jochimet
26.05.2012

EL MINISTRO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES ES EL MÁS ESPABILADO DE LA CLASE

por José Antonio Jiménez Ramos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir de una presentación de un curso que dirigó José Ignacio Wert en la Fundación FAES en julio de 2010 podemos saber cuales son las verdaderas intenciones del Partido Popular con respecto a España, más allá de la educación, la cultura y el deporte.

En primer lugar sepamos quién es José Ignacio Wert, actualmente Ministro de Educación, Cultura y Deportes. Como se puede comprobar por el contenido biográfico de la Wikipedia, el Sr. Wert tiene una trayectoria personal y profesional muy prolija, desde su mas tierna infancia ya apuntaba a su destino universal, cursó estudios en el Colegio El Pilar de Madrid lugar donde han estudiado diversos miembros de distintos gobiernos de la nación, entre ellos Javier Solana, Alfredo Pérez Rubalcaba o José María Aznar. Posteriormente se licenció en Derecho, obteniendo Premio extraordinario y se diplomó en Sociología política para ingresar por oposición en RTVE con 23 años, es decir, se hizo funcionario. Posteriormente, tras pasar por diversos puestos dentro de la administración pública, con 37 años, abandona la seguridad del funcionario para lanzarse a la empresa privada poniendo en marcha la empresa Demoscopia dedicada a la sociología política, para pasar después por SOFRES, empresa que se dedica a la medición de audiencias y termina en Inspire Consultores, empresa que organizó la actividad que es objeto de estudio en este artículo.

Esta trayectoria profesional tiene un componente académico en el ámbito de la Comunicación y de la Sociología Política siendo profesor, tanto de la Universidad Complutense como de la Autónoma de Madrid. A ello le añadimos su paso por la política entre los años 1982 y 1987 donde ocupó puestos electos en el ayuntamiento de Madrid y en Las Cortes como diputado por La Coruña y siempre dentro del grupo de Coalición Popular, base del actual Partido Popular.

Finalmente, ha tenido una relación muy directa con el Grupo Prisa, tanto como profesional de la publicidad como tertuliano, sobre todo en la Cadena SER. Es, por tanto, alguien que se ha movido por muchos ámbitos profesionales, políticos y, todo ellos, relacionados con la opinión pública o publicada. Amasa una inmensa fortuna en datos sociológicos y políticos y eso hace pensar que es un personaje muy bien informado y, desde luego, lo podemos considerar como el “más espabilado de la clase”.

La presentación, que es objeto de análisis de este artículo, como referencia del pensamiento político de este señor y que supongo que dada su posición en el Gobierno, sus comparecencias públicas en el Congreso y sus primeras decisiones en el ejercicio de su ministerio me hace pensar, que están directamente relacionadas con el núcleo duro del propio pensamiento del Partido Popular. Puedes verla de manera integra más abajo:

Paso ahora a su análisis. Desde el primer momento se plantea directamente la cuestión, ¿qué clase de reformas plantea la sociedad? Las que necesita o las que demanda. La disyuntiva la resuelve de forma inmediata con una frase lapidaria:

“La sociedad en cuanto tal propiamente no demanda reformas (en el sentido fuerte de la expresión, es decir como algo articulado y coherente). No es su papel. La definición de una agenda reformista es una cuestión de liderazgo.”
Es decir, la sociedad requiere que alguien o algo que tenga un liderazgo por encima de las necesidades. Una vuelta clara al despotismo ilustrado preponderante en el siglo XVIII.

Completa lo anterior con la siguiente frase: “Un líder
reformista es justamente el que tiene el valor de proponer reformas y
convencer a la sociedad de su necesidad, a pesar de su (eventual) coste.
” ¿No os suena? Este es el mensaje oído en los últimos años, “hay que reformar, cueste lo que cueste” Justamente lo dicho por este señor en el verano de 2010.

Las reformas que propone en este documento son en cuatro ámbitos, la política y las instituciones, la economía, la sanidad y la educación y los valores.

1. En lo que se refiere a la política y a las instituciones plantea las siguientes soluciones:

  • Una primera, severo recorte de las Administraciones duplicadas y de las funciones solapadas. Tendrá que recortarse más aquello que más ha crecido, i.e.,la Administración Autonómica.
  • Una segunda, el análisis de eficiencia de las transferencias realizadas a granel sin excluir la avocación de algunas al Estado.
  • La tercera, el catálogo de competencias intransferibles e indelegables.

2. En cuanto a la economía establece tres puntos calientes que tendrían que ser reformados;

  • El sistema de pensiones públicas. La gran pregunta es cómo se transita ordenadamente hacia un sistema mixto, siendo el sistema que, más mayoritariamente, es considerado por la opinión pública, como intocable
  • La cobertura del desempleo y la regulación laboral. La reforma de este elemento concita menos resistencia en la población, por considerar que hay un abundante desempleo falso y una cierta pereza laboral. Todo ello abre un espacio de expectativa social que –si es bien gestionado políticamente- puede hacer la reforma laboral mucho más digerible de lo que en general se anticipa.
  • Los servicios sociales básicos.

– En Sanidad se considera, que a pesar del rechazo a recortar en inversión pública, que la gestión es manifiestamente mejorable. La mejora de la gestión puede venir de la mano de una racionalización de la sobreexplotación de los recursos, del abuso de la atención primaria y, sobre todo, del gasto en medicamentos. Y resulta mayoritario el apoyo a la recuperación de competencias estatales en la gestión sanitaria.

– En Educación, que en su opinión, merece un tratamiento aparte, no es una exageración afirmar que se trata de la reforma más importante que la sociedad española debe afrontar. Y he aquí el meollo de la cuestión “Pero la reforma educativa no es sólo una
cuestión de recursos ni siquiera lo es –aquí y ahora- principalmente. Los parámetros fundamentales de la reforma educativa tienen que ver, antes que con cualquier otra cosa, con los valores.”
Y afirma sin el más mínimo rubor, “El fracaso de que damos cuenta es específicamente político en cuanto deriva no sólo de un marco legal inadecuado (que también), sino asimismo de una deriva “democrática” equivocada que ha erosionado las bases del sistema y ha pervertido su funcionamiento” porque, entre otras cosas hay un “concepto abusivo e invasivo de Comunidad Escolar. Idea de co-gobierno
(padres, alumnos, docentes, no docentes…). La Comunidad educativa no puede ser una Comunidad democrática, porque el proceso educativo no es democrático.”
Y desde luego que su reflexión particular sobre la educación se remata con la siguiente afirmación: “En este campo sí que se aplica la famosa boutade de Rahm Emmanuel
sobre la crisis: “No podemos dejar escapar una crisis tan buena ”. Porque, en efecto, la crisis ha servido para poner de manifiesto las verdaderas consecuencias prácticas del fracaso educativo.”

3. En cuanto a los valores reconoce que reformar el sistema de valores no es cuestión de leyes, pero si se puede hacer algo.

– Restablecer la legitimidad social de un sistema de valores de
inspiración humanista, de valoración de la vida, de sensibilidad a cuestiones tales como la sexualidad responsable, las consecuencias del suicidio demográfico al que nos encaminamos, sí que es compatible con una concepción liberal y democrática.

– Sin duda en este terreno, no es un tema menor el del restablecimiento de una visión positiva de la identidad nacional.

Por las anteriores ideas y propuestas se puede comprobar que el Sr. Wert tiene un peso específico dentro del ideario del Partido Popular mucho más allá de lo que representa en el conjunto del gobierno. Él es el soporte ideológico del sector mas neoliberal del PP, como es todo el entorno de Aznar y la Fundación FAES que éste preside. En la propia web de la fundación se define asi misma como un “think tank” que no tiene una traducción directa al español pero que nos recuerda que se trata de un grupo de presión y/o estudios. Indudablemente en estas líneas podemos ver reflejadas las acciones que está poniendo en marcha el gobierno del Partido Popular, que aprovecha la oportunidad de la crisis para imponer las reformas más ideológicas, más allá de la propia economía, o mejor dicho en función de la economía. Es como se demuestra que el objetivo no declarado de esta crisis no era otro que de la oportunidad para las reformas de corte neoliberal que retrotraigan el mundo a situaciones ya superadas.

En el dia de hoy Concha Caballero publica su artículo semanal en el peridódico El País y se lo dedica al que llama “El catecismo de Wert”. Es una oportunidad de contrastar la opinión de Concha con todo el contenido del curso que he hecho referencia a lo largo de este arículo.

Para terminar un texto de alguien que nada tiene que ver con el ministro Wert y que también tuvo responsabilidades directas sobre la educación en su país, Brasil y en concreto en Sao Paulo, Paulo Freire dice en su libro “Politica y Educación (1992)”

“”Como no hay educación sin una política educativa que establezca prioridades, metas, contenidos, medios, y se impregne de sueños y utopías, creo que no haría ningún mal que en este encuentro soñáramos un poco. Que nos aventurásemos un poco, que corriéramos el riesgo de pensar en ciertos valores concretos que pudieran ir incorporándose a nosotros y a los anhelos de ciudades educativas en este fin de siglo que ya estamos viviendo y que es también fin de milenio.

Uno de esos sueños por los que luchar, sueño posible pero cuya concreción requiere coherencia, valor, tenacidad, sentido de justicia, fuerza para luchar, de todos y todas los que a él se entreguen, es el sueño de un mundo menos feo, en el que disminuyan las desigualdades, en el que las discriminaciones de raza, de sexo, de clase sean señales de vergüenza y no de afirmación orgullosa o de lamentación puramente engañosa. En el fondo es un sueño sin cuya realización la democracia de la que tanto se habla, sobre todo hoy, es una farsa.”

1

comentarios

comentar

1 - Hola, soy internet y vengo del futuro » AraInfo 24.07.2014 - 7:09

[…] que tienen que ver con la cultura. No nos olvidemos que el autor intelectual de esta reforma es el CT mayor del reino: Wert. Hay un miedo real y palpable, que se traduce en desconocimiento y rechazo, a todo lo que ponga en […]

comentar

Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo

Acerca de jochimet
El blog jochimet está hecho con Wordpress 4.8.4 para ZEMOS98.
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: