedo responder, miles, millones!!!

- ¿Cuál es tu personaje de película favorito?Sally Bowls, Holly Golightly, Sue Lynne Copeland, Jane Henderson, cualquier replicante de Blade Runner

- ¿Cuál es tu equipo de deporte favorito?…¿Debería decir el Sevilla F.C.? Tuve el carné… Mi padre hizo un intento de compartir su afición conmigo, pero yo solo me divertí en el primer partido.

- ¿Dónde pasabas los veranos de joven?Partiendo de la base de que joven soy ahora, he interpretado la pregunta como “mis veranos en la infancia”. No los pasaba en ningún sitio en concreto, casi siempre en Sevilla, con escapadas a la playa. Alguna vez con mis tíos en Barbate, con Cecilia en Punta Umbría o con mis primos en Barcelona.

- ¿Cuál es el apellido de tu profesor favorito?Inevitablemente me ha venido la imagen de mi tutor de 8º de EGB, Manolo Moreno. Pero tengo otros apellidos: Taraborreli, el de mi profe de matemáticas de 2º de BUP…

- ¿Cuál es el apellido de tu mejor amigo de la infancia?González, claro. Ella era la única que cuando volvió de sus largas vacaciones en Alicante vino a casa a verme y lloramos de tal manera que a mi madre se le empañaron los ojos.

- ¿Cuál era tu comida favorita de pequeño?Patatas fritas, cortadas en dados, revueltas con huevo. Era lo que mi madre y yo llamábamos “papas rebujás con huevo”. Para mí era una demostración de amor. No comprendía por qué no comía eso a diario…

Vosotros pensaréis que estoy borracha. Pero prometo que no. Solo estoy expuesta y ahora, después de este viajecito, me voy a la cama un poco más feliz.

03.05.2009

¡Vivan los playbacks! (1)

por admin

Haciendo el playback de El Rayo

Hacía años que había dejado de practicar. Ahora que vuelvo a tener una habitación para mí sola he mirado el lado positivo. Entre este post y el de ayer creo que estoy rozando los límites de la maniaco-depresión. Pero me ahora me siento tan bien… Vuelvo a mi terapia, la que nunca me ha fallado, la que empecé practicando en la sala de estar de mi casa: los playbacks. (Incluye regalito)

Sigue leyendo

02.05.2009

Puto dinero

por admin

Quizás porque nunca lo he tenido en abundancia. Quizás porque me han educado a conformarme con poco. Quizás porque siempre pensé que nunca tendría demasiado… he llegado a la conclusión de que los pequeños papelitos verdes (antes con la cara de Pérez Galdós y ahora europeos) son mi mayor enemigo. El dinero mueve montañas y remueve mis tripas.

En mis 27 años nunca he jugado al Monopoly. No lo teníamos en casa, pero eso no me sirve como excusa. Lo tenían mis primas y algún amigo. Creo que tiene que ser un juego bastante divertido para que repose en los cajones de cada familia española. Nosotros éramos una excepción. Tampoco jugué nunca a Hotel.

No he jugado con demasiadas muñecas, desde pronto recuerdo tener juegos de mesa para acompañar a mi hermana, siete años y medio mayor que yo (el Tragabolas, el Enredos -que no Twister, eso es una modernidad de ahora-, el Intelect -una imitación del Scrabble-, por supuesto el Parchís -que me aburre muchísimo-, la Oca, un tablero de ajedrez, el Quién es quién…). Ni siquiera nos faltaba un trivial ni un scatergories, pero nosotros, para ahorrar algo, claro, marcábamos tendencias con las imitaciones: Trivio 3000 y S’categorias.

Lo único que estaba relacionado con el dinero era un pequeño casino que los Reyes Magos nos trajeron una vez… allí se apostaban fichas de colores!

Yo no entendía nada de comprar y vender calles, edificios… a priori simplemente me aburría. Prefería jugar al Cluedo en casa de mi tía Encarna. Ahora cuando lo pienso y hago un ligero psicoanálisis creo que todo era inseguridad, ya que al no gustarme mucho la pasta, dudaba de mi eficiencia económica, que a día de hoy sigue estando bastante limitada.

JPEG - 75.2 KB

Escribo esto como forma de desahogarme. Estoy carnalizando este año aquello de “El dinero no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla”. Nunca he aspirado a nadar en la abundancia, pero estaría más tranquila sobreviviendo más holgadamente. Hace una semana toqué fondo, o algo parecido y descubrí que tengo envidia, que me canso, que me agota que el mundo esté tal mal repartido, que no siempre hay comida en la nevera, que tengo que agudizar mi mente todavía más para sacar pelas de donde no las hay, que me revienta que exista gente que no valore lo que cuesta hacer ciertas cosas, que esa gente me da pena. Me cayeron lágrimas, mocos y babas y descansé tranquila.

Lejos de lo que yo pensaba, mi ángel de la guarda me hizo ver que soy una persona bastante afortunada, que puedo contar con él y que voy a seguir adelante. No sé cuánto durará esta aventura, pero por ahora seguiré intentando permanecer en este barco contra viento y marea.

El dinero estipula baremos de todo tipo y hace que nos dividamos en clases y grupos. Cuanto más tenemos más pobres podemos llegar a ser. En la escena de la obra que ahora trabajo en clase, (Modigliani, de Dennis McIntyre), Modigliani me pega una bofetada y justo segundos después me dice: “Tengo hambre, Bea…”. Hablo de 1915, los artistas en París vivían de sus cuadros, se morían de hambre. Modigliani no está pidiendo un menú completo con patatas y hamburguesa, está diciendo que el hambre lo está volviendo loco, desequilibrado… ¿Cómo resistían entonces?

Ahora eso parece imposible, pero estoy segura de que hay gente en esta gran ciudad que siguen condicionados a ser bohemios de principios de siglo.

El dinero solo sirve para comprar, ¿vamos a vendernos?

- Money – Pink Floyd | Letra
- Money for nothing – Dire Straits | Letra
- Money money (BSO Cabaret) | Letra

01.04.2009

Teatro del oprimido: hacia el origen del problema

por admin

No sé si es una reseña demasiado detallada o por el contrario necesitáis más información. Me bastaría con decir que en este taller he aprendido a desentrañar las preocupaciones sociales y a ir hasta las tripas, hasta el principio. Hacia el origen del problema.

Del 23 al 27 de marzo tuvo lugar en la UNIA el Taller de Introducción al Teatro del oprimido, en el marco del Simposio Educación Expandida de la 11 Edición del Festival Internacional ZEMOS98.

El taller corrió a cargo de Julian Boal, que en otra ocasión anterior participó en la Sexta edición del Festival.

No voy a detenerme a hablar sobre quién es Julian, ni voy a decir quién es su padre (por ahora diré, citando sus propias palabras, que su padre no es Dios), de eso ya hemos dado parte en las entrevistas y reportajes que hemos hecho la pasada semana en Sevilla.

De quien voy a hablar es de Julian Boal compañero y profesor coordinador del grupo, de algunas anécdotas y de lo gratificante que ha resultado ser el curso.

Leí Juegos para actores y no actores, de Augusto Boal, días antes de empezar el taller. Entendí que algo interesante haríamos en Sevilla, aunque hubiera detalles del libro que no terminara de comprender bien.

Una de las riquezas del grupo ha sido el reducido número de actrices que había. Me atrevo a decir que éramos tres. El grupo lo conformaban psicólogas, pedagogas, trabajadoras sociales, educadoras sociales, estudiantes… De todas maneras nunca nos preocupamos por el lugar de dónde viniéramos. Era genial que fuéramos un grupo de personas que queríamos aprender y experimentar sobre la misma cuestión.

Y es que el Teatro del Oprimido nace de unos juegos y ejercicios para todo tipo de personas, el objetivo es debatir e intentar buscar una solución al problema que se plantea.

Reportaje para Radioactivos Expandido (Duración 3 min. 06 seg.)

MP3 - 3.5 MB

La manera en que Julian enfocaba todo nos dejaba claro que aunque en cada escena o figura haya dos personajes bien definidos (oprimido y opresor) no podíamos caer en la simpleza de catalogarlos como ’el bueno’ y ’el malo’ respectivamente. No se trata de eso, se trata de hacer pensar al espectador, a quien Augusto Boal denominó ’espect-actor’ o ’espect-actriz’ por su implicación y poder de transformación de la situación.

Cada mañana Boal nos deleitaba con unas cuantas historias, algunas vividas por él, otras por su padre y otras quizás eran pura ficción. Pero al fin y al cabo las usaba como moralejas y metáforas, nos servían para comprender mejor.

Es obvio que en 25 horas no hayamos podido practicar mucho, pero nos han acercado las claves y las posibilidades más representativas del Teatro del Oprimido. Todas las mañanas, después de escuchar a nuestro querido cuentacuentos, comenzábamos con ejercicios de calentamiento físico, juegos que casi podrían ser infantiles, de hecho algunos lo eran. Todo esto ayudaba a dinamizar el grupo, a crear conciencia del mismo y a contar con el compañero. El resto de la clase lo dedicamos a anotar algo de teoría, pero sobre todo a poner en escena más y más ideas.

- Día 1. Primer contacto con el teatro imagen (representar mediante una imagen estática la visión de un tema expuesto, suele existir un opresor y un oprimido). Hicimos múltiples imágenes, jugábamos a ser esculturas y a esculpir a los demás para definir exactamente lo que queríamos decir, la postura corporal, la expresión facial…

También vimos Un teatro en campaña, una película de un grupo de Teatro del Oprimido en India, Jana Sanskriti, con el que Julian ha trabajado.

- Día 2. Seguimos con el teatro imagen, pero introducimos texto (palabras, monólogo interior -esto es nuestro pensamiento interno-, diálogos y movimientos). También representamos como imágenes palabras (por ejemplo: violencia, asco) y no acciones, aunque en la figura resultante usáramos estatuas en acción congelada.

Planteamos temas que nos interesen y nos preocupen, intentamos que fueran bastante cercanos a nosotros. Finalmente elegimos educación sexista, manipulación de los medios de comunicación, instrumentalización de las políticas públicas y defensa del espacio público (en contra de las ordenanzas cívicas). Cada uno de estos temas los representaba un grupo.

- Día 3. Introducción al teatro foro (representación escénica donde una vez vista por el público, cada individuo puede participar sustituyendo a un personaje e intentar cambiar su comportamiento para así ofrecer una solución. Aquí es cuando el espectador se convierte en espec-actor).

Cada grupo hacía una pequeña escena exponiendo un problema. Aún no contábamos con la colaboración externa, sólo nos encargábamos de que aparecieran las tres fases propias: contrapreparación, crisis china y derrota (que el final no sea un happy ending es muy importante porque de ahí nace la pregunta y la reflexión. Como dijo Julian, “no damos recetas para dejar de estar oprimido”).

- Día 4. Teatro foro. Variaciones con técnicas de ensayo.

- Día 5. Teatro foro. Final. Intentamos hacer un teatro foro, un grupo representaba y el resto de compañeros cumplía el rol de espect-actores. También alguien ejercía de comodín, la persona que media entre ambos bandos y que incita al debate.

Hemos aprendido mucho, y en el marco de la Educación expandida que recoge este año ZEMOS98, hemos puesto en común nuestros sentimientos y opiniones y todos nos llevamos exactamente lo mismo. La educación puede suceder en cualquier momento, en cualquier lugar.

Por último me gustaría nombrar al resto de personas que han formado parte de esta experiencia. Gracias a Elena, Raquel, Cris, Georgina, Natalia, Ana, Edi, Alaitz, Isaac, Marta, Pepa, María, Cristina, John, Jose, Rosa, Penélope, Carmen, Caro, Aurélie, Idoia, Sonia, Mariola y Clara.

Y por supuesto gracias a la organización por contar con Julian, el hombre del interrogante constante. Hay que volverlo a traer, la próxima vez sin muletas.

31.03.2009

De vuelta a ZEMOSNOVENTAYOCHOLAND

por admin

Otra edición. Otra visión, otra vivencia. Nudos que se desenlazan en el estómago, emoción. Pálpitos. Piel de gallina. Reflexión. Diversión. Colaboración. Abiertos. Momentos. Sueño. Adrenalina. Esto es ZEMOS98.

Cada vez estoy más convencida de que las cosas suceden por el mágico principio de causalidad. Pero aun así, esta vez no quise arriesgarme y decidí lanzarme a un vacío profundamente hipnótico. Dejé mi puesto de trabajo (temporal) para marcharme a colaborar con ZEMOS98. Colaborar, como en los viejos tiempos. Y sí señores, me salió redondo. En aquella tienda no iban a renovarme en abril: arriesgué y gané. Sí, los efectos de la causalidad me trajeron a la alameda.

Hay algo que odio que me digan: “Te lo perdiste!” y no estaba dispuesta a que eso me sucediera con el festival. No hubiera sido suficiente verlo en streaming, ni leer las crónicas, ni ver las fotos… eso no hubiera sido nada cuando ya has vivido intensamente dos festivales. No me hubiera importado cansarme, agotarme mentalmente… Quería sentirme como en casa, una casa donde me enseñaron a ser libre.

Pero de todas maneras esta vez fue diferente, e incluso tuve la suerte de poder disfrutar del sofá de mi casa en horas de siesta algunos días. Fui una espectadora activa.

Ahora toca hablar en clave, quien no se entere de nada puede disfrutar de la poesía: gracias por los almuerzos, los momentos chanantes, los vídeos expandidos y remixeados, las fotos, los conciertos que erizaron el vello de mis brazos, las conversaciones, los textos (leídos y no leídos), los gritos, los llantos, los bancos, los santos y oraciones de la misa “Regreso al futuro”, los opresores, los oprimidos, las muletas, la radioactividad, el Kanouté del rap, los reencuentros y desencuentros, los palés que me dieron alergia, los amigos que me dieron alegría… el tarantulismo con sevillanas… (de esto dejo una pista gracias a Elena Cabrera!)

Sin darme cuenta he escrito mi memoria, ya sabéis, es mejor hacerla pronto para que no se te olviden los detalles.

A algunos de nosotros se nos vino una canción a la cabeza el sábado, último día del festival. Si no pongo este vídeo, reviento:

Qué bien volver a veros a algunos y a otros haberos conocido. No sé qué haré el próximo marzo, pero quiero escribir una memoria de la 12.

Enhorabuena.

13.03.2009

Retrowives

por admin

Atrapadas en el túnel del tiempo. Hay personas que se toman al pie de la letra ese dicho de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Muebles, peinados, ropa… No es una recreación de lo que hubo en esa época, es la vida en directo de los años 50. Esto si que es ser vintage y no escribir un blog como éste, ilusa de mí…

Todo comenzó hace unos días cuando Ricardo me regaló un enlace. Gracias a él descubrí el blog de susi.a, una marea de espasmos del pasado a los que estoy empezando a engancharme.

Concretamente lo que había llamado la atención del Ricardo era la determinación que un buen día tomó Joanne Massey aka Lola Lamour: llevar un estilo de vida como hace 60 años en cuanto a todo (moda, decoración del hogar, cocina, música, costumbres…).

Según dice susi.a:

Joanne Massey tiene 35 años. Vive en una casa recreación de los año 50con su marido Kevin de 42, diseñador gráfico.

Es ama de casa y le encanta hacer pasteles para su marido mientras escucha a Frank Sinatra.

El mobiliario de su casa, televisión, cocina, incluso la vajilla, es original de los 50, así como la ropa que usa.

No le gusta esta época y sigue los roles y patrones de vida de los 50.”Lo reconozco, me retiro del siglo 21. Cuando veo la realidad del mundo de hoy, con toda la violencia, la codicia y el materialismo, me estremezco. No quiero vivir en ese mundo”.

Tuve que investigar sobre esta señora, por momentos pensé que rebasaba el límite de lo freak. Y para no querer pertenecer a esta era la Lamour está muy presente en la blogosfera. Lo primero que visité fue su myspace, algo decepcionante si no fuera por algunos de los vídeos que aparecen.

A través de My decade year encontré un enlace a otro blog donde aparece una entrevista (en inglés) a la reina de los sandwiches de salsa de arándanos. Pero para mayor sorpresa, deleite y gozo visual, descubro que ésa es una web dedicada exclusivamente a mujeres que hacen lo mismo. Time warp wives (algo así como “Las esposas del túnel del tiempo”) se dedica a recopilar documentos y personajes y enaltecer esa época pasada de mitad de siglo donde gobernaban las pin-ups y nacía el tupperware.

Aunque toda esta parafernalia sea maravillosamente yanki también se extiende por Europa. Johanna Öst, una joven sueca (yo diría que es la hija que nunca tuvieron Mae West y Doris Day) dice que siempre soñó con tener una vida glamurosa.

También Candice DeVille propaga en Australia su espíritu vintage y a través de su famoso blog Super Kawaii Mama intenta aportar todo lo que sabe para crear auténticas mujercitas oldies. (Hasta ha convertido su canal de youtube en tutoriales de peinados antiguos). Tengo que decir que esta chica se queda corta ante las otras, es demasiado moderna (si os fijáis la ropa es de H&M…), pero tiene twitter!

La única conclusión que puedo sacar de todo esto es que si algún día tengo una hija será como la niña del logo de este blog!

17.01.2009

Cómo descubrí al Señor Eternity

por admin

De cómo encontrar un blog, del que era fiel seguidora, después de casi un año sin visitarlo. Y de cómo encontrar una sorprendente historia en él. Ahora la eternidad se escribe con tiza.

Hace casi un año que mi macaria me dio un susto. Justo unos días antes del comienzo de la 10a edición de ZEMOS98 me dejó tirada. Perdí documentos, archivos, pero una de las cosas que más me pesa era la lista de blogs que tenía sindicados en el Vienna. Aquella hilera de blogs la fui creando desde el verano y todos desaparecieron de un golpe. No retuve en la memoria ni la cuarta parte de aquellas webs y sé que no eran muchas, pero para mí era todo un logro.

No he vuelto a usar ningún lector de feeds, ahora me da pereza. Pero cada vez que recuerdo alguno y logro encontrarlo… le dedico toda mi novelería y me llevo semanas visitándolo. Es el caso de El sr García, blog imprescindible sobre todo para inspiración de montajes y diseño.

Entre sus últimas entradas se encontraba un curioso minipost sobre Arthur Sace ilustrado con esta foto:

La inquietud me llevó a donde él enlazaba y así descubrí Urbanario. Su carta de presentación dice que Urbanario es un blog sobre:

Actuaciones artísticas no reguladas y espacio público. Graffiti, postgraffiti, intervención urbana autónoma, culture jamming y arte público outsider.

Su autor, Javier Abarca, es artistas y desde 2006 imparte una asignatura sobre arte público autónomo en la Facultad de Bellas Artes de Aranjuez, Universidad Complutense de Madrid.

En este espacio pude leer el peculiar relato sobre Mr. Eternity, el predicador de la eternidad. Fue alguien que creció en Sidney a principios del siglo XX en un ambiente hostil. Alcohólico, hijo y hermano de alcohólicos, cometió pequeños delitos, no recibió ninguna educación… Pero en 1930 Arthur se convirtió en un religioso que creyó que su misión era expandir un mensaje durante el resto de los días de su vida. Entonces sacó una tiza del bolsillo y repartió ’eternidad’ en buena parte de Australia hasta mediados de los 60s.

Por más que leo sobre esto no me deja de sorprender. Si pensáis que pudo ser el primer rastro de graffiti estáis equivocados, leed la historia de Kyselak, un montañero que vivió en el imperio Austrohúngaro entre 1799 y 1831.

12.12.2008

Política en escena

por admin

Hay muchas maneras de hacer política. Sí, de hecho existen todas las maneras, ya que cualquier actitud es en sí una opinión política. ¿Los personajes públicos deben ser políticos? ¿Y concretamente los actores? ¿Es una obligación reivindicar, estar comprometido?

El otro día me recomendaron en la escuela leer un artículo sobre Vanessa Redgrave (“Blow up“). Ahí descubrí el compromiso social y político de la actriz británica, que todavía hoy sigue ejerciendo. En 1977 ganó el Oscar a la Mejor Interpretación Femenina por “Julia” (Fred Zinnemann) y su aparición no dejó indiferente: días antes de la entrega de premios Vanessa había mostrado su apoyo a la causa palestina, posicionándola esta actitud en contra de ciertos miembros de la comunidad judía.

Esto es lo que dice:

Queridos colegas: quería daros las gracias. Pienso que Jane Fonda y yo hemos hecho el mejor trabajo de nuestra vida. Desde aquí os saludo y rindo tributo por no dejaros intimidar ante las amenazas de un grupo de sionistas matones, cuyo compartamiento es un insulto a la verdadera talla de los judíos de todo el mundo. Y os prometo que seguiré luchando contra el antisemitismo, la opresión y el fascismo.

Paddy Chayefsky, guionista de cine y televisión, más tarde en la gala se encarga de dejar clara su opinión: para recoger un premio no hace falta señalarse con discursos políticos.

Memorable fue la XVII edición de los Premios Goya (2003), donde la mayoría de los galardonados se unieron a ese eslogan de “No a la guerra”. Bardem, Luis Tosar, Fernando León de Aranoa… curiosamente ese año la presentación de la gala corría a cargo de Animalario (Alberto San Juan y Willy Toledo). No he encontrado ni rastro de esas dedicatorias, pero me sirve para ilustrar el premio que recoge Alberto San Juan como Mejor Actor Protagonista (“Bajo las estrellas“) en 2004:

Sinceramente no sé bien qué siento al ver estas demostraciones públicas de exaltaciones de ideales socialistas, pero me da miedo que en algunos casos sea puro oportunismo. Es cierto que el rechazo en esos momentos al gobierno del Partido Popular era bastante visceral y los actores españoles habían conjugado una plataforma fuerte, habían sido vistos en numerosos actos y charlas. Todos nos hemos manifestado contra la guerra y cualquier muestra por parte del sector que fuera era necesaria en esos momentos.

Por otra parte están las defensas de lo que está presente pero eternamente aislado, como las de Vanessa Redgrave o incluso el “teatro” que montó Marlon Brando cuando envió en representación suya a una supuesta india a para rechazar su Oscar por El Padrino (1972). Las palabras de Sasheen Littlefeather fueron:

Con un gran arrepentimiento Marlon Brando se siente incapaz de aceptar este premio. Las razones caen en el trato a los Indios en televisión y cine en este país; y en los recientes eventos en ’Wounded Knee’. Ver vídeo

Pero el tópico de que los matavacas son fachas y los faranduleros sociatas o comunistas no siempre se cumple (bueno, en los primeros…). Para comprobarlo tenéis el reportaje que emitió La Sexta antes de las últimas elecciones generales. En “Poner la cara” varios deportistas, actores, periodistas, toreros, etc. hablaron de sus ideas políticas, incluso dijeron qué partido se llevaría su voto. No todos hablan con la misma claridad, algunos son tajantes (Miguel Ángel Tobías – PP, Juan Diego – IU) pero algunos no se atreven a desnudarse ideológicamente, solo marean la perdiz por temor a ser rechazados y perder carisma (el lenguaje corporal de Josema Yuste – ex de Martes y Trece- habla por sí solo de la incomodidad que sentía). Podéis ver la última parte del documental aquí (está un poco desincronizado).

La política está intrínseca en el ciudadano, hace falta valor, compromiso, creer en uno mismo y crear sinergia. Desde el rinconcito que me va correspondiendo, la misión cuando estás en escena es decir la verdad, implicarte y defender algo. Eso ya es suficiente. Seamos valientes para hacer minirevoluciones. La justicia poética de la que hablaba abrelatas para mí es toda una hazaña. No hay que esperar a que nos arrojen a una gran guerra. Tú también puedes trabajar desde tu silla de pata de araña.

¿Vas a hacer algo?

12345...»
Acerca de La Bambola
El blog La Bambola está hecho con Wordpress 4.8.3 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: